sábado, 20 de octubre de 2007

Dostoievski, Crimen y Castigo (Caza de citas 7)



Fiódor M. Dostoievski
Crimen y castigo
Primera parte
iv
(fragmento)


»¿Qué misterio es éste? ¿Dónde está la clave del enigma? La cosa no puede estar más clara: ella no se vendería jamás por sí misma, por su bienestar, ni siquiera por librarse de la muerte. Pero lo hace por otro; se vende por un ser querido. He aquí explicado el misterio: se dispone a venderse por su madre y por su hermano... Cuando se llega a esto, incluso violentamos nuestras más puras convicciones. La persona pone en venta su libertad, su tranquilidad, su conciencia.
"Perezca yo con tal que mis seres queridos sean felices." Es más, nos elaboramos una casuística sutil y pronto nos convencemos a nosotros mismos de que nuestra conducta es inmejorable, de que era necesaria, de que la excelencia del fin justifica nuestro proceder. Así somos. La cosa está clara como la luz.
»Es evidente que en este caso sólo se trata de Rodion Romanovitch Raskolnikof: él ocupa el primer plano. ¿Cómo proporcionarle la felicidad, permitirle continuar los estudios universitarios, asociarlo con un hombre bien situado, asegurar su porvenir? Andando el tiempo, tal vez llegue a ser un hombre rico, respetado, cubierto de honores, e incluso puede terminar su vida en plena celebridad... ¿Qué dice la madre? ¿Qué ha de decir? Se trata de Rodia, del incomparable Rodia, del primogénito. ¿Cómo no ha de sacrificar al hijo mayor la hija, aunque esta hija sea una Dunia? ¡Oh adorados e injustos seres! Aceptarían sin duda incluso la suerte de Sonetchka, Sonetchka Marmeladova, la eterna Sonetchka, que durará tanto como el mundo. Pero ¿habéis medido bien la magnitud del sacrificio? ¿Sabéis lo que significa? ¿No es demasiado duro para vosotras? ¿Es útil? ¿Es razonable? Has de saber, Dunetchka, que la suerte de Sonia no es más terrible que la vida al lado del señor Lujine. Mamá ha dicho que no es éste un matrimonio de amor. ¿Y qué ocurrirá si, además de no haber amor, tampoco hay estimación, pues, por el contrario, ya existe la antipatía, el horror, el desprecio? ¿Qué me dices a esto...? Habrá que conservar la "limpieza". Sí, eso es. ¿Comprendéis lo que esta limpieza significa? ¿Sabéis que para Lujine esta limpieza no difiere en nada de la de Sonetchka? E incluso es peor, pues, bien mirado, en tu caso, Dunetchka, hay cierta esperanza de comodidades, de cosas superfluas, cierta compensación, en fin, mientras que en el caso de Sonetchka se trata simplemente de no morirse de hambre. Esta "limpieza" cuesta cara, Dunetchka, muy cara. ¿Y qué sucederá si el sacrificio es superior a tus fuerzas, si te arrepientes de lo que has hecho? Entonces todo serán lágrimas derramadas en secreto, maldiciones y una amargura infinita, porque, en fin de cuentas, tú no eres una Marfa Petrovna. ¿Y qué será de mamá entonces? Ten presente que ya se siente inquieta y atormentada. ¿Qué será cuando vea las cosas con toda claridad? ¿Y yo? ¿Qué será de mí? Porque, en realidad, no habéis pensado en mí. ¿Por qué? Yo no quiero vuestro sacrificio, Dunetchka; no lo quiero, mamá. Esta boda no se llevará a cabo mientras yo viva. ¡No, no lo consentiré!»
De pronto volvió a la realidad y se detuvo.
«Dices que la boda no se celebrará, pero ¿qué harás para impedirla? Y ¿con qué derecho te opondrás? Tú les dedicarás toda tu vida, todo tu porvenir, pero cuando hayas terminado los estudios y estés situado. Ya sabemos lo que eso significa: no son más que castillos en el aire... Ahora, inmediatamente, ¿qué harás? Pues es ahora cuando has de hacer algo, ¿no comprendes? ¿Y qué es lo que haces? Las arruinas, pues si te han podido mandar dinero ha sido porque una ha pedido un préstamo sobre su pensión y la otra un anticipo en sus honorarios. ¿Cómo las librarás de los Atanasio Ivanovitch y de los Svidrigailof, tú, futuro millonario de imaginación, Zeus de fantasía que te irrogas el derecho de disponer de su destino? En diez años, tu madre habrá tenido tiempo para perder la vista haciendo labores y llorando, y la salud a fuerza de privaciones. ¿Y qué me dices de tu hermana? ¡Vamos, trata de imaginarte lo que será tu hermana dentro de diez años o en el transcurso de estos diez años! ¿Has comprendido?»
Se torturaba haciéndose estas preguntas y, al mismo tiempo, experimentaba una especie de placer. No podían sorprenderle, porque no eran nuevas para él: eran viejas cuestiones familiares que ya le habían hecho sufrir cruelmente, tanto, que su corazón estaba hecho jirones. Hacía ya tiempo que había germinado en su alma esta angustia que le torturaba. Luego había ido creciendo, amasándose, desarrollándose, y últimamente parecía haberse abierto como una flor y adoptado la forma de una espantosa, fantástica y brutal interrogación que le atormentaba sin descanso y le exigía imperiosamente una respuesta.
La carta de su madre había caído sobre él como un rayo. Era evidente que ya no había tiempo para lamentaciones ni penas estériles. No era ocasión de ponerse a razonar sobre su impotencia, sino que debía obrar inmediatamente y con la mayor rapidez posible. Había que tomar una determinación, una cualquiera, costara lo que costase. Había que hacer esto o...

