domingo, 15 de mayo de 2011

César Guardia Mayorga, insigne maestro (15 de mayo 1906-18 de octubre 1983), por Sara Beatriz Guardia

Oriundo de Lampa, Ayacucho, Cesar Guardia Mayorga se formó en el claustro de San Agustín, donde defendió con tenacidad y pasión su adhesión al socialismo en una época en que esta postura significó persecución política, exilio y prisión. Dirigente del movimiento universitario de Arequipa, se abocó a la docencia universitaria desde 1931, fecha en la que obtuvo el bachillerato en Historia, Filosofía y Letras; el doctorado en Letras en 1934, y el título de Abogado en 1937. Fue Director del Colegio Universitario de la Universidad de San Agustín, Presidente de la Asociación Nacional de Escritores Artistas e Intelectuales de la filial de Arequipa, Director de Conferencias del Colegio de Abogados, Director de la Revista de la Universidad de San Agustín, y fundador de la Facultad de Educación de la misma universidad donde durante veinte años tuvo a su cargo diversas asignaturas del campo filosófico.

En 1952, por decisión del gobierno del general Odría, fue expulsado de la Universidad de San Agustín conjuntamente con Humberto Núñez Borja y Teodoro Núñez Ureta, acusado de hacer proselitismo político. Llamado inmediatamente a la Universidad San Simón de Cochabamba, Bolivia, por el Rector, Arturo Urquidi, allí organizó y dirigió el Seminario de Filosofía; conformó la Comisión de la Reforma Universitaria , y el Comité de Asesoramiento de la Comisión de Reforma Agraria. Colaboró con la Revista Jurídica , y la Revista Cultura, dirigida por Eduardo Ocampo Moscoso.

En los primeros años del convulsionado gobierno de Víctor Paz Estensoro, la Universidad de San Simón sufrió la intervención de una comisión organizadora que impuso al Consejo Universitario la separación arbitraria de Cesar Guardia Mayorga de esa casa de estudios acusado de realizar un intenso proselitismo político. La determinación originó una huelga generalizada de profesores y alumnos, lo que obligó al Consejo Universitario a revocar la decisión. Al comunicársele a Guardia Mayorga que podía volver a la docencia de sus cursos de Filosofía, el catedrático peruano respondió que sólo retornaría cuando todos los profesores que también habían sido depuestos fueran nuevamente contratados. Luego de tres meses de huelga y movilizaciones estudiantiles, los maestros sancionados regresaron a las aulas de la Universidad de San Simón donde Cesar Guardia Mayorga recibió el grado de Profesor Honorario.

De regreso del exilio, se le prohibió la docencia universitaria en el Perú hasta que en 1960 logró por concurso enseñar durante un año Psicología y Filosofía en la Universidad de Huamanga de Ayacucho, de donde también fue depuesto de su cargo por la influencia que ejercía en el alumnado. En enero de 1963, fue encarcelado con centenares de intelectuales por decisión de la Junta Militar que gobernaba en ese entonces. Sometido a interrogatorios y encarcelamiento en las prisiones de El Sexto, Sepa y el Frontón, finalmente y luego de varios meses recibió una grotesca absolución por falta de cargos.

Apenas liberado ganó por concurso las cátedras de Psicología y Filosofía en la Universidad San Luis Gonzaga de Ica, donde enseñó cuatro años, y en 1968, ejerció la cátedra de Filosofía en la Universidad de San Marcos.

“Dura y recta trayectoria de luz entre las sombras es ésta que escuetamente me ha tocado reseñar”, señala en un artículo sobre Cesar Guardia Mayorga, el Dr. Hugo Pesce. Y agrega: “Que tenaz ha de ser la convicción filosófica y científica para que un hombre recorra serena e incorruptible una trayectoria de esta altura. Algún día lejano cuando tras una larga vida nutrida de pensamiento constructivo y de derechura moral, se trace con perspectiva serena la magna biografía del filósofo peruano Guardia Mayorga, quizá aparezca en diminuto el oscuro y triste apellido de algún personajillo que ahora nos es grato olvidar.”

Una de las preocupaciones fundamentales de la vida y obra de Guardia Mayorga fue la educación en el Perú. En la Revista de la Universidad de San Agustín sostuvo que Mariátegui al analizar la problemática universitaria en “ La Crisis Universitaria : Crisis de maestros y de ideas” enfatiza: “Otra vez, la juventud grita contra los malos métodos, contra los malos profesores. Pero esos malos maestros podían ser sustituidos. Esos malos métodos podrían ser mejorados. No cesaría por esto, la crisis universitaria. La crisis es estructural, espiritual, ideológica”. En efecto, agrega Guardia Mayorga, “he expuesto la gran importancia que tiene crear el espíritu científico en nuestras universidades; pero la preparación resultaría incompleta si no se impartiese una educación humanista. La ciencia y la técnica, instrumentos de dominio del hombre sobre al naturaleza, deben tener como finalidad el bienestar y la humanización de la sociedad y del hombre mismo”

En el prólogo de la primera edición de Peruanicemos al Perú de José Carlos Mariátegui, señala: “La peruanización empezó con la poesía de Cesar Vallejo, con los cuentos de López Albújar, con la pintura de Sabogal, los trabajos de los hermanos Peralta, las investigaciones arqueológicas de Julio C. Tello, los trabajos sociológicos e históricos de Uriel García, Castro Pozo, César Ugarte, Abelardo Solís y otros (...) Pero no olvidemos que el verdadero iniciador consciente de la tarea de peruanizar al Perú, es José Carlos Mariátegui”.

