sábado, 9 de julio de 2011

La recepción de la obra de José María Arguedas: reflexiones preliminares por Carlos García-Bedoya M.

Carlos García-Bedoya M. es uno de los lúcidos críticos literarios del país, profesor principal del departamento de Literatura del Departamento de Literatura de la Universidad de San Marcos. Ha publicado Para una periodización de la literautra peruana y La literatura peruana en el periodo de estabilización colonial. En el reciente Congreso Internacional Los Universos Literarios de José María Arguedas (Lima, del 4 al 8 de julio de 20011), organizado por la Universidad Nacional Nacional de San Marcos, presentó los avances de una investigación mucho más amplia. Aquí reproducimos parte de esa importante disertación.

José María Arguedas es no sólo un autor clave del canon literario peruano, sino también una figura emblemática de la cultura nacional. Su estatuto en nuestra cultura trasciende mucho más allá del ámbito académico de los estudios literarios e incluso más allá de su vasto público lector. Arguedas se ha constituido en una figura simbólica para muchísimos peruanos que no han leído su obra o que han apenas frecuentado sus páginas. Algunas frases suyas que ayudan a entender este Perú desgarrado, plural y heterogéneo, han calado hondamente en el imaginario nacional: “todas las sangres”, “todas las patrias”, frases incorporadas hoy en todo discurso “políticamente correcto”. Además, para un vasto sector de peruanos, aquellos identificados con la vertiente andina e indígena de nuestro país plural, es Arguedas auténtica seña de identidad.
La obra intelectual y creativa de Arguedas diseña pues una auténtica utopía con dimensión prospectiva. La definición de utopía sintetizada por Paul Ricoeur ayuda a esclarecer esas implicancias: “La utopía … es la expresión de todas las potencialidades de un grupo que se encuentran reprimidas por el orden existente. La utopía es un ejercicio de la imaginación para pensar un ‘diferente del ser’ de lo social” y añade que “su función es siempre proponer una sociedad alternativa”. Es en tal sentido que la utopía arguediana ha calado hondo en el imaginario de vastos sectores nacionales y hace de este escritor una figura emblemática no sólo de ciertos modos de identidad, de ciertas formas de definirse peruano, sino también de la promesa de otra modernidad, una modernidad propia, no una modernidad copia. Justamente por tales razones Arguedas se ha constituido para múltiples sectores sociales en una figura simbólica.
Por todo ello, parecía lógico y natural que el año 2011 fuera designado oficialmente como “Año del centenario del nacimiento de José María Arguedas”. Como bien sabemos, no ocurrió así. Se prefirió, por razones que bien vale la pena discutir, resaltar en este año el centenario del supuesto “descubrimiento” de Machu Picchu por Hiram Bingham. Como las investigaciones especializadas han demostrado hasta la saciedad que no cabe hablar de tal “descubrimiento”, se optó por la especiosa fórmula “Centenario de Machu Picchu para el mundo”. En la lógica de una modernización excluyente, lo andino, lo indígena es valorado por su exotismo ante la mirada del sujeto central (europeo o norteamericano), por su rendimiento turístico en el mercado mundial de la “otredad”. Quizá también se creyó que, minimizando a Arguedas, se lisonjeaba a Vargas Llosa, con quien se habían producido notorios desencuentros en referencia al Lugar de la Memoria. Sin embargo, nuestro premio Nobel, a pesar de las polémicas opiniones vertidas en su libro La utopía arcaica, se mostró favorable a dedicar el año al centenario de Arguedas.
El ninguneo oficial de Arguedas es la consecuencia de una concepción de la modernidad definida desde los paradigmas del mercado mundial globalizado, una modernidad que excluye no sólo a amplios sectores sociales, sino a componentes centrales de nuestro tejido cultural. Se trata de una mera concepción de la modernidad como copia de las lógicas globalizadoras, en oposición a la modernidad propia que proponía Arguedas, a partir de la articulación de todas nuestras patrias y todas nuestras sangres. Como lo subrayó muy claramente Ángel Rama, “la modernidad no es renunciable y negarse a ella es suicida; lo es también renunciar a sí mismo para aceptarla”.
La decisión de preterir a Arguedas revela la persistencia de lo que Aníbal Quijano ha denominado la colonialidad del poder, esa lógica de exclusión del otro, del subalterno, desde una mirada que fetichiza la modernidad y que se autoilusiona con un inminente ingreso al ámbito del desarrollo, a pesar de que la mitad de los peruanos se sienten excluidos y de que casi 500 años después, nuestros principales productos de exportación siguen siendo el oro y la plata. Este enfoque, como todos sabemos, fue popularizado con la famosa doctrina del “perro del hortelano”. Al optar por exaltar a “Machu Picchu para el mundo”, se reitera el viejo ideologema de la monumentalización de lo indígena como mera “ruina”, como puro pasado, muy atractivo para el turista nacional o extranjero, pero que debe ser dejado atrás en aras del mito del progreso. Incas sí, indios no: admiremos el legado de las civilizaciones prehispánicas ya desaparecidas, invisibilicemos la cultura andina viva, cuyo símbolo paradigmático es justamente Arguedas.
Concluyo con moderado optimismo. De algún modo, a pesar de que este año no haya estado dedicado oficialmente a su memoria, el 2011 quedará marcado por la presencia tutelar de Arguedas, por la persistencia, para muchos inesperada, de aquella utopía que él diseñó. Los ríos profundos de nuestra historia han abierto quizá un pequeño resquicio a lo que Ernst Bloch llamara “el Principio Esperanza”: en nuestro caso, la esperanza de que se abran caminos de cambio para que los peruanos podamos vivir felices todas esas patrias que configuran nuestra identidad heterogénea.


3 comentarios:

javier dijo...

Maestro:

¿Y dónde los mortales podemos acceder al artículo completo?

BIBLIOTECA EL CANDELABRO - COMAS dijo...

https://sites.google.com/site/bibliotecacandelabrocomas/unmsm-congreso-internacional-los-universos-literarios-de-jose-maria-arguedas-lm

COLOQUIOS Y CONGRESOS dijo...

http://www.facebook.com/event.php?eid=172360079486039