El fragmento es tomado de:
Dostoievski, Fiódor Mijáilovich. Crimen y Castigo. Trad. del ruso por Rafael Cansinos Assens. Ed. Planeta, 2000.

7 comentarios:

Rosa Elisa Chàvez Yacila dijo...

¿El fin justifica los medios? En medio de una situaciòn extrema, cuando nos parece que no hay otra salida que hacer eso que es despreciable o que traiciona nuestros principios, tendemos a ceder. Raskolnikov, analiza la situaciòn, desea creer que cuando es necesario cometer lo execrable no hay que hacerle asco a la maldad, al càlculo, a la acciòn taimada y frìa. Y es en realidad lo que muchos hacen, a veces no por ellos mismos, sino por un ser querido. Las madres, por ejemplo son capaces de lo inimaginable por sus hijos, pero, si se da la ocasiòn de elegir la felicidad de uno de ellos por encima de la del otro. Es una situaciòn muy complicada.
Rosa Elisa Chàvez Yacila

Gabriela Alvarez Cisneros dijo...

Como vemos en este fragmento, la hermana de Raskolnikof tenía que sacrifircarse por su familia y no solo por su familia sino más bien por ella, por el temor de quedarse sola cuando su madre envejezca y Raskolnikof supuestamente se vuelva profesional, pero eso era algo que su hermano no aceptaba, ya que no concebía la idea que su hermana se casara por interés y muchos menos le conmovía la situación pues para él habían cosas mucho peores, que simples asuntos familiares que no tenían trascendencia alguna. Porque, después de haber cometido el asesinato, él en cierto modo estaba aprendiendo a vivir con la culpa y otros problemas le parecían insignificantes.
Lo único que él tenía claro, es que tenía que encontarle una salida a dicha situación pues no podría vivir así el resto de su vida.

gabelyta_9@hotmail.com

Judith Patricia Benites Ramos dijo...

En el presente fragmento se aprecia con claridad el sacrificio de las mujeres por amor a sus seres queridos , pero a Raskolnikoff no le parece razonable porque él no se considera mejor que su hermana o digno de ser querido por su familia,al menos ya no después de haverse convertido en un "superhombre" que siente culpa, además no le parece justo que su madre lo eleve por encima de su hermana como él mismo lo expresa :"¿Qué ha de decir? Se trata de Rodia, del incomparable Rodia, del primogénito. ¿Cómo no ha de sacrificar al hijo mayor la hija, aunque esta hija sea una Dunia?" .
También cabe resaltar la comparación que hace Rodia entre su hermana y Sonia ,que es una prostituta y por lo tanto es una marginada de la sociedad, estableciendo una semejanza entre ellas que si es que se casa su hermana con Lujin ella será una prostituta legal ,además el concibe que ella lo va a hacer más por ella porque quiere lujos y eso es indigno comparado con la situación de Sonia que lo hace por sostener a su padre un alcohólico y a una familia que no es de su propia sangre.
Rodia goza del placer que siente por atormentarse con estos problemas pues tal vez él sienta que lo justifican o lo hagan reafirmarse en su postura de ser superior a los demás o lo hagan olvidarse por un momento de su culpa.

mariofisfalenh@hotmail.com dijo...

Para entender este fragmento tendriamos que ubicarnos en la Rusia zarista del siglo XIX, en un contexto de un nivel socio economico medio bajo y bajo, la mentalidad era que quien debia tener todas las oportunidades, educarse y sacar adelante la familia era el varon; la mujer era muchas veces relegada, explotada o aceptabe resignada esa situacion; por otro lado se plantea el fenomeno de "las mujeres que aman demasiado" que de alguna manera se sacrifican por los demas, esto los lleva a seguir un rol o un argumento de vida de "sufridas", hay presentes juegos psicologicos de victima, salvador y tambien verdugo, roles que al parecer se intercambian. Por otro lado, en Rodia se aprecia una personalidad neurotica, agobiado por su baja autoestima, que busca compensar. Su sentimiento de culpa que es una constante en toda la obra al igual que la ansiedad extrema "el hombre que tiene culpa frente a lo que le acontece" se pone de manifiesto tambien en esta parte, la ayuda de su familia lo beneficia pero al mismo tiempo le crea sentimientos de culpa, la contradiccion esta presente, otro rasgo de su personalidad es ser introvertido y su inestabilidad emocional, lo lleva a conductas impulsivas. cada acontecimiento que lo rodea lo hace sentir involucrado, es una persona imbuida de creencias irracionales que lo llevan a acutar como lo hace, a no poder disociarse de lo que acontece en su entorno. Por otro lado Rodia es una persona bastante inteligente se da cuenta de las cosas, es capaz de proyectarse, intuye muy bien lo inapropiado de la pareja de su hermana. En esta obra considero que el autor tambien quiere mostrar las angustias por la vive gran parte de la sociedad rusa, angustias ligadas a su fragil situacion economica, es por tanto una denuncia hacia una sociedad opresora, una sociedad abiertamente desigual sonde el ser humano no tiene muchas oportunidades de vivir dignamente; incluso los mas ricos viven esclavizados de sus pasiones; en fin una sociedad de contradicciones; donde la pobreza no es solo pobreza de riqueza sino tambien de capacidad, lo que ahora se llama capital humano, el surgir a traves de la educacion, la unica posibilidad de movilidad social para determinados sectores de la poblacion

Francesca dijo...

En este libro se puede analizar bastantes tipos de pensamientos, como el pensamiento que radica con el derecho de matar. Esto, según el libro, se da cuando una persona va a proporcionar un bien muy grande a toda la humanidad.Yo creo que esto, significaría que está bien matar a alguien solamente porque a todo el mundo le cae mal, lo cual para la sociedad no es correcto, y es que la persona comienza a sentir un proceso de culpabilidad al haber hecho algo malo.

Javier Aco Trucíos dijo...

Este fragmento nos muestra la angusta de rodión, pues en la carta infiere que su hermana va a sacrificarse con tal de que él pueda seguir adelante con sus estudios, y ayudar en con la carga economica, Rodión se siente impotente, que puede hacer él, el sacrificio por una mejor forma de vida, sin importar que suceda despues,no hay lugar para arrepentirse. Nota claramente que la madre esta encubriendo la verdad, es él quien empieza a deducir sobre el futuro esposo y de la vida que se le viene a su hermana,¿valdría la pena tanto sacrificio por un ser querido?, es la interrogante que consume al personaje. La comparacion entre Sonia y Dunia,vuelve a llenar la mente de Rodia,algo que le es dificil de solucionar.
Javier Aco Trucíos
07030102

Cristian Barturén Castilla dijo...

El pecado bien entendido, es aquella acción que te priva de libertad, que te encarcela y limita tu ser.

El hombre al cometer un pecado no actúa de modo libre ya que su conciencia esta perturbada.

Crimen y Castigo no es la excepción, en esta novela la idea de pecado es claramente plasmada por Dostoievski, esto se puede ver en los casos de Sonia y Marmeladov.

Sonia por su lado es una mujer impura su crimen es la prostitución y su castigo ser señalada de indigna e impura.

Marmeladov por su lado es un acholico emepedernido, éste es su crimen, y su castigo ser privado de la libertad debido a su amo :la cerveza.

Aunque ambos personajes son concientes de sus errores en la obra, buscan ennoblecer su vida o mitigar su desgracia.

Por ejemplo Sonia al escuchar la revelación de Raskolnikov, hace el papel de vocera de Dios y le inidica que lo que ha cometido atenta contra él mismo mas no contra la asesinada.

Marmeladov por su lado mitiga el dolor de su vicio, contándole su desgracia a Rodia.

En conclusión el pecado es un tema análogo al titulo de Dostoievski puesto que sigue la línea de acción del Crimen (acto incorrecto o impuro) y el castigo ( consecuencia de tu acto).

barracudo_1@hotmail.com