martes, 20 de noviembre de 2007

Dostoievski, Crimen y Castigo (Caza de citas 9)


Fiódor M. Dostoievski
Crimen y Castigo
Epílogo, ii
(Fragmento)
De pronto, junto a él, apareció Sonia. Acercóse con paso apenas perceptible y se sentó a su lado. Era muy temprano; el fresco matinal aún no se había mitigado. Ella llevaba puesto un pobre y viejo albornoz y pañolito verde. Su cara mostraba aún huellas de la enfermedad, había adelgazado, quedóse pálida, demacrada. Sonrióse afectuosa y alegre; pero, según su costumbre, tendióle con timidez la mano.
Siempre le tendía su mano con timidez, a veces hasta no se la daba en absoluto, cual temerosa de un desaire. Él siempre parecía acogerla con contrariedad, a veces guardaba un silencio obstinado todo el tiempo de su visita. Sucedía que ella temblaba delante de él y se iba hondamente apesadumbrada. Pero ahora sus manos no se soltaron; él le lanzó una ligera y rápida mirada; nada dijo, y bajó al suelo la vista. Estaban solos; nadie los veía. El centinela se había alejado en aquel momento.
Cómo fue aquello, ni ellos mismo lo sabían; pero de pronto algo pareció cogerlo y echarlo a los pies de ella. Lloraba y abrazaba sus rodillas. En el primer instante asustóse ella enormemente, y toda su cara se semejó a la de una muerta. Saltó de su sitio y, temblorosa, quedósele mirando. Pero inmediatamente, en aquel mismo instante comprendió todo. En sus ojos resplandeció infinita felicidad; comprendía, y ya para ella no había duda de que él la amaba, la amaba infinitamente, y que había llegado por fin el momento.
Quisieron hablar, pero no les fue posible. Lágrimas había en sus ojos. Ambos estaban pálidos y flacos; pero en aquellos rostros enfermizos y pálidos refulgía ya la aurora de un renovado porvenir, de una plena resurrección a nueva vida. Los resucitaba el amor, el corazón del uno encerraba infinitas fuentes de vida para el corazón del otro.
Resolvieron aguardar y tener paciencia. A él le faltaban todavía siete años; y hasta entonces, ¡cuánto tormento insufrible y cuánta infinita dicha! ¡Para él había resucitado y lo sabía, lo sentía con todo su ser renovado y ella..., ella vivía únicamente de la vida de él!
Versión recomenda: Dostoievski, Fiódor Mijáilovich. Crimen y Castigo. Trad. del ruso por Rafael Cansinos Assens. Ed. Planeta, 2000.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

La escena citada representa la reconciliación interior de los personajes principales: Raskólnikov y Sonia Semanovna. Por primera vez en toda la novela, el primero hallará un camino por el cual seguir: la vida futura con Sonia luego de su condena. Su crisis evidentemente no comienza en el momento que comete el asesinato, que es más bien una consecuencia de sus propios cuestionamientos y dudas. Formas transparentes de reflejar estas dudas son sus sueños (no en vano, se le denominó novela psicológica) que suelen aparecer en sus momentos de convalecencia. Nótese la radical diferencia del ambiente etéreo y lleno de fe del texto citado con el caos kafkiano del sueño narrado dos páginas antes, en el que se vislumbra un futuro oscuro para el devenir de la humanidad. La reconciliación, que en Kafka podría ser la muerte de sus personajes (por ejemplo, en La Metamorfosis), se da en esta novela cuando Raskólnikov admite su estancia en la cárcel como una purgación de un sentimiento de culpa que posee, del que no conoce las causas con exactitud, y encuentra en Sonia una posibilidad de vida futura. La salvación de ambos tiene un carácter de amor religioso, no desbordado y carnal. Raskólnikov es casi un padre para Sonia, mientras que ella representa para él el camino de la pureza y la castidad casi divinas. Esto último puede resultar irónico debido a que Sonia tuvo que ser prostituta para mantener a su familia, pero es evidente que para ella resultaba un sacrificio terrible, más parecido a los flagelos que se hacían los santos, quienes con el dolor purificaban su propio cuerpo. Por el contrario, su timidez (“temerosa de un desaire”) y las referencias a su fragilidad no pueden ser más que referencias a la inocencia y a la pureza.
Mateo Díaz Choza
07030010
mateodiaz90@hotmail.com

Víctor Cabrera dijo...

En mi caso, no deseo comentar el fragmento indicado para esta semana; sino, más bien, un momento que acontece en la primera parte de la novela, aún en su primer capítulo. No es exactamente una gran acción o anécdota; se trata, sobre todo, de una descripción de cualidades plásticas, que recuerda fácilmente a las de un cuadro impresionista (particularmente, a Degas); aunque esto no signifique que dicho estilo pictórico haya podido inspirar a nuestro autor para la elaboración de su prosa. El fragmento es el siguiente, en la traducción de Augusto Vivad (Hyspamérica Ediciones Argentina S. A., 1982): "La pequeña habitación en que entró el joven, empapelada de color amarillo, con geranios y cortinitas de muselina en las ventanas, estaba en aquel momento brillantemente iluminada por el sol poniente. '¿También entonces brillará el sol de la misma manera?'" (Pp. 9-10) Este pasaje no me deja de resultar interesante, ya que sucede cuando aún Raskólnikov no se decide del todo a matar a la vieja usurera. Al permanecer en ese cuarto, mientras aguarda a la anciana por el dinero de un nuevo empeño, Raskólnikov es sobrecogido por los colores del espacio en el que se encuentra, al igual que por el sol poniente de esa hora. Este último parece constituirse en una imagen que nos prevé del evento cruento a darse posteriormente en el relato. No es deleznable señalar el remanzo de soledad y tragedia individual que sugiere la pregunta final de Raskólnikov, quien se muestra a sí mismo frágil ante la violencia de que será capaz, empujado por la urgencia de su estado económico.

CABRERA MORENO,Víctor Omar
07030104
zpound1@hotmail.com
Salón 2A del Integrado de Letras

Jefferson de los Ríos dijo...

Uno de los puntos resaltantes de Crimen y castigo es el trasfondo psicológico, que al ser analizado ayuda a la comprensión mental de los personajes del drama.
Es así que en el devenir de la obra se muestra un intensa lucha entre el Yo y el Súper Yo. Raskólnikov representa la exaltación del Yo que vence, en un primer momento y como entidad altruista, los parámetros sociales del Súper Yo.
Ahora, Sonia es la contraparte, representa la exaltación del Súper Yo, lo que limita el libre accionar del individuo. Raskólnikov una vez vencido por el Súper Yo, es decir el amor de Sonia, se sitúa como ser pecador, confiesa su pecado y se redime. El Yo se confiesa ante el Súper Yo, he ahí la analogía.
Es así que en esta lucha entre el Yo y el Súper Yo nunca hay un vencido, cada uno de los opuestos, en un determinado momento, tornase vencedor.

Jefferson de los Ríos
07030022
2-A

Jesús Astocaza M. dijo...

Yo no comentaré sobre el fragamento propuesto (pido disculpas al respecto), sino sobre un personaje que si bien es secundario, adquiere en algunas partes (tercera y sexta)de la obra, una importancia estimable. Me refiero a Arcadio Svidrigailov.
Este personaje es el "malo de la película" (de la obra). Es el cínico, irónico, astuto, desconsiderado y sinvergüënza de la narración. Todos temen sus intenciones, pues actúa solamente llevado por sus intereses personales, los cuales no son nada favorables para sus víctimas. Sin embargo, hay dos momentos en la obra donde puede apreciarse a un Arcadio radicalmente diferente al conocido y que lo hace un personaje controvertido; hasta puede pensarse que se encuentra sumido en una contradicción mental entre lo bueno y lo malo. Me refiero al capítulo V ( V parte) y los capítulos I y VI (VI parte). En ellos se observa la solidaridad de Arcadio con gente relativamente extraña(actitud impropia en él). Al principio puede pensarse que solo actúa así por conveniencia, para sacar algún provecho. No obstante, inmediatamente antes de suicidarse, ya no se puede hacer tal juicio porque se nota a un hombre un tanto arrepentido y resignado que solo desea realizar alguno actos "pendientes" y nada más (le da una última ayuda a Sonia sin nada a cambio).
Es por esto que considero a Arcadio Svidrigailov un personaje trascendental y polémico que bien podría convertirse en un arquetipo ( el típico hombre malo, perdido, pero con brotes de bondad y solidaridad).

Jesús Miguel Astocaza Miranda
07030157
Aula 2A (Integrado de Letras)

Alafaro Reyes Nilo dijo...

En esta sintesis Rodian llega a culminar su constante ensimismamiento. Sin embargo, aun en la prision, se encuentra en sus cavilaciones de tipo existencial respecto a si mismo y a su relacion con su entorno. Por suerte, al encontrar a un personaje ebrio y de vida bohemia, no pudo imaginar que a partir de esa amistad encontraria a una persona que, al igual que él, estaba sumida en un estado de expiatorio: Sonia. Muy probablemente, al escuchar sus mas intimas confesiones sobre el asesinato de la vieja usurera, Sofía Ivanovna hallo en él a una persona que, a pesar de haber obrado mal al cometer el crimen, sentía la necesidad de misericordia a través de la explicación razonable de su accionar. Esto, unido al apoyo incondicional prestado a su familia y su recto vivir, hizo que Sofía resolviera encaminarse con Rodian en la senda de la unión basada en el compartimiento mutuo para sobrellevar sus complicadas vidas. Por mi parte opino que el epilogo difiere en cuanto a que culmina abruptamente al variar de manera absoluta el curso de los cuestionamientos de Rodian,unido a que Dostievsky no explaya en la narracion como es que Rodian llega a la conclusion de sus tan intensas meditaciones llevadas a lo largo de la historia, por lo que me parece que fue un final apresurado.


Alfaro Reyes Nilo
07030232@unmsm.edu.pe
Dark_shadow_in_the_crucifixion_999@hotmail.com

Álvaro Enrique Ávila Medrano dijo...

El sentido de la obra como una novela psicológica no se discurre, pero si se manifiesta en las actitudes de los personajes principales.Es dable darle una análisis a lo planteado por el autor,¿seriamos psicólogos al darnos cuenta de las situaciones o acciones?;la interpretación, el“acercamiento” cumple un rol primordial para explicar el fragmento(o lo que debería de ser el contexto del fragmento).Me remito a la obra en sí y no a alguna explicación externa parangonada con algún otro novelista u concepción psicológica(creo que ello no vendría al caso).No sé si el comentario es con un fin utilitario o con un fin literario.
Luego de ser llevado preso, viviendo hostilmente con los demás presidiarios. Tiene la alimentación(aborrecible) y el tiempo que necesitaba antes, llega tomar reflexión de todo lo ocurrido; se inquiere preguntas sobre la vida, su sentido, su finalidad. Tiene una profunda conversación con su conciencia, y ésta le increpa su acción pasada.Pero Rodion solo admite su culpa en el sentido de haber fracasado al momento de delatarse,no por la acción misma que atrajo una conducta de un hombre que se denomina como un hombre superior a los demás.Llega a enfermarse y, estando en reposo, tiene sueños en la que vislumbra la destrucción humana por parte de microbios que infunden la locura, pero se da el prevalecimiento de algunos hombres que son aptos para hacer resurgir una nueva raza humana.El sueño que tiene es una clara persistencia de su afán teórico, una hipnosis de su diagnostico.
Su acto ya fue cometido,quebrantó la ley y espera cumplir el castigo de acuerdo a lo que ha infringido. Sonia le visita continuamente,Raskonikov va sintiendo más el amor hacia ella, siendo difícil manifestarlo. Por ello, cuando Sonia llega a visitarlo en hora de labores,él llega a sollozar a sus pies,y ella siente los mismos sentimientos como respuesta a lo comprendido sin palabras por parte de Rodion, sienten la armonización de corazones que les lleva a tomar como primer objetivo el sobrellevar los siete años que le queda a Raskolnikov en prisión, siete años que tienen que pasar y luego la felicidad se vería en su amplitud. Rodion intenta sacar de su mente lo pasado, deja la teoría que lo volvió extraviado y se irrumpe en el camino de la vida, su alma es penetrada por el sentimiento que pide el renacer de un nuevo hombre.Sintiéndose, además, atraído con el Nuevo Testamento, piensa que quizá esa creencia que le manifestó Sonia se haga parte de él,signo evidente del compartir la vida…y su renovada idea.

