miércoles, 26 de diciembre de 2007

ALEJANDRO ROMUALDO/ PENSIÓN DE GRACIA

Señor Doctor
ALAN GARCÍA PÉREZ
Presidente Constitucional de la República
PRESENTE.-
Asunto: PENSIÓN DE GRACIA PARA ALEJANDRO ROMUALDO VALLE, POETA
De nuestra especial consideración:
Los que suscribimos, intelectuales, escritores y artistas peruanos, nos dirigimos a usted con todo respeto con el objeto de manifestarle lo siguiente.

ALEJANDRO ROMUALDO VALLE, uno de los más importantes y valiosos poetas nacidos en el Perú acaba de cumplir 81 años de edad. No obstante sus años y las vicisitudes que esto acarrea es vigoroso, como los trascendentales productos de su talento poético que desde su lejana juventud ha venido ofreciendo a nuestro pueblo. Desde "La torre de los alucinados", su primer poemario, ha sumado una serie de volúmenes que han sido muestra indiscutible de calidad, de limpieza espiritual y de amor y entrega indoblegable por nuestra patria y su gente. No obstante su innegable militancia en aquel partido que no tiene patrones, padrones ni carnés (el partido de la solidaridad con los oprimidos, el de la identificación con sus dolores, luchas y esperanzas), nuestro poeta no ha circunscrito mezquinamente su trabajo creador a lo que podríamos llamar verborrea de libelo o desborde de despropósitos. No. Su obra, ahíta de humanidad, ha sido siempre ajena a los perversos sectarismos. Respetuosa del idioma y de las formas y además múltiple en sus propuestas, nos ha ayudado –reconozcámoslo- a fortalecer nuestra dignidad de peruanos.
El poema acaso más conocido y celebrado -usted lo sabe muy bien- es "Canto Coral a Túpac Amaru que es la Libertad", un bello texto que, a partir del emocionado homenaje reivindicatorio de uno de nuestros más gloriosos precursores revolucionarios, quiso ser, y lo consiguió, una suerte de arenga esperanzadora para este pueblo maltratado: una suerte de estímulo para que la recilencia, esa capacidad de levantarse como Ave Fénix y sobreponerse a las más adversas circunstancias, forme parte del espíritu de los peruanos. Gracias a él, más que esa manida y medio envilecida expresión "sí se puede", los peruanos estamos en condiciones de gritar que a nuestra patria "¡no podrán matarla!" y que, ante el oprobio y la mendacidad, resucitará permanentemente.
Nuestro poeta, señor Presidente, necesita que el país de sus sueños y desvelos, de su trabajo y reflexión y de su esperanza, lo apoye. Sabemos que hay un expediente desplazándose por algunas dependencias del Estado con el cual se aspira a que Alejandro Romualdo Valle pueda recibir una Pensión de Gracia, conforme a la Ley 27747 y su Reglamento aprobado por Decreto Supremo 107-2002-PCM (en cuyo Art. 3ª el autor de “Cómo Dios manda” se encuentra plenamente incurso, lo cual abona en su favor). Sabemos, además, que es excesivo el tiempo que desde su inicio ha transcurrido y también que, aparentemente, son absurdas las razones o pretextos de esta dilación.
No quisiéramos que Alejandro Romualdo, que es uno de los más dignos de nuestros poetas, se convierta en víctima de la indiferencia y la desidia de la burocracia sin alma. Apoyémosle, señor Presidente, porque así estaremos reconociendo que el Perú sabe ser merecedor de sus creadores y que no es la madrastra de sus poetas.
En nombre de la cultura y, cómo no, de los derechos humanos de alguien (nuestro poeta) que con justa razón debe estar sintiéndose maltratado y exluido, le solicitamos tenga a bien interponer sus buenos oficios como primera prioridad, en este caso que no sólo es de interés personal sino de sensible trascendencia nacional. Y que, sin mayores demoras, se le otorgue la Pensión de
Gracia a que tiene absoluto derecho.
Muy atentamente,
INTELECTUALES, ESCRITORES POETAS Y ARTISTAS DEL PERU Y DEL EXTRANJERO:VIOLETA CARNERO HOKE, PERIODISTA
ROSINA VALCARCEL, ESCRITORA, DNI 07330070BERNARDO RAFAEL ALVAREZ, ESCRITOR, DNI 25487055WINSTON ORRILLO LEDESMA, ESCRITOR, DNI 06031515JULIO CARMONA, ESCRITOR, ESCULTORCARLOS OSTOLAZA R., PINTOR DNI 06258855SANDRO CHIRI, ESCRITOR,OSCAR MÁLAGA, ESCRITORJUAN CRISTOBAL, ESCRITORTULIO MORA, POETA Y ESCRITORTEOFILO GUTIERREZ JIMÉNEZ, ESCRITORJESUS CABEL MOSCOSO, ESCRITOR
MONTSERRAT ALVAREZ, POETAJULIO HEREDIA, ESCRITOR
MANUEL JESÚS ORBEGOSO, PERIODISTAJUAN BENAVENTE, ESCRITORRODOLFO YBARRA, POETAFRANSILES GALLARDO PLASENCIA, ESCRITORJOSE ROUILLON DELGADO, FORO-RED PAULO FREIRE-PERUCLORIDELDE RAMAL CRUCHAGA, CATEDRATICA UNMSMJAIME GUADALUPE BOBADILLA, POETA, DNI 09083770RAÚL ISMAN (DESDE ARGENTINA)WALTER SAAAVEDRA, ANTROPOLOGO
JORGE ALVAREZ BOCANEGRA, ACTOR
ROSSELLA DI PAOLO, POETA
MARITZA VILLAVICENCIO, HISTORIADORA
FERNANDO ZULOAGA, INGENIERO GEÓLOGO
JUAN CARLOS LÁZARO, ESCRITOR Y PERIODISTA
ADOLFO VENEGAS JARA, ESCRITOR , FOTÓGRAFODEBORA ALVARADO, INTELECTUALGUILLERMO REBAZACARLOS PONGO H., ESCRITORINGRID STORGEN, COMUNICADORA SOCIALCRISTINA CASTELLO, POETA Y PERIODISTA ARGENTINADJRAQUEL BUJEDO, POETA Y PERIODISTA ARGENTINALUIS DANIEL DE URQUIZA, ARGENTINOMARIO MALPARTIDAADOLFO VENEGAS, ESCRITOR , FOTÓGRAFOJUAN HUAYLUPO ALCÁZAR, INTELECTUAL
HÉCTOR ÑAUPARI, POETA, DNI 07479806MELINA ALFAROROGER SANTIBÁÑEZ VIVANCO, ESCRITORANGEL GAVIDIA, ESCRITORJOSÉ ROSPIGLIOSI, INTELECTUALMAYNOR FREYRE BUSTAMANTE, ESCRITOR Y PERIODISTAMIGUEL ARAGÓN, TÉCNICO CONSTRUCTOR, DNI 10312728 GLADYS BASAGOITIA DAZZA, ESCRITORA Y BIÓLOGAANA DAGLIO, TRADUCTORA, ARGENTINAMIGUEL ARAGÓN, INTELECTUALDORIS PUENTE. POETALUIS ANAMARÍA CHAVARRIA, ESCRITOR, 08819474JUAN CARLOS SÁNCHEZ, ESCRITOR- ARGENTINA
MARÍA TERESA VÁSQUEZ NAMUCHE - MÉDICA. D.N.I. 08546668
SILVIA VIDALÓN, POETA DECLAMADORA, PINTORA
PATRICIA DEL VALLE CÁRDENAS, POETA
ENRIQUE SANCHEZ HERNANI, POETA Y PERIODISTA
MANUEL MOSQUERA, POETA, PERIODISTA Y ANTROPÓLOGO
ANGELICA ARANGUREN
BERTHA ROJAS LÓPEZ, ESCRITORA
CARLOS GARAYAR, ESCRITOR Y CATEDRÁTICO
WILLY GOMEZ, POETA
RUTH HURTADO, PROMOTORA CULTURAL Y POETA
MARIO CARRION ASTETE, PERIODISTA
EDWIN SARMIENTO, PERIODISTA
MIGUEL PACHAS ALMEIDA
ANGELICA ARANGUREN PAZ, ANTROPOLOGA
HILDA TÍSOC LINDLEY (INTELECTUAL)
RICARDO MELGAR BAO (INTELECTUAL)
YOLANDA PRADA, POETA
JORGE DÍAZ HERRERA, NARRADOR
RICARDO PAREDES VASALLO, POETA
RICARDO SANTIAGO MUSSE CARRASCO, POETA
ROQUE ROJAS BABILONIA
ANAMARÌA INTILI
VÍCTOR HUGO ALVÌTEZ MONCADA POETA Y GESTOR CULTURAL
BLANCA CASTRO QUIROZ
ARMANDO ARTEAGA NUÑEZ, ESCRITOR
MARTIN GUERRA, ESCRITOR Y DIFUSOR CULTURAL
JUAN DIEGO, ESCRITOR Y DIFUSOR CULTURAL
JOSE PANCORBO, POETA
OSWALDO REYNOZO DIAZ, ESCRITOR
ROCIO SILVA SANTISTEBAN, ESCRITORA
JUAN MORILLO, ESCRITOR
BETHOVEN MEDINA SANCHEZ
Adhesión:
GONZALO ESPINO RELUCÉ
Profesor Principal UNMSM
DNI 07207593.








C.C: CONGRESO DE LA REPUBLICA; MINISTERIO DE EDUCACIÓN; INSTITUTO NACIONAL DE CULTURA; DEFENSORÍA DEL PUEBLO

viernes, 14 de diciembre de 2007

Kay muchik runachan rimayta muna Defensa de la tesis doctoral Etnopoética quechua de Gonzalo Espino Relucé en San Marcos




Este hombrecito moche defiende su tesis doctoral


Etnopoética quechua





El martes 11 de diciembre tal como autorizó en Consejo de Facultad, se sustentó la tesis doctoral Etnopoética quechua. Textos y tradición oral quechua para optar el grado de doctor en Literatura Peruana y Latinoamericana por la Univesidad Nacional Mayor de San Marcos. El Jurado estuvo conformado por los doctores y las doctoras Martha Barriga (Presidenta de Jurado); Carlos Eduardo Zavaleta (Jurado Informante); Carlos García-Bedoya Maguiña (Jurado Informante), Marcos Martos (Asesor de mi tesis) y Isabel Gálvez A (Miembro de Jurado). La defensa comenzó a las 12.30 y terminó a las 15 h. Fue en acto público tal como se estila en la Facultad de Letras y asistieron estudiantes, intelectuales, colegas, amigos y público en general. Se tanscribe acontinuación el ofertorio de que hizo Gonzalo Espino:


Buenos tardes, estimados miembros del Jurado, señora presidenta del Jurado, estimados maestros, maestras, pido permiso para hablar.



¿Imaynallam kashankichis? Ñuqaqa amautakuna, ducturkunapa, licenciallanwan rimaykusa.




Cerru Miradur, waka Tulapi, apu Pachacamac, apu Qarwarasu, apu Ausangate, hamuychik qamkuna kamaqnikikunawan kallpachakunaypaq. Kay pisilla yachaq runataq yanapaykuychik allinta rimaykunanpaq.


Kay muchik runachan rimayta munan runa simipi rimakuykunamanta qilqakunamanta, takikuykunamanta willakuykunamanta. Takikuy yuyasqakunamanta musuq takikunawan, willakuy yuyasqakunamanta, musuq willanakunawan.


Chay Runa Yndio qilqahinaspa nisqanpi: “kaypim churani kay huk yayayuq Guarocheri ñisqap machunkunap kawsasqanta”. Runapa kusikuynimanta, llakikuynimanta, atinakusqanmanta, amawtakunapa waranqa waranqa watan awasqankupi.

Nuqa wakcha runacha, llaqatakunapa kausakuninmanta rimayta munani.

Taytamamallakuna, panallakuna wayqillakuna, masillakuna, kay runapaq siminmanta tisiqyuq Itnupwyitica qwichwa, uyariykuychik kay llankayniyta.





