domingo, 5 de junio de 2011

Voto por la dignidad, Ollanta Humala nuevo presidente del Perú

Se han resistido hasta el último. Han sesgado las entrrevistas, han recordado hasta el cansancio el plan de gobierno, han seguido desacreditando la imagen del candidato de Gana Perú. Fue el mismo comportamiento que la derecha conservadora arguía hace dos años cuando se produjo el Baguazo. Pero toda la población ha ido a votar como corresponde.
La votación ha sido reñida. Y no podía ser de otro modo frente a un campaña donde el sicosocial ha primado como aquella que llegó a sectores populares según la cual habría escasez de alimentos o en los sectores medios, que les expropiarían su segundo departamento o si eres negociante, te confiscaría tu puesto. En fin, todas esas patrañas no dieron el resultao que esperaban los que se preciaban de "haber matado menos" que otros gobiernos o señoronas que amezaron con enviar a la cárcel por la sentencia a Fujimori a representates de la justicia o los delincuentes que se exhibieron haciendo alarde de la democracia.
Hace una década que no iba a los mítines. El viernes asistí porque el Gremio de Escritores de Perú expresó su adhesión a la candidatura de Gana Perú tal como lo han hecho diversos intelecutales y gremios en el afán de concertar esfuerzos e incluir a las diversas tendencias en una propuesta amplia para el gobierno del Perú. Las imágenes que tengo son puro sentimiento: la gente modesta y clase media de todos lados, llegaban con la suya. Se pasaron la voz. Entre ellos primaba la alegría y una simpatía sin par. Los compatriotas, como se hacen llamar los nacionalista, se confundían con todos los que adherían la candidatura de Humala por Gana Perú, por que todos participamos de la idea de un proyecto común para nuestra patria. Fue una fiesta que anunciaba el tirunfo de Ollanta Humana.
En fin, a estas horas, los resultados oficiales siguen reñidos en el mismo estilo que sabía "explicar" las Matemáticas la actual presidenta de la ONPE cuando era profesora en mi Colegio Mixto Roma donde estudié. Así ha dejado las cosas al 78, 3: Ollanta Humala 50.08 y Keiko Fujimori, 49.913 (téngase en cuenta que ONPE registra la plaza de Lima, donde Fujimori, en efecto, ha ganado), datos que se han distanciado no solo de la boca de urna sino de los conteos rápidos cuya diferencia sería 2 puntos porcentuales (DATUM a boca de urna: Gana Perú 52, 7, Fujimori 47,3; Transparencia, conteo rápido: Ollanta Humala 51,5 % , K Fujimori 48,5 %).
Lo cierto es que Gana Perú ya ganó, y con ello el Perú ganó un gobierno de concertación. Poque el Perú dijo sí a la dignidad, no a la corrupción.


Foto tomada de La República.

1 comentario:

Sucesor dijo...

Esperemos que Ollanta no se cambie de polo, y la injerencia venezolana -que sabemos que hay- no afecte la democracia que piensa llevar humala. Muchos votamos para evitar el fujimorismo de nuevo. Esperamos las promesas