Rocio Coronel Tello dijo...

YO NO COMENTARÉ SOBRE UN FRAGMENTO EN ESPECIAL SINO SOBRE LA OBRA EN GENERAL .Crimen y Castigo contituye para muchos la obra más importante de Dostoievsky,porque mediante ella nos conduce por el abismo de la degradación y el sufrimiento humano que el conoció desde niño .Su vida fue una sucesión de de desgracias ,las que plasmo en sus diversas obras.Él plantea la expiación y la purificación por el dolor,como una especie de "CATARSIS" que se ve reflejado en esta obra cuando RaskÓlniKov se pone mal casi hasta perder el conocimiento luego de haber cometido el asesinato ,pero después al confesar su crimen sólo espera su castigo que sera el que lo redima del crimen cometido.Como dice Dostoievski:"El sufrimiento es la tabla de salvación ,aun para el mounstruo más empedernido es un privilegio del hombre y lo distingue del animal.
ROCIO CORONEL TELLO.07030187.2A

RAMSES ANTAY QUISPE dijo...

No deja de faltar el amor de una mujer en una novela como esta, pues como vemos el amor con sufrimiento a sido la esencia de muchas novelas con tendencias hacia lo dramático, que muestra gran importancia del dialogo, donde cada uno de los personajes deja escuchar su propia voz sin que el narrador atribuya algún acto de valides a la voz de uno u otro. La firmeza y resistencia que guardan ante las peripecias que experimentan en la travesía de sus destinos, les lleva a poner en lo alto la moral y la ética, ideal que los llevara a luchar mientras se siga respirando el aire de Rusia. Se muestra mayormente las preocupaciones morales y religiosas, compartiendo así un acto común y comprensible con el sufrimiento humano.

Anónimo dijo...

HORLY CABELLO, 07030060 dijo...
En este episodio se pone en evidencia los distintos tipos de personalidad entre Sonia y Raskólnikov. Ella es un ser noble y abnegado, su visión del mundo se da desde un punto de vista cristiano, a pesar de que su vida no sigue los cánones de una buena vida cristiana. Ella se sacrifica por los suyos, su familia; su vida sufrida le a da capacidad de reflexión, en cambio Raskólnikov es un ser que lucha entre ser un humano más (y entregarse a sus ideales cristianos) y ser ese hombre que está por encima de todo, bueno o malo, su lucha es equivoca pues al final todo lo que pensaba que era bueno para la humanidad como el asesinato de la anciana usurera no lo era, porque su culpa pudo más que él, que el querer estar más allá de lo bueno, malo y de Dios. En cierto modo ama a Sonia porque la necesita, porque otro ser no tiene la capacidad para comprenderlo, creo que su amor por ella es interesado y no completamente puro, como si lo es el amor de ella por él.

nota:profesor mi comentario paso al anterior , alli lo puede verificar, aqui estoy poniendo de nuevo.

Anónimo dijo...