Entre sus obras destacan: Historia Contemporánea (1937); Manual de Legislación Obrera (1938); Historia Media y Moderna (1941); Léxico Filosófico (1941); Reconstruyendo el aprismo (1945); Psicología Infantil y del Adolescente (1946); Filosofía y Ciencia (1947); Terminología Filosófica (1949); Fascículos de Psicología (1951); Historia de la Filosofía Griega (1953); La Reforma Agraria en el Perú (1957); El problema de la Reforma Universitaria (1957); Diccionario Kechwa -Castellano (1959); De Confucio a Mao Tse Tung (1960); Problemas del conocimiento (1964); ¿Es posible la existencia de una filosofía nacional o latinoamericana? (1966); Job el Creyente y Prometeo el Rebelde (1966); Cultura Humana 1 Parte (1966); Psicología del Hombre concreto (1967); Carlos Marx y Federico Engels (1968); Filosofía, Ciencia y Religión (1970); Cultura Humana II parte (1972); Gramática Kechwa (1974); Runa Simi Jarawi (1975); En el camino (1978); Vida y pasión de Waman Poma de Ayala (1979); Diccionario Kechwa- Castellano. Sétima Edición (1997).

Cesar Guardia Mayorga fue Miembro Honorario del Primer Congreso Argentino de Psicología, Profesor Honorario de la Universidad San Simón de Cochabamba, Catedrático Emérito de la Universidad de San Luis Gonzaga de Ica, Catedrático Emérito de la Universidad San Agustín de Arequipa. En 1994, por decisión unánime el Consejo Universitario de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, acordó ponerle el nombre de Cesar Guardia Mayorga, a la Biblioteca del Área de Ciencias Sociales. El reconocimiento que dicha universidad le brindó constituye el merecido homenaje al maestro que consagró su vida a forjar una juventud académicamente competente e impregnada de valores éticos y de justicia social.

Cuando, Cesar Guardia Mayorga, murió el 18 de octubre de 1983, Manuel de Priego dijo en un artículo periodístico, “Fue un sabio, lo decimos con toda responsabilidad. Quizá, no estamos seguros, no inventó nada. Pero a mucha gente le descubrió mundos nuevos; en un período de perezoso dogmatismo la dotó de una cierta cultura filosófica general. Dio a conocer directamente a los griegos, a los escolásticos, a los cartesianos, a los enciclopedistas, a Kant, a Hegel, a Marx, Engels, en fin… No sólo en las aulas universitarias. También en las celdas de las cárceles, en plazas públicas. No hay confusión: nada que ver con el divagar, muy lejos él del sonajeo del diletante. Teoría y praxis era la cosa; transformar el mundo, no sólo interpretarlo. La palabra verdadera sí; pero también la verdad del valiente que la alimenta con su sangre y su accionar consecuente".

Poesía Kechua

En César Guardia Mayorga no solamente destaca el pensamiento dialéctico en todos sus textos filosóficos, sino que también aplicó de manera creadora en su poesía. Publicó en 1961 la primera edición de su libro Runa Simi Jarawi, firmado con el seudónimo de Kusi Paukar; y en 1975, la segunda edición.

El poemario está divido en tres partes: Sonqup jarawinin (El cantar del corazón); Umapa Jamutynin (El pensar de la gente); Runap Kutipakuynin (La protesta de la gente). En su libro La literatura de los quechuas (1960), señala que “entre los poetas quechuas peruanos es necesario cita a César Guardia Mayorga” refiriéndose a la Revista de Cultura de la Universidad de Cochabamba, que en su número 2 de 1960, publica un conjunto de poesias firmadas bajo el seudónimo de Kusi Paukar. “Las composiciones escritas en un quechua noble y acendrado, contienen un aliento lírico delicado y sutil cuando abordan el tema el amor; agudo y profundo en el tema del puro raciocinio; vigoroso e incisivo en el de índole social; todos acompañados de prestancia y belleza”.

En el prólogo a la segunda edición, Mario Florian sostiene que en Guardia Mayorga “se dan la mano la inquietud social y la erudición. “Maestro universitario, ensayista, filósofo, impulsador de corrientes doctrinarias marxista, quechuista y poeta”

1 comentario:

Anónimo dijo...

El señor cesar mayorga, que opinaba sobre nietzsche y sobre velasco ,si usted lo sabe, comentelo.
Cuento con una obra suya y es genial pero a esas preguntas q le formulo no encuentro respuesta, gracias por su contestacion.