Cerro Mirador, huaca Tulape, apu Pachacamac, apu Karhuarazo, apu Ausangate, este hombrecito de poco saber, te pide que lo alumbres, que le des un poquito de luz para hablar de los cantos, de los cuentos de runas, de los hombres que dicen no tienen escritura, de los hombres que tienen el corazón del recuerdo. La memoria de sus tiempos. Con estas palabras desea hablar un hombre de las comarcas de los moches, que ha viajado por el mundo de los quechuas, con mucha humildad se presenta para defender estas escrituras, estas formas, queridos doctores, queridos maestros. Allin allinta.




Concluida la defensa de la tesis. El Jurado deliberó y aprobó esta tesis con la nota de Sobresaliente.










Incorporación al cuerpo de doctores del claustro sanmarquino












miércoles, 5 de diciembre de 2007

Gabriel García Márquez Cien años de soledad (Caza de citas 12)


Gabriel García Márquez
Cien años de soledad
(fragmento)
Cuando Aureliano lo conoció tenía dos cajones llenos de aquellas páginas abigarradas que de algún modo hacían pensar en los pergaminos de Melquíades, y desde entonces hasta cuando se fue había llenado un tercero, así que era razonable pensar que no había hecho nada más durante su permanencia en Macondo. Las únicas personas con quienes se relacionó fueron los cuatro amigos, a quienes les cambió por libros los trompos y las cometas, y los puso a leer a Séneca y a Ovidio cuando todavía estaban en la escuela primaria. Trataba a los clásicos con una familiaridad casera, como si todos hubieran sido en alguna época sus compañeros de cuarto, y sabia muchas cosas que simplemente no se debían saber, como que San Agustín usaba debajo del hábito un jubón de lana que no se quitó en catorce años, y que Arnaldo de Vilanova, el nigromante, se volvió impotente desde niño por una mordedura de alacrán. Su fervor por la palabra escrita era una urdimbre de respeto solemne e irreverencia comadrera. Ni sus propios manuscritos estaban a salvo de esa dualidad. Habiendo aprendido el catalán para traducirlos, Alfonso se metió un rollo de páginas en los bolsillos, que siempre tenía llenos de recortes de periódicos y manuales de oficios raros, y una noche los perdió en la casa de las muchachitas que se acostaban por hambre. Cuando el abuelo sabio se enteró, en vez de hacerle el escándalo temido comentó muerto de risa que aquel era el destino natural de la literatura. En cambio, no hubo poder humano capaz de persuadirlo de que no se llevara los tres cajones cuando regresó a su aldea natal, y se soltó en improperios cartagineses contra los inspectores del ferrocarril que trataban de mandarlos como carga, hasta que consiguió quedarse con ellos en el vagón de pasajeros. «El mundo habrá acabado de joderse -dijo entonces- el día en que los hombres viajen en primera clase y la literatura en el vagón de carga.» Eso fue lo último que se le oyó decir.
Tomado:
Gabriel García Márquez, Cien años de soledad. Ed. conmemorativa. Asociación de Academias de la Lengua Española, 2007.
Lectura recomendada:
Pedro Luis Barcía, "Cien años de soldad en la novela hispanoamerica" en Cien años de soledad. ed. comemorativa; pp. 477-494.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Gabriel García Márquez, Cien años de soledad (Caza de citas 11)


Gabriel García Márquez
Cien años de soledad
(fragmento)
Dos horas después, su padre fue a buscarla al costurero. «Prepare sus cosas -le dijo-. Tiene que hacer un largo viaje.» Fue así como la llevaron a Macondo. En un solo día, con un zarpazo brutal, la vida le echó encima todo el peso de una realidad que durante años le habían escamoteado sus padres. De regreso a casa se encerró en el cuarto a llorar, indiferente a las súplicas y explicaciones de don Fernando, tratando de borrar la quemadura de aquella burla inaudita. Se había prometido no abandonar el dormitorio hasta la muerte, cuando Aureliano Segundo llegó a buscarla. Fue un golpe de suerte inconcebible, porque en el aturdimiento de la indignación, en la furia de la vergüenza, ella le había mentido para que nunca conociera su verdadera identidad. Las únicas pistas reales de que disponía Aureliano Segundo cuando salió a buscarla eran su inconfundible dicción del páramo y su oficio de tejedora de palmas fúnebres. La buscó sin piedad. Con la temeridad atroz con que José Arcadio Buendía atravesó la sierra para fundar a Macondo, con el orgullo ciego con que el coronel Aureliano Buendía promovió sus guerras inútiles, con la tenacidad insensata con que Úrsula aseguró la supervivencia de la estirpe, así buscó Aureliano Segundo a Fernanda, sin un solo instante de desaliento. Cuando preguntó dónde vendían palmas fúnebres, lo llevaron de casa en casa para que escogiera las mejores. Cuando preguntó dónde estaba la mujer más bella que se había dado sobre la tierra, todas las madres le llevaron a sus hijas. Se extravió por desfiladeros de niebla, por tiempos reservados al olvido, por laberintos de desilusión. Atravesó un páramo amarillo donde el eco repetía los pensamientos y la ansiedad provocaba espejismos premonitorios. Al cabo de semanas estériles, llegó a una ciudad desconocida donde todas las campanas tocaban a muerto. Aunque nunca los había visto, ni nadie se los había descrito, reconoció de inmediato los muros carcomidos por la sal de los huesos, los decrépitos balcones de maderas destripadas por los hongos, y clavado en el portón y casi borrado por la lluvia el cartoncito más triste del mundo: Se venden palmas fúnebres. Desde entonces hasta la mañana helada en que Fernanda abandonó la casa al cuidado de la Madre Superiora apenas si hubo tiempo para que las monjas cosieran el ajuar, y metieran en seis baúles los candelabros, el servicio de plata y la bacinilla de oro, y los incontables e inservibles destrozos de una catástrofe familiar que había tardado dos siglos en consumarse. Don Fernando declinó la invitación de acompañarlos. Prometió ir más tarde, cuando acabara de liquidar sus compromisos, y desde el momento en que le echó la bendición a su hija volvió a encerrarse en el despacho, a escribirle las esquelas con viñetas luctuosas y el escudo de armas de la familia que habían de ser el primer contacto humano que Fernanda y su padre tuvieran en toda la vida. Para ella, esa fue la fecha real de su nacimiento. Para Aureliano Segundo fue casi al mismo tiempo el principio y el fin de la felicidad.

martes, 20 de noviembre de 2007

G.García Márquez, Cien años de soledad (Caza de citas 10)


Gabriel García Márquez
Cien años de soledad
(fragmento)


Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarías con el dedo.
Bibliografía:
García Márquez, Gabriel.
Cien años de soledad. Buenos Aires, Ed. Sudamericana, 1967. Ed. Conmemorativa. Real Academia Española, Asociación de Academias de la Lengua Española, 2007 (Texto reivsado por el autor).

Vargas Llosa, Mario. García Márquez: Historia de un deicidio. Barcelona, Barral Editores, 1971.

Apuleyo Mendoza, Plinio. El olor de la guayaba. Plinio Apuleyo Mendoza y Gabriel García Márquez. Barcelona, Ed. Mondadori, 1994

Lectura recomendada: Claudio Guillén, "Algunas literariedades de Cien años de soledad", Ed. Conmemorativa, pp. xcvii-cxxvi

Dostoievski, Crimen y Castigo (Caza de citas 9)


Fiódor M. Dostoievski
Crimen y Castigo
Epílogo, ii
(Fragmento)
De pronto, junto a él, apareció Sonia. Acercóse con paso apenas perceptible y se sentó a su lado. Era muy temprano; el fresco matinal aún no se había mitigado. Ella llevaba puesto un pobre y viejo albornoz y pañolito verde. Su cara mostraba aún huellas de la enfermedad, había adelgazado, quedóse pálida, demacrada. Sonrióse afectuosa y alegre; pero, según su costumbre, tendióle con timidez la mano.
Siempre le tendía su mano con timidez, a veces hasta no se la daba en absoluto, cual temerosa de un desaire. Él siempre parecía acogerla con contrariedad, a veces guardaba un silencio obstinado todo el tiempo de su visita. Sucedía que ella temblaba delante de él y se iba hondamente apesadumbrada. Pero ahora sus manos no se soltaron; él le lanzó una ligera y rápida mirada; nada dijo, y bajó al suelo la vista. Estaban solos; nadie los veía. El centinela se había alejado en aquel momento.
Cómo fue aquello, ni ellos mismo lo sabían; pero de pronto algo pareció cogerlo y echarlo a los pies de ella. Lloraba y abrazaba sus rodillas. En el primer instante asustóse ella enormemente, y toda su cara se semejó a la de una muerta. Saltó de su sitio y, temblorosa, quedósele mirando. Pero inmediatamente, en aquel mismo instante comprendió todo. En sus ojos resplandeció infinita felicidad; comprendía, y ya para ella no había duda de que él la amaba, la amaba infinitamente, y que había llegado por fin el momento.
Quisieron hablar, pero no les fue posible. Lágrimas había en sus ojos. Ambos estaban pálidos y flacos; pero en aquellos rostros enfermizos y pálidos refulgía ya la aurora de un renovado porvenir, de una plena resurrección a nueva vida. Los resucitaba el amor, el corazón del uno encerraba infinitas fuentes de vida para el corazón del otro.
Resolvieron aguardar y tener paciencia. A él le faltaban todavía siete años; y hasta entonces, ¡cuánto tormento insufrible y cuánta infinita dicha! ¡Para él había resucitado y lo sabía, lo sentía con todo su ser renovado y ella..., ella vivía únicamente de la vida de él!
Versión recomenda: Dostoievski, Fiódor Mijáilovich. Crimen y Castigo. Trad. del ruso por Rafael Cansinos Assens. Ed. Planeta, 2000.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Dostoievski, Crimen y Castigo (Caza de citas 8)




Fiódor M. Dostoievski
Crimen y castigo
Cuarta parte
iv
(fragmento)
‑Vine a decirle una cosa ‑declaró, de pronto, Raskólnikov con voz bronca y frunciendo el ceño; se levantó y se llegó a Sonia. Ésta, en silencio, alzó hasta él la mirada. La de él era especialmente adusta y delataba algo así como una resolución salvaje.
‑Yo dejé hoy a mi familia –dijo-, a mi madre y a mi hermana. No volveré yo a su lado. He roto con ellas.
‑¿Por qué? –inquirió toda asombrada Sonia. Su reciente encuentro con su madre y su hermana había dejado extraordinaria impresión, aunque confusa para ella misma. La noticia escuchóla casi con espanto.
‑Yo ahora no tengo a nadie más que a ti –añadió él ‑. Vivamos juntos. Yo he venido a buscarte. ¡Los dos estamos malditos, pues, unámonos!
Los ojos le centelleaban: “Parece un loco”, pensó Sonia a su vez.
‑¿Adónde ir? ‑preguntó asustada, e involuntariamente retrocedió
‑¿Lo sé yo! Sólo sé que hemos de seguir un mismo camino, eso es lo que sí sé… ¡Nada más que eso! ¡Un mismo fin!
Ella le miraba y no le comprendía. Comprendía únicamente que él era terrible, infinitamente desgraciado.
‑Ninguno de ellos te comprenderá nunca si les hablas –continuó-, pero yo te comprendo. Tú eres necesaria, por eso vine a buscarte.
‑No comprendo… ‑balbuceó Sonia.
‑Luego comprenderás. ¿Acaso no has hecho tú lo mismo que yo?
Tomado de:
Dostoievski, Fiódor Mijáilovich. Crimen y castigo. Introducción de Carlos Pujol. Trad. del
ruso por Rafael Cancinos Asens. Barcelona, Ed. Planeta, 2000
Lectura básica:
Bajtin, Mijail. Problemas de la poética de Dostoievski. Trad. Tatiana Bubnova. México, Fondo de Cultura Económica, 1986
.

domingo, 28 de octubre de 2007

Saniel Lozano, Alfarero, Cometa de papel/ Ciruelo de fraile 1

Los cuentos del tío Saniel


Saniel Lozano ha vuelto ha retomar una veta. La de la tradición oral, esta vez es la versión del tío Saniel. Tío es la expresión de cariño con que se conoció a uno de los más maravillosos narradores del norte del Perú. Me refiero al tío Lino, que según todos los datos vivió a fines del siglo xix y cuyos relatos se propagaron desde las alturas de la cuenca del río Chicama. El libro que nos alcanza lleva por título Cuentos de mi padrino y otras mentiras (Trujillo, Papel de Viento eds, 2007). El tío Saniel se muestra como un narrador de garra, es, si se quiere, un fabulador de ternezas y de invenciones, cómo podía ser de otro modo. Asume un primera persona narrativa que goza en interpelar a su oyentes (en realidad, lectores) creando la virtualidad de un encuentro entre el narrador y su auditorio. Lo que le interesa es su condición de fabulador; el territorio de la palabra narrada se abre para expresar la vieja tradición oral de la región, que lo hemos escuchado del tío Lío o Poncho Negro (El león de la chorrera, El perro volteado, El puma come gente); al mismo se burla de la tecnología y de las imágenes de la modernización en sus máquinas (“La máquina saca-manteca” o “La máquina que deslonjaba chachos”) y la apertura un universos más allá de la pequeña aldea, que tendrá razón de ser los relatos, referidas, sobre todo, a instancias o momentos del tiempo que implican estar fuera de la pequeña aldea. Cuenta, con gracia y humor, como solo un viejo narrador oral lo sabe hacer. Y no olvida esas palabras, la ternura que encarna volver sobre el tejido de nuestros viejos relatos hoy revitalizados por Saniel Lozano.





Cuentos de mi padrino y otras mentiras de Saniel Lozano Alvarado, puede solicitarlo a Papel de Viento Editores, y pertenece a la colección Pequeña Biblioteca de Literatura Regional, que dirige Alejandro Benavides. Correo: papeldeviento@hotmail.com







Alfarero de Trujillo

Alfarero, revista de cuento y poesía. En Trujillo y desde junio esta revista, de formato de sencillo y dirigida por el poeta y animador cultural Diómedes Morales Salazar, ha entrado en circulación para dar cuenta de la rica producción literaria de La Libertad. En el número uno, de junio, se leen los trabajos de Róger Lázaro Inca; José Valverde Llajaruna, Luis Cabos Yépez; Evelia Salazar Castillo; Alfonso Sánchez Mendoza y Diómedes Morales, que se revela con cuentista. En setiembre apareció el segundo número: Carlos Prado Muñoz; Eliseo León Pretell, Alfonso Sánchez Mendoza; Oscar Castillo Luis; Jorge Muguerza Plasencia y Diómedes Salazar. Llama la atención en la revista, los textos de Luis Cabos Yépes (“Hoy es el día, tras la noche,/ y vuelvo, de nuevo, a plantar/ mi tienda de combate.”), de quien no leíamos sus trabajos hace algo tiempo y la publicación nos ofrece los poemas inéditos de Evelia Salazar Castillo, escritora contumacina.



Para contacto con Alfarero, dirigirse a poeta@yahoo.es




Cometa de papel




Cometa de papel, revista de poemas y narraciones breves. Una revista que le da al tiempo a la palabra, aquella que se hace para hacer sentir. Más de 50 número publicados y resulta una de las revista más interesantes publicadas en Tacna. El número 53, que estamos comentando y que dirige Luis Alberto Calderón, publica con motivo de XXVI Encuentro Nacional de Literatura Infantil y Juvenil Ciro Alegría, una excelente antología de poesía de arte menor.








Contacto: Urb. Esp. Santo, Italia 298. Tacna – Peru.

sábado, 20 de octubre de 2007

Dostoievski, Crimen y Castigo (Caza de citas 7)



Fiódor M. Dostoievski
Crimen y castigo
Primera parte
iv
(fragmento)


»¿Qué misterio es éste? ¿Dónde está la clave del enigma? La cosa no puede estar más clara: ella no se vendería jamás por sí misma, por su bienestar, ni siquiera por librarse de la muerte. Pero lo hace por otro; se vende por un ser querido. He aquí explicado el misterio: se dispone a venderse por su madre y por su hermano... Cuando se llega a esto, incluso violentamos nuestras más puras convicciones. La persona pone en venta su libertad, su tranquilidad, su conciencia.
"Perezca yo con tal que mis seres queridos sean felices." Es más, nos elaboramos una casuística sutil y pronto nos convencemos a nosotros mismos de que nuestra conducta es inmejorable, de que era necesaria, de que la excelencia del fin justifica nuestro proceder. Así somos. La cosa está clara como la luz.
»Es evidente que en este caso sólo se trata de Rodion Romanovitch Raskolnikof: él ocupa el primer plano. ¿Cómo proporcionarle la felicidad, permitirle continuar los estudios universitarios, asociarlo con un hombre bien situado, asegurar su porvenir? Andando el tiempo, tal vez llegue a ser un hombre rico, respetado, cubierto de honores, e incluso puede terminar su vida en plena celebridad... ¿Qué dice la madre? ¿Qué ha de decir? Se trata de Rodia, del incomparable Rodia, del primogénito. ¿Cómo no ha de sacrificar al hijo mayor la hija, aunque esta hija sea una Dunia? ¡Oh adorados e injustos seres! Aceptarían sin duda incluso la suerte de Sonetchka, Sonetchka Marmeladova, la eterna Sonetchka, que durará tanto como el mundo. Pero ¿habéis medido bien la magnitud del sacrificio? ¿Sabéis lo que significa? ¿No es demasiado duro para vosotras? ¿Es útil? ¿Es razonable? Has de saber, Dunetchka, que la suerte de Sonia no es más terrible que la vida al lado del señor Lujine. Mamá ha dicho que no es éste un matrimonio de amor. ¿Y qué ocurrirá si, además de no haber amor, tampoco hay estimación, pues, por el contrario, ya existe la antipatía, el horror, el desprecio? ¿Qué me dices a esto...? Habrá que conservar la "limpieza". Sí, eso es. ¿Comprendéis lo que esta limpieza significa? ¿Sabéis que para Lujine esta limpieza no difiere en nada de la de Sonetchka? E incluso es peor, pues, bien mirado, en tu caso, Dunetchka, hay cierta esperanza de comodidades, de cosas superfluas, cierta compensación, en fin, mientras que en el caso de Sonetchka se trata simplemente de no morirse de hambre. Esta "limpieza" cuesta cara, Dunetchka, muy cara. ¿Y qué sucederá si el sacrificio es superior a tus fuerzas, si te arrepientes de lo que has hecho? Entonces todo serán lágrimas derramadas en secreto, maldiciones y una amargura infinita, porque, en fin de cuentas, tú no eres una Marfa Petrovna. ¿Y qué será de mamá entonces? Ten presente que ya se siente inquieta y atormentada. ¿Qué será cuando vea las cosas con toda claridad? ¿Y yo? ¿Qué será de mí? Porque, en realidad, no habéis pensado en mí. ¿Por qué? Yo no quiero vuestro sacrificio, Dunetchka; no lo quiero, mamá. Esta boda no se llevará a cabo mientras yo viva. ¡No, no lo consentiré!»
De pronto volvió a la realidad y se detuvo.
«Dices que la boda no se celebrará, pero ¿qué harás para impedirla? Y ¿con qué derecho te opondrás? Tú les dedicarás toda tu vida, todo tu porvenir, pero cuando hayas terminado los estudios y estés situado. Ya sabemos lo que eso significa: no son más que castillos en el aire... Ahora, inmediatamente, ¿qué harás? Pues es ahora cuando has de hacer algo, ¿no comprendes? ¿Y qué es lo que haces? Las arruinas, pues si te han podido mandar dinero ha sido porque una ha pedido un préstamo sobre su pensión y la otra un anticipo en sus honorarios. ¿Cómo las librarás de los Atanasio Ivanovitch y de los Svidrigailof, tú, futuro millonario de imaginación, Zeus de fantasía que te irrogas el derecho de disponer de su destino? En diez años, tu madre habrá tenido tiempo para perder la vista haciendo labores y llorando, y la salud a fuerza de privaciones. ¿Y qué me dices de tu hermana? ¡Vamos, trata de imaginarte lo que será tu hermana dentro de diez años o en el transcurso de estos diez años! ¿Has comprendido?»
Se torturaba haciéndose estas preguntas y, al mismo tiempo, experimentaba una especie de placer. No podían sorprenderle, porque no eran nuevas para él: eran viejas cuestiones familiares que ya le habían hecho sufrir cruelmente, tanto, que su corazón estaba hecho jirones. Hacía ya tiempo que había germinado en su alma esta angustia que le torturaba. Luego había ido creciendo, amasándose, desarrollándose, y últimamente parecía haberse abierto como una flor y adoptado la forma de una espantosa, fantástica y brutal interrogación que le atormentaba sin descanso y le exigía imperiosamente una respuesta.
La carta de su madre había caído sobre él como un rayo. Era evidente que ya no había tiempo para lamentaciones ni penas estériles. No era ocasión de ponerse a razonar sobre su impotencia, sino que debía obrar inmediatamente y con la mayor rapidez posible. Había que tomar una determinación, una cualquiera, costara lo que costase. Había que hacer esto o...

El fragmento es tomado de:
Dostoievski, Fiódor Mijáilovich. Crimen y Castigo. Trad. del ruso por Rafael Cansinos Assens. Ed. Planeta, 2000.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Shakespeare, Hamlet V, escena ix (Caza de citas 6)


William Shakespeare
Hamlet
Acto V, escena ix

Laertes.-: No, el traidor está aquí. (Dirá esto sostenido por Enrique.) Hamlet, tú eres muerto… No hay medicina que pueda salvarte: vivirás media hora apenas… En tu mano está el instrumento aleve, bañada con ponzoña su aguda punta… ¡Volvióse en mi daño la trama indigna…! Vesme aquí postrado para no levantarme jamás… Tu madre ha bebido un tósigo. No puedo proseguir… El rey, el rey es el delincuente.

LAERTES

It is here, Hamlet: Hamlet, thou art slain;
I can no more: the king, the king's to blame.


Tomado:
Trad. de Leandro Fernández de Moratín en:
2571/73.http://www.cervantesvirtual.com/FichaObra.html?Ref=10377

http://shakespeare.mit.edu/hamlet/hamlet.5.2.html

domingo, 30 de septiembre de 2007

Shakespeare, Hamlet III, escena viii (Caza de citas 5)

Shakespeare

Hamet

III, escena viii

Hamlet:


Ni seas tampoco demasiado frío: tu misma prudencia debe guiarte. La acción debe corresponder a la palabra, y ésta a la acción, cuidando siempre de no atropellar la simplicidad de la Naturaleza. No hay defecto que más se oponga al fin de la representación, que desde el principio hasta ahora ha sido y es ofrecer a la Naturaleza un espejo en que vea la virtud su propia forma, el vicio su imagen, cada nación y cada siglo sus principales caracteres. Si esa pintura se exagera o se debilita, excitará la risa de los ignorantes; pero no puede menos de disgustar a los hombres de buena razón, cuya censura debe ser para vosotros de más peso que la de toda la multitud que llena el teatro. Yo he visto representar a algunos cómicos, que otros aplaudían con entusiasmo, por no decir con escándalo, los cuales no tenían acento ni figura de cristianos, ni de gentiles, ni de hombres; que al verlos hincharse y bramar no los juzgué de la especie humana, sino unos simulacros rudos de hombres, hechos por algún mal aprendiz. Tan inicuamente imitaban la Naturaleza.



Hamlet.

Be not too tame neither. But let your own discretion be your tutor. Suit the action to the word, the word to the action, with this special observance, that you o'erstep not the modesty of nature. For anything so overdone is from the purpose of playing, whose end, both at the first and now, was and is, to hold, as 'twere, the mirror up to nature; to show virtue her own feature, scorn her own image, and the very age and body of the time his form and pressure. Now, this overdone, or come tardy off, though it make the unskilful laugh, cannot but make the judicious grieve; the censure of the which one must in your allowance, o'erweigh a whole theatre of others. O, there be players that I have seen play, and heard others praise, and that highly, not to speak it profanely, that, neither having the accent of Christians, nor the gait of Christian, pagan, nor man, have so strutted and bellowed that I have thought some of Nature's journeymen had made men, and not made them well, they imitated humanity so abominably.

Tomado:
William Shakespeare, Hamlet edición de Ángel Conejero Dionís-Bayer (Madrid, Cátedra. Letras Unviersales, 2001. ISBN 84-376-1097-4 00 175);
Trad. de Leandro Fernández de Moratín en:
2571/73.http://www.cervantesvirtual.com/FichaObra.html?Ref=10377

Imagen tomada de:

domingo, 23 de septiembre de 2007

Shakespeare, Hamlet I, escena v, v.1-31 (Caza de citas 4)





William Shakespeare

Hamlet




Escena V

Entran el espectro y Hamlet

Hamlet
¿A dónde quieres conducirme? Habla. No he de seguirte más.

Espectro
Escúchame.

Hamlet
Te escucho.

Espectro
Se aproxima la hora
en que he de retornar a las llamas de azufre,
a las llamas de mi tortura.

Hamlet
¡Oh, pobre espectro!

Espectro
No has de compaderceme. Presta sólo atención
a lo que te he de revelar.

Hamlet
Habla. Estoy obligado a escucharte

Espectro
Y a vengarme cuando me hayas oído.

Hamlet
¿Qué dicís?

Espectro
Soy el espectro de tu padre,
condenado a vagar a través de la noche 10
Y ayunar en el día, rodeado de llamas
hasta haber purgado los lamentables crímenes
cometidos en vida, y así extinguirlos.
Si no me prohibieran descubrir secretos de prisión,
te espantaría el alma y congelaría tu sangre joven;
hasría saltar como astros tus ojos de sus órbitas
y quedaría yerta tu rizada cabellera
como púas del airado puercoespín. 20
Mas no se ha de revelar el eterno arcano
a oídos de carne y sangre. ¡Escucha! ¡Oh, Hamlet, óyeme!
Sí es que alguna vez amaste a tu padre…

Hamlet
¡Dios! ¡Dios!

Espectro
… toma venganza de este horrendo asesinato.

Hamlet
¿Asesinato?

Espectro
Asesinato horrendo, como todo asesinato,
Siendo éste el más horrendo y contra natura!

Trad. de Manuel Ángel Conejero Dionís-Bayer.




Hamlet
en la traducción de Fernando deMoratín













Hamlet

Sscene V.

Another part of the platform.

Enter GHOST and HAMLET


HAMLET
Where wilt thou lead me? speak; I'll go no further.

Ghost
Mark me.

HAMLET
I will.

Ghost
My hour is almost come,
When I to sulphurous and tormenting flames
Must render up myself.

HAMLET
Alas, poor ghost!

Ghost
Pity me not, but lend thy serious hearing
To what I shall unfold.

HAMLET
Speak; I am bound to hear.

Ghost
So art thou to revenge, when thou shalt hear.

HAMLET
What?

Ghost
I am thy father's spirit,
Doom'd for a certain term to walk the night,
And for the day confined to fast in fires,
Till the foul crimes done in my days of nature
Are burnt and purged away. But that I am forbid
To tell the secrets of my prison-house,
I could a tale unfold whose lightest word
Would harrow up thy soul, freeze thy young blood,
Make thy two eyes, like stars, start from their spheres,
Thy knotted and combined locks to part
And each particular hair to stand on end,
Like quills upon the fretful porpentine:
But this eternal blazon must not be
To ears of flesh and blood. List, list, O, list!
If thou didst ever thy dear father love--

HAMLET
O God!

Ghost
Revenge his foul and most unnatural murder.

HAMLET
Murder!

Ghost
Murder most foul, as in the best it is;
But this most foul, strange and unnatural.

Fuentes:

Traduccion de Manuel Ángel Conejero viene de Hamlet, William Shakespeare (Madrid, Cáetedra. Letras Unviersales, 2001. ISBN 84-376-1097-4 00 175)

Reproducción digital a partir del microfilm de la edición original de Obras dramáticas y líricas de D. Leandro Fernández de Moratín ... , Tomo III, París, Augusto Bobée, 1825, pp.1-280.Localización: Biblioteca Nacional (España). Sig. R. Puede verse en: 2571/73.http://www.cervantesvirtual.com/FichaObra.html?Ref=10377

La traducción circula en edición de Gabriel Silva Rincón. William Shakespeare, Hamlet. Trad. de Leandro de Moratín. Santafé de Bogota, Panameriana Ed., 1998 (ISB:958-30-0531-2)

El texto en inglés de Hamlet la tomoThe Complete Works of William Shakespeare, página creada por Jeremy Hylton: http://shakespeare.mit.edu/hamlet/index.html


sábado, 15 de septiembre de 2007

Medio ambiente: pulmón o cemento

Lecciones de los/ las adolescentes, el by pass de Venezuela
y la plaza cívica de San Marcos


Los políticos con entusiasmo que hiere la piel celebran sin más los “beneficios” que traerá la minería al país (Majaz), en el especial en el norte del Perú. Incluso son capaces de censurar una emisora local porque no ha trasmitido un spot que no fue suscrito por una autoridad oficial. En el Perú tenemos la experiencia de la Cerro de Pasco, a inicios del siglo xx todavía se apreciaba el intenso verde poblado por una fauna y flora andina; hoy ese mismo paisaje se ve ensombrecido por la desolación y la aridez que nos ha dejado la contaminación minera en el Centro del Perú.

Ejemplar resulta la experiencia de un grupo de estudiantes del colegio Fe y Alegría nº 1 (Lima), que viene desarrollando una campaña de arborización. Cada uno de ellos, cada una de ellas, ha adoptado un árbol, lo cuidan y lo riegan. Quien pase por la avenida Universitaria -a la altura de José Granda- va encontrar esos bellos plantones que todos los días ennegrecen, pero que todos los fines de semanas son salvados por estos chicos y chicas del colegio Fe y Alegría. Regalo que hacen los jóvenes a su cuidad.

Ver: http://www.unmsm.edu.pe/Destacados/contenido.php?mver=62

Desde hace dos semanas el alcalde de Lima exhibe carteles que propagandizan su nueva obra: el by pass de Venezuela con Universitaria. Nadie esta en contra de un trato amable y ordenado en materia de transporte urbano. El problema es que durante el periodo que lleva de su gobierno no ha hecho nada por el mantenimiento de la pista adyacente a la universidad. La Universidad Nacional Mayor de San Marcos con este propecto verá medrado su patrimonio. ¿Por qué el alcalde de Lima no ha aplicado una medida equitativa con las cuatro esquinas que involucra el by pass? Según el diseño que exhibe es San Marcos la gran perdedora. Y asistimos a la muerte de un pulmón de la ciudad, la Plaza Cívica. O es que su actuación, señor Alcalde, resulta similar a la que tuvo la anterior autoridad edil de Lima, me refiero, a lo que ocurrió luego del incendio de Mesa Redonda, donde sin más ni menos, sin consultar ni solicitarlo contruyó un parque en los terrenos de propiedad de nuestra universidad.

Habría que preguntar la validez de la cesión de esta parte del terreno. Se puede seguir maltratando a una universidad mayor, nacional y pública como la nuestra. Y preguntamos, ¿existe acuerdo de la Asamblea Universitaria?, ¿por qué nuestras autoridades han aceptado un trato nada equitativo con San Marcos?

Me quedo con lo que dicen los/ las adolescentes de la experiencia de arborización, que nos dan la lección:

De la naturaleza se puede aprender muchas cosas y es un momento en el que la
gente puede recapacitar, hasta hablan con sus plantas, yo hablo con mi planta


¿Qué le dices?

Su nombre es Esperanza, porque las
áreas verdes son la esperanza del mundo y sin embargo ¿qué hacemos?, no hacemos nada, sabemos que está ahí. Las plantas hacen el intercambio gaseoso y nos dan oxígeno, por eso yo le digo: ‘tú eres la esperanza, y sin ti no podría haber
vida en la Tierra’ ”
(Rocío, Lima/ Fe y Alegría nº 1, Lima, Perú).

viernes, 14 de septiembre de 2007

Dante, Paraíso xxvii, 100-148 (Caza de citas 3)

Dante
Commedia
Paradiso

xxviii,
v. 100-148

Le parti sue vivissime ed eccelse 100
sì uniforme son, ch'i' non so dire
qual Beatrice per loco mi scelse.

Ma ella, che vedea 'l mio disire,
incominciò, ridendo tanto lieta,
che Dio parea nel suo volto gioire: 105

«La natura del mondo, che quieta
il mezzo e tutto l'altro intorno move,
quinci comincia come da sua meta;

e questo cielo non ha altro dove
che la mente divina, in che s'accende 110
l'amor che 'l volge e la virtù ch'ei piove.

Luce e amor d'un cerchio lui comprende,
sì come questo li altri; e quel precinto
colui che 'l cinge solamente intende.

Non è suo moto per altro distinto, 115
ma li altri son mensurati da questo,
sì come diece da mezzo e da quinto;

e come il tempo tegna in cotal testo
le sue radici e ne li altri le fronde,
omai a te può esser manifesto. 120

Oh cupidigia che i mortali affonde
sì sotto te, che nessuno ha podere
di trarre li occhi fuor de le tue onde!

Ben fiorisce ne li uomini il volere;
ma la pioggia continua converte 125
in bozzacchioni le sosine vere.

Fede e innocenza son reperte
solo ne' parvoletti; poi ciascuna
pria fugge che le guance sian coperte.

Tale, balbuziendo ancor, digiuna, 130
che poi divora, con la lingua sciolta,
qualunque cibo per qualunque luna;

e tal, balbuziendo, ama e ascolta
la madre sua, che, con loquela intera,
disia poi di vederla sepolta. 135

Così si fa la pelle bianca nera
nel primo aspetto de la bella figlia
di quel ch'apporta mane e lascia sera.

Tu, perché non ti facci maraviglia,
pensa che 'n terra non è chi governi; 140
onde sì svia l'umana famiglia.

Ma prima che gennaio tutto si sverni
per la centesma ch'è là giù negletta,
raggeran sì questi cerchi superni,

che la fortuna che tanto s'aspetta, 145
le poppe volgerà u' son le prore,
sì che la classe correrà diretta;

e vero frutto verrà dopo 'l fiore».

Basada en la "vulgata" de la edición de Giorgio Petrocchi; tomada de http://www.docushare.it/mediasoft/dante/pages/dantepar.htm


Paraíso,

xxvii. 100-148

Tan excelsa y tan viva en esa esfera, 100
e igual, es cada parte, que no entiendo
en el cuál Beatriz el sitio me escogiera.

Mas ella, mis deseos conociendo,
Comenzó, tan feliz y tan discreta
que a Dios gozarse en ella estaba viendo: 105

“La natura del mundo, que está quieta
en su centro, mas todo en torno mueve,
comienza aquí desde su propia meta;

y este cielo asentarse sólo debe
en la mente divina, en que se enciende 110
el amor por quien gira y virtud llueve.

De luz y amor un cerco lo comprende,
como él a los demás; y a este recinto
el que lo tiñe solamente entiende.

No de otro viene su girar distinto; 115
mas que él mida a los otros fue dispuesto,
cual el diez por su medio y por el quinto.

Y cómo el tiempo tenga en este tiesto
las raíces y en otros dé la frondas.
desde ahora puede serte manifiesto. 120

¡Oh avidez, que en región tan baja afondas
al mortal, que carece del poder
de mirar por encima de tus ondas!

Bien florece en los hombres el querer;
mas la buenas ciruelas de sus huertas 125
estropea el continuo llover.

La inocencia y la fe son descubiertas
sólo en los niños; que huye cada una
antes que las mejillas sean cubiertas.

Tal, balbuciendo todavía, ayuna, 130
que devora, con lengua ya adiestrada,
cualquier clase de cebo en cualquier luna;

tal balbuciendo, oye a su madre amada,
que cuando el habla entera ya maneja
desearía verla sepultada. 135

Cobra negro color y al blanco aleja
la piel que a la hija bella embellecía
del que mañana trae y noche deja.

Mas no te asombre la palabra mía,
y piensa que en la tierra no hay gobiernos; 140
y así el género humano se extravía.

Antes que quede enero sin inviernos
por culpa del centésimo olvidado,
radiarán estos círculos supernos,

y al fin el huracán tan esperado 145
pondrá la popa donde está la prora,
y a la flota en el rumbo deseado;

y Pomona vendrá detrás de Flora”.