Los sentimientos de Raskólnikov han pasado por el crisol de sus actos, de sus penurias, de los sentimientos que Sonia le viene a demostrar en estos momentosy ha logrado encontrar el equilibrio psicológico y emocional para fijar la cordura de su golpeado espíritu, cordura que va a ir de la mano con el aparente bienestar en el que, junto a Sonia, se encuentra sumergido. Aparente porque, como escribe Dostoievski, "A él le faltaban todavía siete años", pero la esperanza se alza con una intensidad que supera a la visión del tiempo de tormento que aún queda por purgar.

Con todo, el epílogo consigue conmover por el gran realismo, la tensión, la lograda descripción de los sentimientos, la eflucencia de las pasiones(...pero de pronto algo pareció cogerlo y echarlo a los pies de ella.),la concatenación de las situaciones. De pronto, junto a nosotros, aparece vívida la escena.

Álvaro Rodrigo Bendrell de Bracamonte
07030068
Comunicación Social

victoria maria diaz tarazona dijo...

Personalmente me parece que Crimen y Castigo es un obra estupenda.... Ya que presenta un torbellino de emociones que no solamente abarcan al protagonista, sino que también todos los secundarios. Es increíble como se logra darle tanta vida a los personajes y hacer tan creíbles sus historias.


El motivo principal gira en torno a la conciencia de Rodion Ramonovich Raskolnikov, quien trata de ocultarse la culpa a través de una tesis que hubiese formulado tiempo atrás. Todo el tiempo cree ver gente que lo observa, que sabe que es culpable o que simplemente sospecha. Con esta auto persecución observa que no solamente está en problemas él, sino que todas las personas que lo rodean.

Se hace un profundo análisis en la mente de Rodion descubriendo hasta qué punto puede seguir con su obstinad y seguridad en lo que ha realizado. Ciertamente este límite no aparece porque finalmente el protagonista se entrega por una amenaza, por terco, etcétera.

Como dije anteriormente existen también otros temas que mueven la trama. Por ejemplo está el caso de Piotr Petrovich quien buscaba casarse con una mujer pobre para convertirse en un salvador y obtener una esclava. Aquí se retrata la soberbia, un fuerte conflicto social y peyorativo hacia otro tipo de gente.

Se trata incluso el tema de la violencia intra familiar como en el caso de Svidrigailov golpeaba a su esposa Marfa Petrovna o el de Katerina Ivanovna que maltrataba a su cónyuge Marmeladov. La violencia es tan brutal que logra hacer infelices y desgraciados a las víctimas y a quienes los rodeaban, en este caso, a los hijos de Katerina y a la institutriz de Marfa que era Sonia.

Todos estos son algunos de los motivos que mueven al escritor a crear esta compleja historia con personajes iguales. En resumen sería: conciencia, lucha de clases, amor filial, caridad y idealismo.



VICTORIA MARIA DIAZ TARAZONA )07030182=

Carlos Arroyo dijo...

El título de esta obra es una manifestación explícita de dualidad y ésta se percibe con cierta simetría en la construcción de la obra: en los tres primeros capítulos, el personaje de Raskólnikov nos es presentado con características predominantemente racionales y con el orgullo de poder estar sobre el bien y el mal; en los tres capítulos siguientes, el carácter de este personaje es dominado por la irracionalidad y luego se muestra más humilde mientras atraviesa un proceso de renacimiento espiritual. Tales partes diferenciadas pueden asociarse con las ideas de crimen y de castigo en ese orden pero cabe resaltar que la sentencia que cumple Raskólnikov en Siberia no es el castigo en sí, sino una concreción formal, acorde con las normas sociales de lo que debería ser el castigo para un criminal; el castigo real para Raskólnikov es la lucha interna en la que se ve envuelto desde poco después de haber cumplido su plan criminal. Solo la resolución de tal batalla interna, entre su filosofía inhumana y su carácter humano, es lo que permite su redención final.