martes, 20 de noviembre de 2007

G.García Márquez, Cien años de soledad (Caza de citas 10)


Gabriel García Márquez
Cien años de soledad
(fragmento)


Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarías con el dedo.
Bibliografía:
García Márquez, Gabriel.
Cien años de soledad. Buenos Aires, Ed. Sudamericana, 1967. Ed. Conmemorativa. Real Academia Española, Asociación de Academias de la Lengua Española, 2007 (Texto reivsado por el autor).

Vargas Llosa, Mario. García Márquez: Historia de un deicidio. Barcelona, Barral Editores, 1971.

Apuleyo Mendoza, Plinio. El olor de la guayaba. Plinio Apuleyo Mendoza y Gabriel García Márquez. Barcelona, Ed. Mondadori, 1994

Lectura recomendada: Claudio Guillén, "Algunas literariedades de Cien años de soledad", Ed. Conmemorativa, pp. xcvii-cxxvi

20 comentarios:

Anónimo dijo...

André Arroyo Cornejo
cearco22@hotmail.com
07030156
Muchas veces decimos que en el momento de la muerte, la vida pasa frente a nosotros fugazmente... Pues en el caso del coronel, su vida fue tan ajena,tan vacía; sin sentido ni propósito claros, sin meta ni orgullo propio que pasó sin ser vista ante él, y sólo atinó a recordar algo que creía especial, que parecía especial y que quizá...solo quizá, lo fue: el presenciar un trozo de hielo.
La vida del coronel, al igual que el desarrollo de Macondo, van tan rápido y sin propósito, que no se sabe en que momento se inició la guerra o en que rato apareció la compañía bananera...

Anónimo dijo...

El coronel Aureliano Buendia, frente al peloton de fusilamiento, recordo el momento que lo marco en su infancia, es por eso que lo recuerda: cuando su padre lo llevo a conocer el hielo.
Pese a ser diferente a sus hermanos y no contener una descomunal fuerza como Jose Arcadio, tenia aquel presentimiento de la sucesion de los hechos, como un instinto que lo ayudaria hasta el final de sus dias.
Maria S. Chambilla de la Cruz
07030038

Luis Capristan Torres 07030160 dijo...

Dentro del recuerdo del Coronel Aureliano, se menciona un mundo casi nuevo; la supuesta reciente creación del mundo se hace analógica con la reciente fundación de la aldea, y se ve una ligera exageración descriptiva al mencionar que muchas cosas carecían de nombre; y todo esto, como primer párrafo de la obra ya comienza a envolver al lector en el misticismo de lo que sería la historia de Macondo. Cabe mencionar que el texto dice: Muchos años después ...el coronel Aureliano HABÍA de recordar...; es decir, parece que se da un recuento de hechos pero en realidad el "había" es un adelanto, y desde ya notamos la narración cíclica que usaría Márquez.

julio amézquita dijo...

El primer parrafo del texto es tan característico y armonioso como toda la narración de la obra total. Destaca ese estilo sutil del autor para contarnos la historia de Aureliano, de los otros Buendía, de Macondo... Ese estilo que nos sumerge en un mundo tan mágico y real —como lo es nuestra propia vida— empieza a mostrarse desde las primeras líneas de esta gran creación de García Márquez: "Cien años de soledad".

JULIO AMÉZQUITA HUAPAYA
07030155
le_dessein@hotmail.com

Javier Aco Trucíos dijo...

Un recuerdo de aquella niñez, lleva a los primeros días de Macondo, un pueblo alejado del mundo,por motivos de su geografia y ubicación,en el cual cosas simples como el hielo,traidas por trotamundos como los gitanos podían hacer despertar la imagación y la curiosidad de sus habitantes, el caso de Jose Arcadio Buendia. La pequeña descripción que hace el narrador refleja esta idea, con adjetivos que para cualquiera parecerian un poco exagerados,pero para la concepcion para los habitantes de Macondo,más aún para los niños,era todo lo que sus ojos habian de ver y por lo tanto,su razonamientos sobre éstas se hacían un círculo.
Javier Aco Trucíos
07030102

Anónimo dijo...

Este párrafo corresponde al comienzo de la obra que paradójicamente narra la escena cercana a la muerte que vivió el coronel Aureliano Buendía, el cual iba ser fusilado por estar en contra del gobierno. Este hecho hace que venga a mí aquella idea, la cual refiere que en los momentos limite (ya sea cercanos al peligro o a la muerte) se despiertan aquellos recuerdos olvidados, esos que aparentemente no son especiales, pero son ellos los que nos dan alivio al recordarlos porque son momentos de ternura incomparable y es con el tiempo que descubrimos su verdadero valor. Será porque los recuerdos de niñez nos renuevan la sensación de protección y el amor puro que sentimos hacia nuestros padres complementa la sensación de bienestar. Todos la hemos necesitado, porque ante un inminente dolor esos recuerdos alivian. Es la nostalgia del pasado bueno y la resignación ante el presente. Por otro lado, quisiera destacar el recuerdo, la sensación de asombro que sintió Aureliano en su niñez, asombro propio de todo niño cuando descubre el mundo, la fascinación que sintió en ese momento le brinda alegría, por tanto todo esto hace del recuerdo un alivio ante una inminente muerte que finalmente no se llegó a concretar en tal ocasión.

Horly Cabello Fernández
07030060

Rosa Elisa Chávez Yacila dijo...

Es el párrafo inicial de la novela, el cual nos anuncia un recurso habitual que se da lo largo de la narración: el contar los sucesos de manera circular. Los Buendía son personas signadas por una marca indeleble que los hace diferentes de cualquier otra estirpe: la soledad. De una manera u otra esta característica va a estar presente durante el transcurso de las vidas de cada uno de los integrantes de esta familia, pues de una manera u otra ninguno puede escapar. Tras una lucha infructuosa quedan relegados hacia ellos mismos, tristes, incapaces, inmutables.

rosas_iapr@hotmail.com

Víctor Calle Ladera dijo...

En este fragmento Gabriel García Márquez relaciona esta obra con su oriunda vida, en donde sostenía la descripción de la casa familiar donde trnscurrió su infancia. El describe y explica el entorno de este lugar misterioso, bordeado de paisajes exóticos y extraños, cubierto de una vegetación abundante. Tamblén indaga la correlación del tiempo y del espacio, porque se convirtió en una morada en la que conviven lo real y lo imaginario, la vida y la muerte, donde los personajes aparecen y desaparecen, inscritos en los mitos profundos de la cultura histórica. Es tan misterioso el lugar que el personaje Aureliano Buendía se siente asombrado y alimentado cuando recuerda aquella tarde, en donde iba a ser fusilado, las maravillas de ese lugar, un panorama superficial, en donde el se siente en un estado absorto al recordar todo el lugar fantasioso, esto también a la vez interrelacionado con Macondo, un lugar sin significado, sin característica parecido a un espíritu aislado. Esto también interconectado con el asombro especulativo en un lugar escondido donde presenta aspectos circulares en torno al contexto de la soledad.
VÍCTOR CALLE LADERA
eltemerario_2007_19@hotmail.com

Anónimo dijo...

Son las primeras líneas de la novela, en ellas se manifiesta la nostalgia que siente el coronel Aureliano Buendia al recordar su infancia, debido a que su muerte estaba próxima, particularmente al momento en el que conoció por primera vez el hielo, algo extraño para él, tan extraño como las tantas cosas que existían en este nuevo pueblo llamado Macondo, el cual recientemente había sido fundado casi en el medio de la nada. Es así que con su descripción llevada a la exageración el autor nos da a entender que para los habitantes de Macondo cualquier cosa era un mundo por descubrir.
De esta manera comienza "Cien años de Soledad", novela que atrapa al lector desde el principio hasta el fin con sus historias fantásticas, pero a la vez reales.
Benavides Flores Jaquelyn Paola
07030067
pbenavidesf@hotmail.com

delgado terrones segundo david dijo...

El fragmento pertenece al inicio de Cien años de soledad y desde ya es notorio lo real con lo mágico algo característico de Márquez para con sus obras, pues hace referencia a el coronel Aureliano Buendía como hombre que esta a punto de la muerte y es cuando el recuerda el episodio del hielo que en ese momento cobra mucha importancia por estar ligado a su entorno familiar en este caso su padre e ahí entonces que cuando uno esta en el limite de la muerte vuelve interesante lo que quizá en su momento fue un simple suceso de su vida.
Por otra parte el autor hace referencia a Macondo como un lugar en donde hay todo un mundo de cosas nuevas por descubrir y por ende Macondo se torna como una nueva creación que debe de ser descubierto por el lector a lo largo de la lectura de Cien años de soledad.
De lo anterior se puede deducir que nuestro mundo es un proceso cíclico que se encuentra entre lo real y lo imaginativo pues muchas veces recreamos sucesos reales con ciertas manifestaciones de nuestro mundo imaginativo y a su vez en ocasiones lo real supera lo imaginativo por ello se dice que en las obras de Márquez esta presente lo real mágico.

DELGADO TERRONES SEGUNDO DAVID

Álvaro Enrique Ávila Medrano dijo...

La adaptación del realismo en América origina un estilo particular. Se da el realismo mágico propio de nuestro contexto social, el de la historia americana.La perfecta composición entre los hechos reales con lo fantástico ,manifestándose no como un hecho sobrenatural sino como una característica más de la vida del hombre de América. La obra esta en base a eso, es la narración y descripción de una sociedad que tiene un origen, apogeo y decadencia, donde se puede vislumbrar la mezcla de la realidad con la fábula,lo político con lo histórico, lo mítico y lo social, lo soñado y lo vivido. Analizo el fragmento con el que se inicia la obra, donde se manifiesta la reminiscencia de uno de los personajes en una situación peculiar; la obra pareciese basarse en el recuerdo que él hace, pero esa idea se desvanece al seguir la narración. A mi parecer, los primos esposos, que crean toda su prosapia, llegan a una nueva región donde descubren un nuevo mundo subsumido en uno ya establecido, ya que se comienza a entablar interacción entre el hombre y la naturaleza que impacta(como el hielo o el imán traídos por los gitanos).Es una captación gnoseológica de las primeras cosas(las que solo se pueden señalar) pero con entendimiento precoz y rápido; hay significantes carentes de significados, hay una aislada y nueva civilización. Es el origen de Macondo, aquella que se ve envuelta en múltiples casos que se denotan tanto como verdaderos y como fantásticos. Teniendo, además, como toda narración un fin que se da tal vez asemejado con el “huracán bíblico”(según lo menciona el autor) y también con el sino de la desventura del nacimiento del hijo con cola de cerdo que irá unida con la desaparición de Macondo.

Víctor Cabrera dijo...

Lo que me impresiona particularmente de este fragmento es la puesta en evidencia del tiempo sinuoso o alambicado al que recurrirá García Márquez para narrar la genealogía de la familia Buendía. En sólo cuatro líneas, según aparecen en el blog, futuro ("Muchos años después..."), pasado ("...aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.") y presente, el que correspondería al momento del fusilamiento frustrado del Coronel, fluyen en un solo torrente sin que se perciba forzamiento alguno, lo que refiere a un tiempo (ya mencionado arriba) que desborda los límites del ordenamiento cronológico con el que solemos convenir en nuestra cotidianidad citadina. El Realismo Mágico, entonces, se manifiesta en su voluntad transgresora que coincide con el espíritu de lo popular, compuesto de mitos y creencias cuyo marco temporal es incierto y poco transigente con la racionalidad, a la que suele subvertir y modificar dentro de su sistema propio de referentes, tanto autóctonos como foráneos.

CABRERA MORENO, Víctor Omar
07030104
zpound1@hotmail.com

Anónimo dijo...