Tradución de Ángel Crespo, tomada de Dante Alihieri, Divina Comedia II. Bogotá, Ed. Oveja Negra, 1984.

miércoles, 12 de septiembre de 2007

NUDO (muestra poética)

LOS ESPERAMOS

nudo

muestra poética


juan pablo mejía-paulo peña-
jesús zavala-alex morillo-

dalia espino

viernes 21 de setiembre,

6:00 p.m
en el

taller de poesía de la UNMSM
(Facultad de letras, Ciudad universitaria)

domingo, 9 de septiembre de 2007

Dante, Purgatorio XXX, 49-52 (Caza de citas 2)

Dante

Commedia

II, xxx



Ma Virgilio n'avea lasciati scemi
di sé, Virgilio dolcissimo patre,
Virgilio a cui per mia salute die' mi;
La Commedia secondo l'antica vulgata, curatore Giorgio Petrocchi.


pero Virgilio habíamos privado
de sí mismo, Virgilio, el padre amante,
Virgilio, a quien me había yo entregado;
Comedia, II, tradución de Ángel Crespo.

Ma uirgilio n auea lasciati scemi
di se uirgilio dolcissimo padre
uirgilio ad cui p(er) mia salute die mi
Codice 076 (88) Cortona - Biblioteca Comunale e dell'Accademia Etrusca Carta: 55 Recto, Colonna 2
[Cantica: II Canto: XXX Versi 49-51] Visualizzazione attuale: trascrizione con notazioni filologiche


Ver: Comedia, Infierno, I: 86-87.

Pintura: Dante y su poema, Dominico de Micheline (1460).
Texto tomado de http://www.danteonline.it/

domingo, 2 de septiembre de 2007

Dante, Infierno I, 1-12 (Caza de citas 1)

Caza de citas 1:



Dante Alighieri

Commedia
I, i






Incomincia la Comedia di Dante Alleghieri di Fiorenza, ne la quale tratta de le pene e punimenti de' vizi e de' meriti e premi de le virtù. Comincia il canto primo de la prima parte nel qual l'auttore fa proemio a tutta l'opera.

Nel mezzo del cammin di nostra vita
mi ritrovai per una selva oscura,
ché la diritta via era smarrita. 3

Ahi quanto a dir qual era è cosa dura
esta selva selvaggia e aspra e fort
eche nel pensier rinova la paura! 6

Tant'è amara che poco è più morte;
ma per trattar del ben ch'i' vi trovai,
dirò de l'altre cose ch'i' v' ho scorte. 9

Io non so ben ridir com'i' v'intrai,
tant'era pien di sonno a quel punto
che la verace via abbandonai. 12




COMEDIA
Infierno
(Traducción de Ángel Crespo)


CANTO I

A mitad del camino de la vida
yo me encontraba en una selva oscura,
con la senda derecha ya perdida. 3

¡Ay, pues decir cuál era es cosa dura
esta selva salvaje, áspera y fuerte,
que en el pensar renueva la pavura! 6

Es tan amarga que algo más es muerte:
mas tratar del bien que allí encontré,
diré de cuanto allá me cupo en suerte. 9

Repetir no sabría cómo entré,
Pues me vencía el sueño el mismo día
en que veraz camino abandoné. 12




Codice 074 (Ginevra)


Comincia la comedia di dante alleghieri difirenze nella quale tratta delle pene (et) dellipunimenti de vicii (et) de meriti (et) premii dellevirtuCanto primo della prima parte la qual si chiama Inferno nella quale l autore fa prohemioa tutta l opera





NEl mezo del camin di nostra vita
Mi ritroua<+i0 i> per vna Selua oscura
Che lla diritta via era Smarita 3


E quanto a dire qual [... +i1 era] e cosa dura
<+r1 E>Sta Selua saluagia [. +i1 (et)] Aspra (et) forte
Che nel pensier rinoua la paura 6


Tant e amara che pocho e piu morte
Ma per trattar del ben ch i vi trouai
dirro de l altre cose ch i u o scorte 9


Io non so ben <+i1 ri>dire com v entrai
Tant era pien di sonno a quel punto
Che lla veracie via abandonai 12


Ma poi ch i fui a<+i1 l> pie d un colle giunto
la doue terminaua quella valle

Codice 074 (Bodmer 56) Cologny (Ginevra) - Bibliotheca Bodmeriana Carta: 1 Recto, Colonna 1 [Cantica: I Canto: I Versi 1-14] Visualizzazione attuale: trascrizione con notazioni filologiche

Fuente:

La ilustracion y textos en italiano provienen de: http://www.danteonline.it/
La traducción en español es Ángel Crespo, tomada de Dante Alihieri, Divina Comedia I, Infierno. Trad. Ángel Crespo. Bogotá, Ed. Oveja Negra, 1984.

sábado, 1 de septiembre de 2007

Pasa la voz, concurso de poesía

III CONCURSO DE POESÍA
Prima Fermata Literaria


Bases

1. Pueden participar todos los estudiantes universitarios de pregrado y de institutos de educación superior del país. Los participantes deberán ser no mayores de 28 años hasta el cierre de la convocatoria.
2. Los géneros en los que pueden participar son poesía y prosa poética. El tema, metro y rima son absolutamente libres.
3. Los textos deberán ser inéditos, al igual que los autores. Esto quiere decir que no pueden participar aquellos autores que hayan publicado un libro a título personal hasta el cierre de la convocatoria.
4. Los trabajos deben conformar un grupo de tres (3) poemas como mínimo o cinco (5) poemas como máximo, que deberán ser presentados en Word, formato A4 y fuente Arial 12 ó equivalente.
5. Los trabajos podrán ser enviados mediante una de las dos modalidades, las cuales permitirán una total confidencialidad:
a. Al correo electrónico: primafermata2007@gmail.com adjuntando dos archivos, uno de ellos contendrá: nombre y apellidos, fecha de nacimiento, teléfono (o celular), DNI (u otro documento, según sea el caso), centro de estudios, seudónimo. El otro archivo adjunto contendrá el trabajo del autor, indicando un seudónimo en la parte superior de cada una de sus páginas. Todo envío por correo electrónico tendrá acuse de recibo.
b. A la E.A.P. de Literatura de la UNMSM en un sobre Manila cerrado que consigne en su exterior Prima Fermata Literaria 2007 y el número de su D.N.I. (o de otro documento según sea el caso). En el interior se colocará el trabajo del autor indicando un seudónimo en la parte superior de cada una de sus páginas, con tres copias simples; y un sobre sellado que contenga en su interior: nombre apellidos, fecha de nacimiento, teléfono (o celular), D.N.I. (u otro documento según sea el caso), centro de estudios y seudónimo.
6. Los participantes podrán enviar un solo conjunto de poemas, anulando su participación en caso contrario.
7. No podrán participar los trabajos que tengan compromiso de publicación o estén pendientes de fallo de algún otro concurso. Si esto llegara a ocurrir este trabajo será eliminado inmediatamente del certamen.
8. El cierre de esta convocatoria y la respectiva recepción de trabajos será hasta el 7 de octubre del presente año.
9. Los ganadores de las anteriores versiones del concurso (2005 y 2006) no podrán participar bajo ninguna salvedad.
10. Los jurados del presente concurso serán designados por el Comité Organizador de Prima Fermata Literaria 2007. Ellos se encargarán de dar el veredicto de textos y autores ganadores, entre los cuales no se establecerá jerarquía alguna.
11. Los resultados serán publicados el día domingo 14 de octubre en el blog: http://www.prima-fermata.blogspot.com/. Los textos enviados a la E.A.P de Literatura, que no resulten elegidos podrán recogerse hasta el sábado 24 de noviembre; luego de esta fecha serán incinerados.
12. Los autores que resulten elegidos participarán con la lectura de sus poemas en el recital de poesía Prima Fermata Literaria 2007, que se llevará a cabo el viernes 9 de noviembre del presente año en el Auditorio de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la UNMSM. Además, los textos de los autores elegidos serán publicados conjuntamente bajo la denominación Prima Fermata Literaria 2007, libro que será presentado el mismo día del evento.
13. La presentación de trabajos lleva implícita la aceptación de estas bases, no pudiendo retirarlos hasta el final del evento.14. Cualquier eventualidad no contemplada en la presente será resuelta por el Comité organizador.
SE AGRADECE LA DIFUSIÓN

Lima, junio del 2007Comité Oganizador

jueves, 30 de agosto de 2007

Vamos a Santiago de Chuco, encuentro vallejiano

INSTITUTO DEL LIBRO Y LA LECTURA
INLEC DEL PERÚ
YCAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


CONVOCATORIA

VAMOS A SANTIAGO DE CHUCO

TELÚRICA DE SEPTIEMBRE EN SANTIAGO DE CHUCO

21, 22 y 23 DE SEPTIEMBRE, AÑO 2007

Informes e inscripciones:
Aragón 157, La Macarena. La Perla, Callao.Teléfonos y faxes: 420-3343 y 420-3860
capulivallejoysutierra@hotmail.com


CAPULÍ,VALLEJOY SU TIERRA

«Madre, me voy mañana a Santiago,a mojarme en tu bendición y en tu llanto.César Vallejo.


OBJETIVO

Profundizar en la exégesis de la vida y obra de César Vallejo y en el vínculo de su creación poética y literaria con su tierra natal; así como reflexionar acerca del mundo andino y las literaturas nativas. Rendir homenaje a valores del arte, la ciencia, la cultura y el desarrollo social.

FUNDAMENTACIÓN

El Encuentro «Capulí, Vallejo y su Tierra», que organiza el Instituto del Libro y la Lectura del Perú, es una actividad continua que se realiza desde el año 2000. Este certamen constituye un punto de encuentro con Vallejo, Santiago de Chuco y el ideal de una sociedad con justicia social. Tiene el significado de avanzar desde las metrópolis hacia lo hondo de la geografía y de nuestro ser, como es el mundo andino.
«Capulí, Vallejo y su Tierra» es una oportunidad para fraternizar, comulgar en aspiraciones y avanzar en la forja de una literatura y un arte de honda inspiración humana, con identidad y autoestima liberadoras.

PARTICIPANTES
– Poetas, narradores e intelectuales del Perú, América Latina y de otros países.– Estudiantes de universidades, escuelas profesionales e institutos superiores.– Maestros, funcionarios y comunidad educativa en general.– Vallejistas, académicos y personas interesadas en conocer aspectos acerca de la trascendencia de la vida y obra de César Vallejo y de otros autores del ámbito nacional e internacional.

TEMÁTICA
1. César Vallejo, paradigma de artista, intelectual y hombre; sus vínculos con otros autores y corrientes literarias.2. Caracterización del mundo andino. Significado, actualidad e interacciones. Movimientos, libros y autores diversos.3. El folclore, su relación con la literatura, el arte, la educación y la sociedad.4. Principales manifestaciones en tecnologías locales, artesanía, alimentación, tradiciones, costumbres, creencias.5. Festival Trilce de la Canción, Poesía y Danza Andinas.

CARACTERÍSTICAS
El certamen “Capulí, Vallejo y su Tierra" se realizará durante el transcurso del año 2007. Fase 1: Jornadas en Lima y diversas ciudades del país. Fase 2: Actividades en Lima y Santiago de Chuco. Fase 3: Días centrales de «Capulí...», que tendrán lugar en el mes de septiembre del año 2007. Jueves 20 en Lima; viernes 21, sábado 22 y domingo 23 en Santiago de Chuco.

EXPOSITORES Y PONENTES

"Capulí, Vallejo y su Tierra", en su Fase 3, abarcará conferencias magistrales, ponencias y debates, así como verbenas, fogatas literarias y visitas guiadas a lugares significativos de nuestra historia literaria. Los interesados en sustentar ponencias deberán solicitarlo dirigiéndose al INLEC-PERU o a algún integrante del Directorio de Capulí, presentando el título y resumen de la misma. Quienes sean aceptados como ponentes, harán uso de un tiempo para su exposición y obtendrán un diploma que acredita 130 horas pedagógicas, dando así constancia de su participación.

FESTIVAL TRILCE DE LA CANCIÓN, POESÍA Y DANZA ANDINAS
El Festival Trilce es una actividad inherente a cada versión de Capulí en Santiago de Chuco y cuyo propósito es rescatar los valores del mundo andino a través de la canción, la poesía y la danza, propiciando que interactúen artistas consagrados y otros que es importante valorar.

