jueves, 2 de enero de 2014

Cinco poemas de Néstor Gastañaduí: El poema por los caminos de un domingo, Pa' que me quieras, Se viene setiembre, Plegaria campesina, y, Shorey

 Néstor Gastañaduí,  Huamachuco 1905-1978. Uno de los más importantes poetas de La Libertad, publicó en 1972, Kero. Aquí reproducimos algunos de sus poemas.


El poema por los caminos de un domingo

1.       Se inicia en el mercado
un atamiento de distancias y de madrugadas;
y a flor de domingo,
revientan en los "quipes"
            5.    sabrosos mensajes de abril.

Indias "acomodadas",
llegan remangando
polícromos "anacus",
talqueados de "candos"
10.  y ribeteados de "huayllas".

Humedecidas de auroras,
desde los hombros robustos
rayan exhibiciones
ricas "lliclas" fiesteras.
-47-

15.  En el chichero de la "Chimbotana",
los faites de "Tayanga",
mañanean el himno de su chicha,
que revienta en los "potos" domingueros:
mientras, amanecida, una antara usquilana,
20. llora desesperadamente en la barriada.

Agazapado, en un rincón del cuarto, Tacanga, el "atronau",
desgrana la madura mazorca de viriles protestas,
y revienta tajante en maldiciones
por todas las injusticias del patrón.
25.  En tanto, la india Marga,
terciando la "lliclla" de su resignación,
hila del copo de sus infortunios,
el "poncho" llameado de un futuro mejor.


Pa' que me quieras

1.       Pa' que me quieras cholita,
cholita de "Shiracmaca",
te traeré en mi alforjita,
"tunitas" de "Yanasara".

5.    Te traeré al zorzalito
más cantor de "Chuquichaca";
y en cantarito de plata,
agüita del "Agua Blanca".

Te traeré "mullaquitas",
10.   y "capulíes" de la "Banda",
y un "pirurito" que brille,
como el lucero del alba.

Pa' que me quieras cholita,
cholita de "Shiracmaca",
15.  "canditos" voy a llevarle
a la Virgen de La Alta Gracia.
(1944)



Se viene setiembre

1.       Se viene setiembre con su aguacerito
ya empieza de verde a teñirse la puna
ya el viejo "Huaylillas" se ha puesto un ponchito,
de nieve y de Luna.

5.     Hoy ha amanecido alegre el zorzalito,
trina que más trina en un saúco añoso;
en la charca croa pertinaz sapito,
y el campo está pleno de luz y de gozo.

Por el caminito que va a "Shiracmaca",
10.  montado en su burro se aleja don Rude,
a lo lejos canta una "paca-paca".

Y mientras las "quihuillas", de alocado vuelo,
sus formas de nácar lucen en el cielo,
del "Cuyurga" baja la primera nube.
(1951)


Plegaria campesina

1.    Virgencita de Alta Gracia,
socórreme una cholita;
pero que seya gordita,
pa'que aguante mi desgracia.

5.    Tu bien sabes que soy güeno,
que me gusta andar derecho;
y hasta "puel" sufrir ajeno,
me has visto sacar el pecho.

Hazme el milagro, mamita,
10.  que es poco lo que te pido;
vacía está mi "chosita",
falta paloma pal' nido.

Nuay quién tueste mi "canchita",
ni quién me teja un ponchito;
15.  además, quiero un "caishita",
como tu niño gringuito.

Tú bien conoces la vida,
nues que yo seya un "lambido";
el hombre va de perdida,
20.  cuando nuencuentra un cariño.

Escúchame pué "zarquita",
atiende lo que te pido;
el Cielo me dé un castigo,
si soy ingrato, mamita.

25.  Le prometo a tu niñito,
hasta el día en que me vaya,
pa' sus fiestas ser "turquito",
y mi china su "quiyaya".
(1960)


Shorey

1.       Tras un chal de neblina
sus pupilas ha abierto la mañana.
La voz de la sirena
resuena en las costillas de la brisa.

5.     Mr. Carley, Mr. Emmel, Mr. Loch,
insaciables parásitos,
suben por la joroba de la mina.

Sus sueños, vagonetas de ambición,
se llevan Quiruvilca a New York,
10.  por el cable brutal de su obsesión.

Garzón, un pobre y triste ganapán,
les hace reverencias al pasar;
entretanto, rebaños de explotados,
descienden con los rostros trasnochados.

15.  "Se cotizan los hombre a vil precio",
pregona con descaro la "Oficina".

Quispe abre el alón de su desprecio
en un trágico rictus de ironía,
y hermana su protesta con la mía.

20.  Y al estrechamos con temblor las manos,
para tornar a la tarea ímproba,
siento un justo deseo de matar;
mientras pasa orquestando en mi interior
la palabra celeste de SANDINO.

Tomado de:
Gastañaduí, Néstor A. [1972] Kero.2ª ed. Trujillo: Universidad Nacional de Trujillo, 2012 [Canciones de Arrayan y de Paloma, Hombres y Angustia, y, Sombras].


Nota: La lectura de Kero ha sido posible gracias a la enorme amabilidad del poeta y narrador Luis Flores Prado.

No hay comentarios.: