domingo, 16 de enero de 2011

La promoción de 1975


Para Jaime Quiroz Núñez, maestro de juventudes.


Pertenezco a esa generación de peruanos que todavía soñaba en el progreso, aunque la realidad demostró que no siempre ocurre así. En todo caso fuimos una generación que afrontó el dulce encanto de vivir. De allí que su signo sea la de un treintena de muchachos y muchachas que egresamos de la escuela secundaria de Roma-Tulape (1) con la esperanza de ser buena gente y siempre mejores, no necesariamente porque tendríamos un título o un grado académico, sino porque el sentido que le dimos a nuestras vidas, esa firme creencia en la magia de la vida y esa necesaria mirada social que muchas veces nos ha traído el desasosiego y descontento frente a la desigualdades e injusticias.

Recuerdo a Bertha izando la bandera en la plaza del distrito, pero no en cualquier momento, sino en uno singular. Ella fue la artífice de la celebración del Día Internacional de la Mujer, Marquina la representó en su condición de mujer y como dirigenta del Vaso de Leche en tiempos en que las autoridades querían quitarles cinco meses de ese derecho a los beneficiarios del valle Chicama. A Beba Soledad, maestra que es feliz enseñando y haciendo de su profesión un apostolado permanente. A José que trabajando estudiaba y tuvo que dejarlo porque la empresa no le daba las facilidades del caso, pero al mismo tiempo lo recuerdo como Maestro de Mecánica Fina, que renunció a esa especialidad y decidió ser un honrado y feliz trabajador del campo. A Goyo que desde siempre se ha peleado para que las cosas que se hagan bien y sin las cuentas por debajo. Cómo me voy a olvidar de Italo que fue a probar y probarse como hombre de trabajo y feliz con sus tres hijos y su pequeña nieta. A todos los amigos y amigas (Nora, Nícida, Bebe, Róger, Maritza),que han estado presentes en esta reunión de rencuentro y a los que no estuvieron. Y los recuerdo en sus firmezas y logros, en las formas de ser felices y en la memoria de lo que hacen por ser siempre mejores y felices.

Corresponde también decir que fuimos esa generación que decidió estudiar en el Perú, a diferencia de los que nos precedieron y cuyos destinos lo hicieron en Argentina y México, nosotros nos quedamos y fuimos a dar en las aulas de las universidades nacionales de Trujillo, Cajamarca y Lima. Más de la mitad ahora ejerciendo sus profesiones, sea como ingenieros, abogados, maestros o creadores, todos ellos dando la cara al Perú. Sin nostalgias, pero eso sí, con la sincera voluntad de pelearnos por lo nuestro, por estos pedacitos de Perú donde nacimos o vivimos. Y por ello no puedo dejar de mencionar a Elmer Salazar que desde la ausencia estuvo presente en la reunión y a Eugenio Trujillo –que llegó tarde, pero llegó- con quienes hicimos teatro y periodismo (igual tú Goyo Chuquiruna y tú Bertha Marquina).

Tuve –y tuvimos- los mejores maestros que fueron capaces de abrirnos los ojos para mirar más allá de nuestra pequeña aldea. La mayoría de ellos le pusieron un ritmo especial a nuestra enseñanza, eran maestros de vocación. Alentaron y contribuyeron a nuestra formación, allí están Mirian Balarezo, Elí Zevallos y Jaime Quiroz Núñez.

De Jaime, nuestro maestro y amigo, que fue el tutor de la promoción que optó por llamarse JAER (Juventud de Avanzada Estudiantil Romana), tengo los mejores recuerdos. Lo recuerdo en su sencillez y en su siempre renovadas sesiones de clases, hago memoria de los trabajos de grupo que hacíamos, de sus separatas que leíamos, de los experimentos en el gabinete de ciencia, donde manipulábamos los químicos de esa bendita tabla que jamás aprendí pero que pude observar en las clases de mi maestro –y claro, también imaginarlas- y por cierto, de esa curiosa manera de calificarnos: la autoevaluación que hacíamos sin tenernos piedad. He aquí la brevísima imagen de mi maestro Jaime Quiroz Núñez, un profesor de vocación y verdadero hombre de justicia.

Creo, finalmente, que ellos alentaron un imaginario, la ser justos y mejores, la de amar la vida. Pero ser sobre todo nosotros mismos.

Gonzalo Espino
(En Tulape)



En la foto:
Goyo, Róger, Gonzalo, Jaime Quiroz Núñez, Italo;
Beba, Bebe, Maritza, Bertha, Nícida;
y, Nora, José y Eugenio.


(1) Se trata de la promoción de escoleros que salió del Colegio Nacional Mixto Roma (Tulape, Trujillo, Perú) en 1975. Hoy se produjo una sencilla reunión de reencuentro.

4 comentarios:

HERMES dijo...

Estimado Dr. Gonzalo Espino....estimados amigos de JAER 75, recordado Prof. Jaime Quiroz..... cuando hubiese querido estar rpesente en esta reunion!!!....lamentablemente, hace casi dos semanas debi retornar a esta isla del caribe para seguir en la lucha diaria del pan para la familia..... debo continuar por la vida con el dolro que todos conoces, de haber perdido la mitad de mi vida....pero aun debo seguir adelante por la otra mitad que me queda.....
Sin embargo, verlos trae a la memoria esos tiempos que compartimos, los de aquella juventud luchadora que se forjo la meta de ser mejores y crecer en base a educacion.....recordar los consejos del Prof. Jaime, los consejos y palmaditas con el "si podremos" de los amigos como Uds..... bellos tiempos, bellos recuerdos.....
Como olvidar nuestras actuaciones en la plaza de Armas!!! ....nuestra naciente inquietud periodistica!!!! ...
Mis amigos.... que Dios les bendiga ...y ya saben que aca siempre tienen un amigo .... un fuerte abrazo a Ud., Dr. Espino

Hermes S.C,

BEBA SOLEDAD MIRANDA DE CRUZ dijo...

No importa en donde estés; sino con quien estés... y a ustedes queridos amigos, siempre los llevo en el corazón...Gracias por la oportunidad de volvernos a ver. Despojándonos de títulos académicos o cargos administrativos, solamente somos esas personas de bien que nos formamos en nuestro amado Colegio Nacional Mixto ROMA. Asi se llamó cuando estuvimos en sus aulas y con ese nombre permanecerá en nuestra mente y en nuestro corazón.
Que Dios nos proteja y nos bendiga cada dia de nuestras vidas.

Jaime Quiroz Núñez dijo...

Al leer estos dos primeros comentarios me siento realizado y retumba en mi memoria aquella sencilla expresión que entonces me brotara para decirles en aquel sencillo compaginado "... encontrarás la pureza de expresión, el sincero sentimiento de 36 miradas perdidas en el infinito de la incertidumbre y de 36 aspiraciones con objetivos individuales, ...", que estoy convencido hoy lo han logrado, porque al escucharlos el día de ayer a cada uno de los presentes recibí en mi espíritu el mensajes de los 36 corazones que me comunicaron a través de las expresiones de cada uno de ustedes el sentimiento puro de todos los ausentes por que los sentí presentes, con cada una de sus sonrisas dibujadas en vuestros alegres rostros, como no sentirme satisfecho al comprobar que las semillas que pudimos esparcir han caído en tierra fértil al comprobar la singularidad de un buen producto que muchos quisieran tener y comprobar aún más que mis sueños se cristalizan en cada uno de ustedes como eco perfeccionado en la cordillera de nuestro país que reclama nuestra más decidida participación para consolidar nuestra identidad y hacer de nuestra patria un país moderno y en franco desarrollo, por ello quiero renovarles mis mejores deseo de prosperidad personal y familiar, que Dios los bendiga a cada una de sus familias para que no nos desanime los pequeños obstáculos de la vida, sino que nos sirvan de trampolín para llegar más lejos AMANDO A NUESTRO PRÓJIMO COMO A NOSOTROS MISMOS; que Dios los ilumine con el espíritu santo y los bendiga siempre.
Un abrazo sincero para cada uno de los integrantes de la JAER.
de su amigo:
Prof. Jaime Tomás Quiroz Núñez

HERMES dijo...

Inmensamente agradecido por los comentarios ....
A nuestro querido profesor, Dn Jaime Quiroz N., mucho me habria gustado saludarle personalmente....lamentablemente el tiempo (aquel vil tirano!!!)impidio el reencuentro con Ud. y con todos los amigos...(Gonzalo, Beba, Bebe, Italo, Jose Luis, Roger, Goyo, Eugenio, Mariza, Bertha, Nora, Nicida) ...el afecto y agradecimiento que guardo para el (creo que como todos los 36 de JAER'75) es muy grande.
Por ahora, desde este lugar del mundo mis afectos y saludos a todos Uds.... al Dr. Gonzalo (perdon por lo de Doctor.....para mi siempre sera un orgullo saludarle de esa forama afectuosa.... compartimos muchas gratisimas experiencias en esos inicios periodisticos, en el teatro y en las aulas y hasta en nuestros paseos por las calles de roma) .... gracias mil por permitirnos este espacio para manifestarnos....
Para quienes deseen escribirme, mi correo sigue siendo hermes_s_c@hotmail.com o el de la empresa...salazar@odebrecht.com.
Abrazos afectuosos.....y aca tienen siempre un amigo....