INFORMES E INSCRIPCIONES
Los informes e inscripciones se hacen tomando contacto con el INLEC-PERÚ en Lima. En los Departamentos de La Libertad y Lambayeque cumplen este rol el CEL "Luis Hernán Ramírez", en Tumbes el CESART y en Coracora el Centro Cultural Parinacochas. Tanto ponentes como participantes cubrirán sus gastos de pasajes y estadía. La dirección del evento garantiza organización plena, puntualidad, conducción eficiente de las sesiones, cumplimiento de las características principales y objetivos diseñados para este certamen, así cómo la certificación correspondiente.

EL POR QUÉ DEL TÍTULO
En el poema Idilio muerto, en el cual se siente más intensamente la belleza, la intimidad y el misterio del mundo andino –y especialmente de Santiago de Chuco–, César Vallejo escribió: “Qué estará haciendo esta hora mi andina y dulce Rita / de junco y capulí;...”, en donde capulí, árbol y fruto nativo, adquiere el carácter de un símbolo. Además: hasta ahora se yergue en el patio de la casa de César Vallejo una planta de capulí emblemática de la dulzura y del arraigo a la tierra del santiagochuquino universal. En el marco del «Capulí, Vallejo y su Tierra» se han programado visitas al panteón donde descansan los restos de sus padres y de otros familiares, así como se harán recitales en la casa del poeta y la escuela donde estudiara.

CERTIFICACIÓN

A las personas inscritas y cuya asistencia al evento haya sido constante, se le expedirá un certificado de participación. Los organizadores del evento han previsto el funcionamiento de un módulo de exposición y venta de libros, y otros materiales de carácter cultural, en el lugar más concurrido del certamen y en donde podrán exponer sus obras todos los asistentes inscritos.

SANTIAGO DE CHUCO

Santiago de Chuco es pueblo serrano típico, situado a 3,115 m. de altura, poseedor de una rica tradición cultural. En el mes de septiembre el clima es templado durante el día y frío por las noches. El costo por día de hotel es de 10 a 20 soles. Los ómnibus que parten de Trujillo hacen el trayecto hasta Santiago en 6 horas.
El autor de "Trilce", no sólo nació, vivió su niñez, adolescencia y juventud en dicho pueblo, sino que lo amó y evocó entrañablemente en muchos momentos de su vida, razón por la cual es importante conocerlo y en él ubicar pasajes importantes de la vida y obra del poeta.

INVERSIÓN

No hay costo por participación en el evento ni cuota alguna que se pague a la organización, sin embargo se otorga un diploma a todos los asistentes. La inversión que hace cada participante lo paga directamente al transporte, al alojamiento y a los servicios que expenden comida, gastos que giran alrededor de 140 soles. La comisión organizadora gestiona servicios que ofrecen garantía de calidad y que a la vez son económicos.

DIRECTORIO

Danilo Sánchez LihónPresidente
Directores, LIMA: Armando Azcuña, Carlos Castillo, Anmy Cerna, Magna de la Cruz, Consuelo del Águila, Fabio Gallo, Sandro Lázaro, Elsa Morales, Bertha Morillo, Ramón Noriega, Miguel Pachas, Gilmer Rodríguez, Fidel Rojas, Florencia Roldán, Lupe Salazar, Francisco Salvatierra, César Vallejo Ynfantes, Zulema Vásquez, Enrique y Marisol Vergara, Julio Yovera. TRUJILLO: Wellington Castillo, Jorge Rojas Hurtado, Eladio Ruiz y Hermes Torres, CEL "Luis Hernán Ramírez". HUAMACHUCO: Luis Flores Prado. SANTIAGO DE CHUCO: Luis Aguilar, Francisco Benites, Carmen Casana, Rosa Floriano. Rubila Llerena, Francisco Miñano, Álvaro Rojas, Teresa Vejarano. TUMBES: Samuel Ancajima. CORACORA: Centro Cultural Parinacochas. CHIMBOTE: Javier Delgado, Pedro Rodríguez. USA: Chaco Gil, Jaime Sánchez, Elvia Gilpin. FRANCIA: Antonio Morillo. CANADÁ: Federico de la Rosa. CHILE: Lucy Calvo.

FESTIVAL TRILCEDE LA CANCIÓN,
POESÍA Y DANZAANDINAS

Escribe:
Danilo Sánchez Lihón

1. Cómo y por qué nace

En las siete versiones sucesivas realizadas hasta ahora de Capulí, Vallejo y su Tierra, se ha venido manifestando de manera espontánea el festival de la canción, la poesía y la danza andinas, que ahora instituimos para que de modo más definido, infaltable y permanente –y ojalá que cada vez mejor elaborado–se realice en cada ocasión de llevarse a cabo Capulí... en Santiago de Chuco.
Porque, nunca amaremos y nos identificaremos lo suficiente con nuestra cultura si no la conocemos. ¡Nunca la vamos a querer bien si no la cantamos, si no asumimos su alma puesta en canción, poesía y danza! Y si no vibramos y comulgamos afectiva e intensamente con sus manifestaciones más primigenias como es la canción, la poesía y la danza.

2. Precedentes

El año pasado, 2006, estuvieron presentes en el festival Argot Palomino, quien ofreció un concierto emocionante y fervoroso en la Plaza de Armas de Santiago de Chuco en donde al final se hizo un ruedo gigantesco de baile andino.
En la fogata artístico literaria llevada a cabo en la escuela de César Vallejo actuaron diversos artistas siendo algunos de ellos el cantautor Víctor Ávalos, nacido en Corongo y “Canifo” de Santiago de Chuco acompañado de su conjunto musical.
Nada más coherente con la utopía del mundo andino, que constituye nuestro ideario, que la canción, la poesía y la danza de inspiración telúrica. Con ellas los incas construyeron toda su organización, su cultura y sus portentosas realizaciones.

3. Cantando y bailando

Cuando Julio Cortázar visitó Machu Picchu confiesa su asombro, diciendo:
– No me explico, no puedo imaginarme ni me cabe en la cabeza ¿cómo se construyó todo esto? Es sobrehumano. Esto no pudo ser construido jamás por seres humanos. Es inaudito, increíble, reta a la inteligencia humana, es ciclópeo.
El niño indígena que iba con él le explicó:
– Fue fácil, don Julio, ¡todo esto se hizo muy fácil!– ¿Así? y ¿cómo, ah? –le repreguntó él, con sorpresa.– Se hizo ¡cantando y bailando!
Y, esa es la única explicación posible, y cierta además, porque a eso llegó la organización del incario, a la fiesta comunal hecha canto, baile y poesía enraizados con el trabajo, la faena colectiva y la celebración bravía de la vida, ¿qué no puede hacer un pueblo con ese sistema consumado de amor?

4. Sin pagos, entradas ni boletos

El mundo andino canta y baila hasta en la muerte de sus seres queridos, como una expresión de dolor y esperanza al mismo tiempo en los velorios y hasta en los entierros. Siembra cantando y cosecha cantando y bailando.
El Festival Trilce será siempre abierto a la comunidad y tiene como escenario la Plaza de Armas de Santiago de Chuco. Para participar en él no hay restricciones de pagos, entradas o boletos que tengan un costo de entrada ni costo de participación.
Hagamos de él y cada año el espacio cultural más importante del norte del Perú, trabajando porque cada año alcance mayor vigor, presencia de artistas y público, y sea vasta su proyección.

5. Candor, promesa y desafío

Lo hemos denominado Trilce porque es candor, promesa y desafío; y porque es tres: canción, poesía y danza. Y porque es Vallejo, y Vallejo es lo andino hecho universal.
En él la canción, la poesía y la danza han de ser como lo es el mundo andino, prístinos, sublimes, heroicos, sin nada que lo relacione ni al consumo, ni al mercado, ni a la cerveza sino más bien a la alegría legítima de pertenecer a una cultura prístina como es la cultura fraterna, solidaria y de alborada.
Convocamos a los artistas de la canción a concurrir a dar a la tierra de Vallejo su arte y recoger de ella promesa, inspiración y fervor para seguir luchando.

PARTICIPACIONES CONFIRMADAS:

DOLY PRÍNCIPE

Cantautora. Nació en Huacaybamba, frente a la Cordillera Negra en el Callejón de Conchucos, cuenca del Río Marañón, correspondiente al Departamento de Huánuco. Es maestra y ejerce la docencia en la Universidad San Juan Bautista y en el Colegio Nuestra Señora de Lourdes. Integró con Mónica Cuadra el Dúo Wayra y luego el proyecto Piedra y Camino. Como cantautora ha producido dos compactos: “Trenzando Cantos” y “Trenzando sueños” siendo sus objetivos fortalecer la identidad Nacional y la integración de los pueblos andinos.

WALTER HUMALA

Cantautor, identificado con Coracora, ubicado en la provincia de Parinacochas. Estudió Antropología en la Universidad de Chile y Concepción, de ese mismo país. Obtuvo la licenciatura de Sociología en la Universidad Autónoma de México. Integró con Julio Humala, Martina Portocarrero y Luis Salazar, el grupo “Hermanos del Ande” y con Julio Humala el “Dúo Arguedas”. Ha recibido el galardón “Defensor de la Canción para la Niñez” otorgado por UNICEF. Lagunas canciones suyas ya consagradas son: “Para Chaska”, “La rosa roja”, “Desolación”, “Olvido que nunca llegas”, entre otras.

CANIFO

También denominado “Cantor del pueblo”, artista popular de Santiago de Chuco: Elí Miñano, dice de él: “¿Cuál es su nombre de pila? ¡Eso al pueblo qué le importa!... / si la gente de su tierra le puso por nombre / CANIFO... / cholo cantor, guitarrero, enamorador, rebelde / que vive mirando al cielo pero con los pies en la tierra. / Tiene en su alma de poeta pletórica de ternura / el amor por su terruño y sus hermanos los pobres / su voz es la voz del pueblo que canta con él sus penas / y reclama en sus cantares justicia para su gente.”


BASES DE PARTICIPACIÓN

ÁREA CANCIÓN

1. Podrán participar conjuntos o solistas interpretando canciones del repertorio musical andino de las múltiples regiones del país.
2. Se apreciará de modo muy especial la presentación de canciones originales.
3. Por ser canción andina se privilegiará aquella que trasunte aspectos esenciales del mundo andino en relación al alma, la vida y el paisaje propios de esta realidad.
4. Los participantes no tendrán distingos en cuanto a nacionalidad, naturaleza de instrumentos ni número de ejecutantes.
5. A fin de ser distinguidos, un jurado idóneo seleccionará, a. El mejor tema musical b. El mejor conjunto

ÁREA POESÍA

1. Podrán participar ciudadanos en general sin distinción de edad, grado de estudios, nacionalidad, etc.
2. Se participa con la lectura o recitado de un texto original a cargo de su autor y seleccionando un solo tema por cada participante.
3. El festival de poesía andina se organiza en relación a la búsqueda de expresiones que se enraícen con la tradición de la poesía cultivada por nuestros ancestros y que tuvieron formas como el yaraví para la lírica, el jaylli para la poesía relacionada a la danza y el trabajo, el wancar y el jarawi para la épica .
4. El Festival Trilce también se orienta a la búsqueda de una poesía que asuma valores con los cuales hacer frente a los desafíos del mundo andino del presente y el futuro, afiance sentimientos como el de la identidad, pertenencia y filiación a la tierra que nos vio nacer.
5. Un jurado de personalidades de la más amplia experiencia y trayectoria en el campo poético seleccionará los poemas más representativos cuyos se harán merecedores a Diploma de Honor y premios correspondientes.

ÁREA DANZA

1. Podrán participar presentando danzas las instituciones educativas, así como las organizaciones culturales, cívicas, deportivas, campesinas, etc.
2. Las danzas que se presenten pueden ser interpretaciones tradicionales como otras aquellas que se proponen la innovación expresiva de la danza en todas en cualquiera de sus formas.
3. Todas las danzas que se presenten tendrán como núcleo de inspiración el mundo andino.
4. Se otorgará Diploma de honor al conjunto que en opinión del jurado tenga los méritos para se destacado como la expresión artística en el área de la danza que mejor actuación haya tenido en la versión del Capulí correspondiente.
5. Para las distinciones que se otorguen, el jurado deberá tener en cuenta el entusiasmo con que el público celebre cada participación.


Esperamos tu presencia
en el Festival Trilcede la Canción, Poesía y Danza Andinasde CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Primer concierto: 21 de septiembre. 7.30 pmSegundo concierto: 23 de septiembre. 7.30 pmEn la Plaza de Armas de Santiago de Chuco


EN LA TIERRADE CÉSAR VALLEJO,
LUCHO DE LA PUENTEY TANTOS HIJOS HEROICOSQUE HA DADO AL PERÚ Y AL MUNDO

Informes e inscripciones:Aragón 157, La Macarena. La Perla, Callao.Teléfonos y faxes: 420-3343 y 420-3860
Email: telúricademayo@hotmail.com
capulivallejoysutierra@hotmail.com

Escribe:
Danilo Sánchez Lihón

martes, 28 de agosto de 2007

¿Literatura? (Literatura 1)

Literatura 1:


¿Literatura?


Definir que es la literatura resulta una tarea incierta. La noción no es un concepto natural sino una elaboración cultural. Siendo así, habremos de admitir que cuando hablamos de literatura estamos siempre pensando en un conjunto de textos que sugieren algo diferente a lo que hacemos cuando miramos, por ejemplo, en una página del periódico, cuando leemos una carta que nos envía un buen amigo o amiga íntima, diferente también si leemos nuestro email o miramos la "caja del idiota", me refiero a la televisión.



1. ELABOREMOS EL CONCEPTO


Propongo detenernos en la lectura de tres textos, desde donde indagaremos lo que entendemos por literatura.


Texto 1
Ñawpa Runakunapa Awanan


Karu, karu qipa watapis llaqta llakisqallaña qiparusqa,
wasipunkukunapas wichqasqakama.
Llapa qari masukuna, warmi sipaskunas
llaqtanta saquispaku ripusqaku, allpapas chakillañas, pisipasqa, machu payapa
uyan hina chaki.

Manaraq ripuyta manaspakus llapa imata rurasqaku
allpankupi qipanankupaq.


Tarpusqankupas taksachalla, mana kallpayoq plantachas
wiñaramuq, kupaq. Tarpusqankupas taksachalla, mana kallpayoq plantachas
wiñaramuq, intis punchawpi chakirachiq tutañataqsi qasa yanuruq, runtu para
chayaramuspas pampaman mastaruq. Wawakunas estawan paqarimaqku, mikuyñataqsi
mana kaqchu.

Mama Natividad qupaq kaq payachas wañuchakasqa, ñawinta
kicharuspansi willkan Nataliata qayan. Hinaspas llañuchallamanta
nin:

Puñunay ukupi maskaykuy, bayetapi wankispam qipicha
kachkan. Nataliaqa maskaspas tarirun. Paskaruspan qawaykuptinsi, llampu
kaspikuna kasqa.

Chaymi ñawpa runakunapa awanan -ninsi payachaqa- Pipas
runamasinchik kay awanawan awayta atirunqa, hinptinmi llaqtanchik llapa
kusikuyninta tarinqa, ripuq runakunam kutimunqaku.

Muyurispansi willkanta kuyayllawanña qawaykuspas wañurun.
Nataliaqa achka punchawmantas, kaspikunata kurquruspan awaykunata maskayta
qallaykun, manas pipas yachanchu. Pisipasqas karu wasiman chayaruspan tayta
Fulgencioman qawanchin, machuchaqa ñawinta qaqukuspas kusillawanña
nin:


Kayqa ñawpakunapa awananmi. Chayraqsi Nataliaqa willan
abuelampa kunakusqanta. Ninaptinsi, tayta Fulgencioqa allinta tantearuspa
nin:

Llaqtanchikpa alliniñpaq kaptinga imatapas rurasunya.
Llapa qaytuta aparamputiykiqa machu kaywan qunqaruspaytam yuyarirusaq,
hinaspaymi awarusaq.

Nataliaqa chirapa qaytukunata quykuptinsi awayta qallaykun
achkisqanmanta tutayanankama. Hinaspas suma-sumaq llikllata awarunku, mayuyuqta,
chirapayuqta. Sachapas, killapas, intipas, urpitukunapas rikurinsi. Ripuq
runakunas lalaqtaman kutinku llikllanku qawaq. Allpakunapas unay watata
sumaruspakus achkata kawsaykunata wiñachinku. Llapa llaqta runas kusikuymanta
tusuyta ruranku tayta Fulgenciopa, Nataliapa sutimpi.



El primer problema que enfrentamos ante un texto como este es la competencia lingüística, es decir, sólo en la medida que conozcamos la lengua del relato es que podremos disfrutarlo. En tanto no la conocemos, tenemos la sensación de estar ante un conjunto de marcas conocidas que reproducen para nosotros sonidos semejantes a nuestra lengua, toda vez que se trata de un alfabeto conocido. Situación que se complejiza si consideramos que la lengua y el texto aquí transcrito tienen procedencia oral. Esto nos plantea dos preguntas básicas: ¿un texto sea literatura sólo si se escribe en una sola lengua?, ¿pueden ser considerados como literatura aquellas construcciones verbales como las que dicen los narradores orales? Al final de esta sección se encuentra la traducción de este hermoso texto quechua.[1] Dejemos por el momento las preguntas y pasemos al siguiente fragmento:

Texto 2
Cesaria Evora, la diva de los pies descalzos
Era una cantante de voz extremadamente melancólica que vivía olvidada, cantando en los bares y burdeles de una isla africana. Alguien la descubrió hace diez años y ahora es un suceso mundial. Edith Piaf y Billie Holiday, las más grandes cantantes del último siglo, enfrentaron la humillación de la pobreza, el alcoholismo, los amores traicionados y el abandono sostenido; ni siquiera las consoló la fama de la que disfrutaron en vida, sencillamente porque nada en este mundo altera el destino que uno mismo se fija. Todo eso había sufrido también Cesaria Evora, sólo que nadie sabía de su existencia excepto sus vecinos de Mindelo, el puerto polvoriento de una de las islas de Cabo Verde, en África.

Holiday y Piaf murieron tristes pero en olor a gloria. La primera a los 44 años y la segunda a los 47, la misma edad que tenía Evora cuando un productor se le presentó como una aparición fantasmal y le ofreció grabar un disco en la Ciudad Luz. Ella se mató de risa: A sus años creía que lo había vivido todo: amó a quienes pudo, incluso a los que la abandonaron tan rápido como supieron que había quedado embarazada. Por eso tiene tres hijos de igual número de padres distintos y a todos los recuerda sin resentimiento. Vivía arrinconada con sus vástagos y una madre ciega, sin ninguna esperanza de que el mundo conociera su voz desolada.

Bebía y fumaba como nadie en cada bar o burdel donde la contrataban para que interpretara a cambio de unos billetes algunas mornas del pueblo: esas canciones infinitamente tristes como el blues norteamericano, como el fado portugués, como el bolero latinoamericano. Cantaba descalza y dulce, rebelde, intensamente cierta, como la promesa de un amor que nunca volverá. Cantaba sobre esas pasiones dolorosas que como ella afrontaron Edith Piaf y Billie Holiday; amores a los que se entregaron a pesar de saber que saldrían dañadas, pero los
aceptaban por la recompensa de una sola noche.
En este texto seguramente nos queda la sensación de estar ante algo parecido a literatura. El ritmo de la prosa y las comparaciones que tienen lugar en el texto nos acercan al hecho literario, aunque el uso de tiempo y la consolidación del texto está dado por un elemento básico: la información. Entonces, ¿es suficiente el uso del lenguaje para determinar su condición literaria?

Texto 3
Borges y yo
Al otro, a Borges, es a quien le ocurren las cosas. Yo camino por Buenos Aires y me demoro, acaso ya mecánicamente, para mirar el arco de un zaguán y la puerta cancel; de Borges tengo noticias por el correo y veo su nombre en una terna de profesores o en un diccionario biográfico. Me gustan los relojes de arena, los mapas, la tipografía del siglo XVIII, el sabor del café y la prosa de Stevenson; el otro comparte esas preferencias, pero de un modo vanidoso que las convierte en atributos de un actor. Sería exagerado afirmar que nuestra relación es hostil; yo vivo, yo me dejo vivir, para que Borges pueda tramar su literatura y esa literatura me justifica. Nada me cuesta confesar que ha logrado ciertas páginas válidas, pero esas páginas no me pueden salvar, quizá porque lo bueno ya no es de nadie, ni siquiera del otro, sino del lenguaje o la tradición. Por lo demás, yo estoy destinado a perderme, definitivamente, y sólo algún instante de mí podrá sobrevivir en el otro. Poco a poco voy cediéndole todo, aunque me consta su perversa costumbre de falsear y magnificar. Spinoza entendió que todas las cosas quieren perseverar en su ser; la piedra eternamente quiere ser piedra y el tigre un tigre. Yo he de quedar en Borges, no en mí (si es que alguien soy), pero me reconozco menos en sus libros que en muchos otros o que en el laborioso rasgueo de una guitarra. Hace años yo traté de librarme de él y pasé de las mitologías del arrabal a los juegos con el tiempo y con lo infinito, pero esos juegos son de Borges ahora y tendré que idear otras cosas. Así mi vida es una fuga y todo lo pierdo y todo es del olvido, o del otro.

No sé cuál de los dos escribe esta página.

La primera aproximación viene acompañada por una asociación: Jorge Luis Borges, escritor argentino, con lo que nos ubicamos en una frontera casi ilegible. No sabemos si se trata de una confesión (si me atengo a la persona que narra, eso parece) o si se trata más bien de una ficción, sobre todo por la forma sorpresiva como termina este relato. Lo cierto es que encontramos un juego que da vivacidad al texto, se trata del yo–narrador que se mira en un otro–narrador, como un juego de espejo. Este juego es la del escritor y su doble. El que narra propone dos dimensiones estructurales del relato, de un lado la noción de vida y de otro, la idea de literatura; en este dilema se confrontan, pero esta suerte de careo concluye en una cuestión sorpresiva, el asunto de la escritura.

Ahora diremos la procedencia de estos textos, el primero fue narrado por doña Candelaria Tucno Landa, natural de Chuschi (provincia de Cangallo) y fue recogido por Marcelina Berrocal Avilés, apareció como parte del trabajo de Juan Ansión y Jan Szeminski, "Dioses y hombres de Huamanga"(Allpanchis N° 19; Cuzco, 1982); el segundo es de Angel Páez, "Cesaria Evora/ La diva de los pies descalzos" publicado en el suplemento Domingo de La República (Lima, 9 Enero 2000, pp. 35-36); y, el último texto, en efecto, es de Jorge Luis Borges y lo publicó en el Hacedor (1960).

2. ¿CONCEPTO ESENCIALISTA?

Cuando se revisan manuales sobre literatura o se pregunta por la literatura solemos encontrar conceptos que suministran una noción esencialista de la misma. Sucede que aparece como concepto per se, es decir, un concepto natural como si este hubiera existido siempre en el paisaje humano. Así, entonces, la literatura está predefinida como un hecho vinculado al uso de la palabra, sobre todo escrita: sería palabra que produce belleza. A partir de este juicio se asumen determinados cauces que corresponden a maneras de entender la literatura. Por eso, más que preocuparnos por una definición, vamos a aproximarnos a las características que hacen que un texto sea literario.

En el imaginario colectivo del lector común hay una idea que asocia palabra y belleza. En enero del 2000 hice la siguiente pregunta a mis alumnos de profesionalización docente[2]. Les pedí que respondieran a la pregunta "¿Qué entiendes por literatura?". Las respuestas son suficientemente ilustrativas de la imagen que existe como colectivo en nuestra sociedad. La primera y más difundida, palabra escrita vinculada a belleza:

  • "Literatura es el arte de la palabra";
  • "arte que fluye a través de la palabra escrita";
  • "Aunque no hay una sola definición, simplemente, diré que es el arte de la palabra";
  • "Entiendo por literatura la expresión artística de crear y recrear a través de la palabra"; y,
  • "nos muestra la belleza de la escritura y el lenguaje".

La literatura, según estos entendimientos, sería el "arte de la palabra" que sustancialmente se vinculada a la escritura. Escritura y arte se asocian para dar lugar a la literatura. Lo que distingue, según estas respuestas, a la literatura es la palabra escrita y portadora de belleza.

Las otras respuestas se inspiran en el mismo tópico, sin embargo, proponen observar otros componentes que tiene la literatura: su origen, quién comunica, qué forma adquiere lo que comunica y qué comunica, es decir, qué dice la literatura al lector. Veamos las respuestas:

  • "Literatura es la expresión de la belleza por medio de las palabras, proviene de la palabra Littera";
  • "es la forma como los autores expresan por escrito diversos sentimientos e ideas en obras literarias";
  • "es un arte, arte de escribir. En cada una de la obras podemos encontrar ritmo, entonación, pausa, etc."; y,
  • "es una arte que expresa por medio de las palabras sentimientos, emociones, realidad y deseos de un autor, siguiendo ciertos parámetros de construcción."

La palabra como arte escrito, aterriza en una forma que se llama acá "obra literaria", a esta se le identifica con el "autor" y el autor es el que expresa diversas percepciones. En la realización de la "obra" hay "ciertos parámetros" donde se puede percibir algunas funciones del lenguaje. Estas percepciones corresponden al imaginario colectivo, de muy amplia difusión en nuestro medio, y elaboran un concepto armónico de literatura, una noción generalizada y hasta escolarizada. Prefieren la definición ("es") y el "debe" sugerida en cada nota.

Si se nos ocurriese ir al diccionario la imagen de la literatura es todavía más conservadora de lo que aparece en las versiones de los maestros, el diccionario la vincula a lo normativo y lo hace extensiva a una amplitud conceptual que nos remite incluso al pasado clásico de occidente:

literatura.

(Del lat. litteratūra).
1. f. Arte que emplea como medio de expresión una lengua.
2. f. Conjunto de las producciones literarias de una nación, de una época o de un género. La literatura griega. La literatura del siglo xvi.
3. f. Conjunto de obras que versan sobre un arte o una ciencia. Literatura médica. Literatura jurídica.
4. f. Conjunto de conocimientos sobre literatura. Sabe mucha literatura.
5. f. Tratado en que se exponen estos conocimientos.
6. f. desus. Teoría de las composiciones literarias.

~ de cordel.
1. f. pliegos de cordel.

(Real Academia Española; 22ª ed. 2001)

Sin duda está una percepción normativa. Definida así la literatura tiene un formato predefinido. Los cambios en el discurso no se pueden producir, o se producen de modo natural.

Algunas de las propuestas interpretativas han traducido este esencialismo en un impresionismo aberrante donde el texto se pierde en un ejercicio estilístico del crítico. En otros casos ha persistido –sobre todo en la escuela y los manuales de divulgación– un concepto que inspira una aplicación de cuasi mecánica, como ocurre con las nociones de género y especie que traducen una clasificación de las ciencias naturales a la literatura o en estos últimos tiempo en la escuela básica se ha elaborado una perspectiva que hace de la literatura un objeto dependiente de la teoría de la comunicación. La literatura es un componente de la comunicación y no una especificidad propia; es, por así decirlo, un ejercicio que se hace para estudiar la eficacia del lenguaje y no para ver las cualidades intrínsecas del texto (efecto poético) y promueve, por otra lado, la creación de leyendas sobre los autores como héroes culturales, que casi siempre se acercan al olvido del fenómeno literario.[3]

En la experiencia de lectura que acabamos vivir, varios de nosotros, seguramente, ha reconocido como un interesante relato al segundo texto, sin embargo, se trata de un comentario periodístico, de una crónica del día. Entre este texto y el tercero hay una diferencia que las distingue, el lenguaje utilizado y los límites que este establece frente a su uso. Si bien en ambos textos hay ritmo y pausa que hacen atractivos a ambos textos y comparte en un estilo que informa al lector una situación, en "Borges y yo" encontramos, además la construcción de una metafórica, una estructura y lenguaje que plantea la ruptura los límite propio de la lengua y la forma relato, por eso, su lectura es polisémica, siempre primera. "Evora Cesarea, la diva de los pies descalzos" queda como una escritura amena e interesante, que eventualmente –si acaso se produjera un cambio en la manera de percibir a la literatura– en los próximos tiempos podría convertirse en literario como ha sucedido, por ejemplo, con escritos que antes estaban fundamentalmente vinculados a la historia, me refiero a las crónicas coloniales que hoy día leemos como literatura; entre éstas podemos mencionar los casos de El señorío de los incas de Pedro Cieza de León, Los Comentarios Reales de Incas del Inca Garcilaso de la Vega y Nueva corónica y buen gobierno de Felipe Huamán Poma de Ayala.



3. NOCIÓN DE LITERATURA


Pero estos no debe llevarnos a pensar algo diferente a la lengua de uso, a pensar en una lengua literaria, una lengua distinta a la que usamos todos. El hecho mismo de que la lengua acuse diferencias sustantivas respecto a su uso cotidiano, sobre todo las referidas a la variedad de significados o a las posibilidades que van más allá de los límites usuales, no nos autoriza a expresar la existencia diferencial de una lengua que pudiera llamarse literaria como creían otrora los formalistas. Un análisis detallado sobre las diferencias entre la lengua ordinaria, la lengua científica y una supuesta lengua literaria nos llevaría a la conclusión de que no son los usos las que proveen las diferencias sino las funciones específicas. La lengua puede tener un uso ordinario, pero cuando ese uso va más allá de sus límites (que podemos llamar "movilidad textual"), estamos ante algo distinto a textos no-literarios. Así, funciones como la representación simbólica se hallan en cualquiera de las utilizaciones de lenguaje, la capacidad de otorgar significados aparentes las tienen también cada una de las mencionadas. No hay nada, pues, que los diferencie ni siquiera la ausencia de una subjetividad en texto calificado como científico.

Cuando se habla de literatura no sólo estamos atendiendo a la forma como se utiliza el lenguaje tal como se ha visto en los tres casos que hemos presentado. El lenguaje cumple, sin duda, una función importante en la constitución de lo literario, pero no es sólo eso sino como se interrelacionan cada una de las formas que son parte del hecho literario, de manera que cuando hablamos de literatura estamos no sólo aludiendo a la forma como se usa la lengua sino a las estrategias que hacen que ese uso se convierta en algo diferente. Aludo a su forma, a su estructura, a su organización textual, "está estructurada, pero descentrada, sin cierre" –dirá Roland Barthes (1987: 77). La diferencia no está en la existencia de una lengua literaria o una lengua distinta, si está fuera tal, las posibilidades de que el artefacto-libro o el texto oral pase a ser un texto legible por cualquiera que domine o tenga competencia en la lengua no sería posible.

El concepto literatura es de factura reciente. No tiene ni dos siglos de existencia. Sin embargo, no siempre este concepto ha sido definido tal como ahora lo entendemos. En el pasado han sido las retóricas clásicas las que han suministrado los conceptos funcionales y operativos de lo que hoy entendemos por literatura. Podemos recordar, dos retóricas fundacionales, la Poética de Aristóteles y la Epístola a los Pisones de Horario que tienen que ver con los diversos géneros de la cultura clásica de occidente asociada a su vez a una normativa cultural, es decir, a preceptos que orientan la noción de literatura como palabra bella. Esta orientación clásica será cuestionada con la aparición de las propuestas filosóficas de Kant y Hegel que producen insumos para, primero, rechazar el naturalismo con que se concibe el concepto de literatura, que la explica al igual que cualquier noción o hecho de la naturaleza, desde la perspectiva positivista (Taine).

Esta orientación tuvo una fuerte reacción en los estudios de la cultura y en la redefinición del objeto literario durante el romanticismo. Se produce un cisma respecto a las explicaciones, el centro de atención ya no va a ser la naturaleza, que traducía en un esquema que explica la literatura por su relación con la naturaleza. Ahora el concepto introducirá al sujeto como fuente privilegiada del acto poético, con lo que aparece la noción de "genio" o "inspiración". Lo que me lleva a interrogar sobre la literatura como construcción cultural: ¿qué entiendo como construcción social de lo literario? La literatura no es un objeto natural, es un objeto construido, elaborado o producido por sujetos a quienes se les reconoce la autoría o no se tiene noticias del que narró como ocurre en la literatura oral. Pero no son los autores lo que nos interesa. Es el hecho literario, el texto como producción de sujetos. La sociedad a través se sus instituciones y sus imaginarios determina o acepta si un texto será o no, considerado como literatura; por lo que podemos decir que tras ese objeto literario está un sujeto social.

Incorporo esta noción, la de sujeto social, como un concepto instrumental que describe una situación colectiva (actúan y comparten un pensar igual). El concepto de literatura que deseo introducir es la interacción de sujetos sociales y mundo cultural (García Canclini, Raymond Williams). Es en esta interacción de sujetos y cultura que se define el objeto literario. Pero estos sujetos ocupan un lugar, una posición en el espacio social. Una consecuencia de esto es la predominancia o hegemonía cultural de ciertas prácticas literarias en desmedro de otras (Marx, Cornejo Polar), aunque esta hegemonía simbólica podría ofrecer la ilusión de la inclusión, resulta, casi siempre, un episodio de la historia literaria, es decir, corresponden a su pervivencia inocua, a un tiempo ya inexistente, en la que es una muestra casi de museo.

Si pensamos en la presencia de varios sujetos sociales, podemos postular también varios conceptos de literatura. La literatura no solo será un objeto cultural cambiante, sino múltiple (R. Williams). Pero esto nos llevaría a un relativismo absoluto según lo cual todo es todo y nada a la vez. Lo que nos obliga a consignar la existencia de una comunidad científica –las instituciones literarias– como colectividades interpretativas que emiten y pautan conceptos y juicios, imponen gustos precisamente porque están vinculadas al poder. La literatura no sólo será un objeto culturalmente construido, sino también como objeto vinculados a otro conjunto de textos. Todo texto establece un "diálogo" intertextual.

En resumen, nuestra noción de literatura aborda las características que vienen de las prácticas literarias. Lo que suponemos, uno, movilidad textual, vale decir, un texto sin intención literaria, puede ser reflexionado, dado los cambios producidos en la comunidad crítica, como literario; dos, lo literario no está definido por la escritura, sino por la forma cómo se estructura determinados discursos; tres, una literatura no se define por la exclusión/inclusión de una lengua; cuatro, en cada forma textual opera un conjunto de convicciones que no son exclusivos del texto sino vienen de las comunidades usuarias; cinco, estas comunidades son las que pautan al texto; seis, siendo “comunidades imaginadas” éstas están conformadas por representaciones de la sociedad; es decir, suministran una noción que se ha creado como construcción social, a lo largo de la historia y donde es de esperar se produce, una lucha simbólica por la representación social.




LECTURAS COMPLEMENTARIAS

Barthes, Rolland. "Escribir, ¿un verbo intransitivo?" y “De la obra al texto” en El susurro del lenguaje. Barcelona. Ed. Paidós, 1987; pp. 23-33; 74-76.
Bobes Naves, María del Carmen."La literatura. La ciencia de la literatura. La crítica de la razón literaria" en Curso de Teoría de la literatura, coordinada por Darío Villanueva. Madrid, Ed. Taurus Universitaria, 1994; pp. 19–45.
Lozano, Jorge et al. "El texto" en Análisis del Discurso. Hacia una semiótica de la interacción textual. 3ra. ed. Madrid Ed. Cátedra, 1985; pp. 15–55.
Reyes, Alfonso. “Apolo de la literatura" en La Experiencia Literaria. Buenos Aires, Ed. Losada, 1969; pp. 73–90.
Warren, René (y) Austin Wellek. “Naturaleza de la Literatura” (1953) en Teoría Literaria. Madrid, Ed. Gredos, 1981; pp. 24-27.


[1] Al final, de esta sección se halla la traducción Ñawpa Runakunapa Awanan / El telar de los antiguos.
[2] Las preguntas se hicieron a los alumnos en curso de Literatura Latinoamericana del Programa de Profesionalización Docente en Comunicación y Literatura, de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, enero 2000.
[3] Cf. Ministerio de Educación–UDCREES. Diseño Curricular Básico de Educación Secundaria. Lima, 1998. Véase: Diseño Curricular Básico del Área de Comunicación.