Dejando de lado el fragmento citado en el blog, desearía opinar sobre un tema tan presente en Cien años de soledad, como lo son el tiempo y la soledad; me refiero al amor. En un plano general trataré de explicar un breve esquema del amor en la primera parte del amor. Se puede dividir este tema en dos tipos de amor o de relaciones amorosas en la familia Buendía. La primera, las relaciones incestuosas. Este campo dividido también en dos tipos; relaciones incestuosas consumadas y las no consumadas. En el primer tipo se encuentran, las relaciones de José Arcadio Buendía y Úrsula (primos), José Arcadio y Rebeca (supuestos hermanos). En el segundo tipo se encuentran las relaciones incestuosas no consumadas; la primera es el deseo inconsciente de José Arcadio por Úrsula, su madre (durante su relación con Pilar Ternera él imagina el rostro de su madre en su amante); la relación entre Amaranta y Aureliano José (tía y sobrino), considerada no consumada puesto que no pasan de juegos sexuales; otro intento de incesto es la propuesta de Arcadio a Pilar Ternera (su madre), la cual ella evade enviando a Santa Sofía de la Piedad. Otro trastorno sexual también es la cierta pedofilia de Aureliano, al desear casarse con Remedios, siendo esta aún una niña. En el plano general del amor se encuentran también las relaciones tormentosas o entrelazadas de los Buendía, como son los triángulos amorosos José Arcadio-Pilar Ternera-Aureliano y Rebeca-Pietro Crespi-Amaranta. Panorama complejo el que nos ofrece García Márquez del amor en la obra.
Verónica Avilés Martinez
nº 07030008
teamo5c2004@hotmail.com

Anónimo dijo...

El hielo se muestra como eslabón temporal, se encuentra desde el principio y sigue en el pueblo durante las sucesivas generaciones.
Es decir, el hielo en el pueblo, es una imagen del pasado inserta en el presente para no ser olvidada. Es, siguiendo esta línea, símbolo del génesis que sobrevive al tiempo, hito temporal: "Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.(...)El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarías con el dedo."

El hielo es la imagen del pasado, que rehusa ser olvidada, y que cambia su aspecto, conforme el pueblo lo hace: se amolda al desarrollo. La imagen habla por sí sola, el hielo conserva la materia y se conserva; de allí es fácil deducir el símil.

Jefferson de los Ríos
07030022
2-A

Kaherin Córdova Pedemonte dijo...

Antes de morir Aureliano Buendía recuerda uno de los momentos más hermozos de su vida pues así quiza sería menos dolorosa su partida ante una muerte tan trágica.
Recuerda cuando conoció el hielo, cuando su padre lo llevó. Un aspecto hiperbático que menciona es que recíen se estaba creando el mundo,que nada tenía nombre, eran contables las cosas conocidas y nombradas que no existía Macondo en sí, hasta que él lo fundase con su esposa Ursula. Macondo era tan solo una simple aldea a la orilla de un río muy claro rodeado de piedras. Así es como empieza Gabo su obra creando una ciudad mágicamente en la cual se realizaría de igual manera hechos realmente mágicos en todo el desarrollo de su novela.

DIANA BARAZORDAD ALARCON dijo...

En este primer fragmento se puede observar como se comienza a dar vida u origen a lo maravilloso y fantástico que va ser la vida en Macondo. Maravilloso y fantástico porque en Macondo se darán a conocer hechos o acontecimientos realmente sorprendentes y nunca antes visto, pues va ser aquella hipérbole en los hecho por lo cual se va caracterizar Macondo. Por otro lado en las últimas líneas de este fragmento se hace señal a un “mundo tan reciente” –Macondo- y va ser reciente porque en Macondo todo lo que se va a observar va ser en realidad lo que se esta conociendo, todo es nuevo para los pobladores, y posteriormente con la llegada de los gitanos se va observar aquel contraste de mundos entre un mundo tan reciente como es Macondo y un mundo donde la tecnología y Acontecimientos científicos ya se han dado (mundo exterior)pues todos estos hechos recién se estarán conociendo o mejor dicho descubriendo para Macondo y va ser por ello que el asombro y la admiración van a jugar un papel muy importante en lo que concierne a la obra ,claro que también van ver otros aspectos por los cuales se va a caracterizar la obra(como el incesto) pero digamos que en esta primera parte la admiración y el asombro por aquellas cosas traídas por los gitanos y posteriormente con la llegada de nuevos personajes a Macondo se convertirán en factores causantes para los acontecimientos que se llevaran acabo en este maravillosos mundo de Macondo.

Anónimo dijo...

El coronel Arcadio Buendía al estar frente al pelotón de fusilamiento recordó lo que más le llamó la atención y se refiere a "el hielo" que era lo que su padre soñaba tanto en convertir su ciudad , pues era muestra de la modernidad que podía a llegar tener una ciudad que era el estar construidas con paredes de hielo.
Arcadio recuerda a su ciudad como lo que era antes como haciendo evidencia de lo que es ahora, como se ha desarrolado con el tiempo , recuerda con esa añoranza a su ciudad donde él pasó muchos momentos gratos y tristes .

CASTRO NIETO PALMIRA
07030161

Canchuricra Ramos Susy dijo...

En la primera parte de la obra se evidencia una de las principales caracteristicas que se va a desarrollar a lo largo de la obra, la cual en jugar con el tiempo, hacer una especie de combinacion del tiempo pasado, presente y futuro de un modo tal que al finaL es posible su comprension, aunque al principio pareciera que no.
Asi pues, en esta primera parte, en las primeras lineas, se habla de que Aureliano Buendia se encuentra frente al peloton de fusilamiento y salta a relatar su pasado, cuando era un niño y su padre lo lleva a conocer el hielo, que sera un hecho bastante significante para el.

Anónimo dijo...

Es notoria como desde los inicios de la obra se utiliza el tiempo circular para ahondar en los acontecimientos pasados, buscando de este modo para el personaje
rememorar hechos, para el lector es conocer los hechos que antecedieron a lo actual en la historia, que mejor que remotarse a los inicios de la imaginaria Macondo de Garcìa Màrquez para afianzar las bases de esta historia.

Nelly Alanya Lazo / 07030119

ABEL dijo...

Comenzar una historia con la descripción de un hecho relevante, que origina una sucesión encadenada de otros sucesos puede determinar el rumbo y la estructura de una novela. En el tiempo bíblico, el inicio del mundo se presenta como una transición de la nada a una naturaleza gobernada por el hombre, por citar un ejemplo del principio de una historia; el empleo del tiempo entonces al igual que un hecho resaltante puede decidir el final de algo. Garcia Marquez utiliza el recurso del tiempo para comenzar su novela, describiéndonos tres hechos distintos enlazados en diferentes tiempos: pasado, presente y futuro. Un presente: frente al pelotón de fusilamiento con un tiempo futuro, “muchos años después” relacionado con un recuerdo familiar: el recuerdo de “aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”, nos presenta el transcurso del tiempo donde se suscita una interacción entre el presente con el pasado y futuro. Donde Macondo formaría parte del pasado, un pueblo mágico donde todo puede ocurrir justamente porque vive en el tiempo de los mitos y los sueños populares, que nacen del folclore, la magia y todas las manifestaciones mágico religiosas que viven en la memoria popular. El recuerdo familiar describe entonces la manera como hechos tan cotidianos como “conocer el hielo” pueden ser embargado de magia, de vida y convertidos en un mito colectivo y duradero a través del tiempo. Pero al mismo tiempo que la novela empieza con ese juego con el tiempo, también el escenario de los hechos, Macondo, es descrito en sus inicios, “el mundo era tan reciente”, y “las cosas carecían de nombre”, porque la historia todavía estaba comenzando y nada tenía vida, todo estaba naciendo, planteando un comienzo gradual y espontáneo, en la medida que aparecen los personajes diversos, el pueblo alcanzará vitalidad, existirá y cuando eso suceda permanecerá en el tiempo mítico hasta que el contacto con el capitalismo, el mundo real genera la ruptura y cambie su destino.

ABEL RUIZ AGUILAR
07030045