domingo, 29 de enero de 2012

Caída y Solo, dos poemas de Gonzalo Espino leídos en Aula Capulí


Ayer leí en Aula Capulí, iniciativa de Dánilo Sánchez Lihón, que todos los sábados se reúnen para hablar de literatura y cultural, de los andes, y sobre todo de César Vallejo. He aquí dos de los poemas que compartí:



Caída

Caen hojas
una gota de tristeza
con la inmensidad de sus sueños
recuerda que te amó (mejor dicho
que las ama)

ella cruza la otra acera 

caes en la cuenta
hiere la vaca loca de tus sueños

trago cuece la locura de tus pies

exactamente
hoy

ya nada llega a mis mulos

espero

no llega
el tupido olor de tu ternura.




Solo

Un hombre solo se deja ver en el camino
nadie queda ya, apenas se ve su imagen
su sombra no aparece. Solo transita
acaso con la historia de un recuerdo que no alcanza
a distinguir. Alguien lo mira a la distancia
como repasando su contorno para estrecharlo
no alcanza a distinguir el trazo de su alma
ha dejado de verlo, sin sombra sin alma trota
aquel que una vez mordió el rastro de tus sueños.


De mi libro: De ese hombre que dicen


No hay comentarios.: