domingo, 20 de diciembre de 2009

Carlos García Miranda, Utopía negra por Gonzalo Espino


Un elemento definitivo de la comprensión de las literaturas del Perú en los tiempos actuales es estudiarla desde la diversidad y desde del coflicto. La afirmación del maestro Antonio Cornejo sobre la totalidad contradictoria y al mismo tiempo la existencia de literatura étnicas y populares abrió un camino que ha dado frutos insospechables. Desde entonces, los estudios que se han desarrollado desde la academia han enriquecido la prpuesta. En esta línea hay que destacar los trabajos realizados por el Milagros Carazas sobre Gregorio Martínez y por cierto Carlos García Miranda, sobre Antonio Gálvez Ronceros.


La Utopía negra. Representación, escritura/ oralidad e identidad cuturla en la narativa negrista de Antonio Gálvez Ronceros (2009) es sin duda el primer trabajo orgánico sobre uno de los más importantes escritores del siglo XX. Se trata de una investigación sistemática, atenta a las publicaciones sobre autor, y cuyo aparato crítico resulta ideono para sus exploración. Corresponde también decir que se trata de una estudio cuyo origen fue la tesis de licenciatura de García Miranda y cuyo presupuesto no han perdido vigencia, todo lo contrario, nos habla de la actualidad de su lectura.

García Miranda discute los límites de críticas realizadas en torno a dos colecciones de Antonio Gálvez Ronceros, Los ermitaños (1962) y Monólogos desde las las tinieblas (1975), en especial al caracter fundacional, el realismo o la visiones desde adentro, por lo que propone leer "que la obra de Gálvez Ronceros es una representación discursiva, por tanto sujeta a condicionamiento ideológicos, de un entorno cultural perteneciente a una minoría étnica." La representación discursiva será analizada desde la narratología, por lo que apelará a la categorías "focalización", "modalidad" y "distancia" en su análisis de Los ermitaños. En el segundo caso, apela a la oralidad/ escritura para su estudio, por lo que se detiene en tres categorías "el diálogo", "el monodiálogo"
y la "fonetización de la escritura", para Monólogo... Una lectura, como dije sistemática y que aporta a la comprensión de corpus narrativo del autor chinchano.

Creo que lo que hacen a estos relatos magistrales es exactamente la eficacia narrativa entendida con la tensión entre en la historia narrada y la forma como estas concluyen, pero al mismo tiempo el peso de la masa de representación afroperuana en los textos de Galvez Ronceros. De allí la importancia para la discusión el último capítulo, "Identidad cultural en Los Ermitaños y Monólogo desde las tinieblas". Si la arquelogía de la narrativa negra resulta breve, más interesante es su reflexión sobre la identidad, cultura e ideología, que lo asocia a la transculutación, cuya expresión será "racionalziación del discurso cultural propio de una minoría" que se expresa en el trabajo narrativo de Galvez Ronceros en torno a la "discriminación" que como "rasgo legitimador", en el caso de Los Ermitaños. Para el caso de Monólogo estos rasgos tiene que ver con la conflictividad étnica, identidad y heterogeneidad. El conflicto es lo que organiza el relato, por lo que se pregunta, "¿Cómo se identifican estos personajes", dirá García Miranda: "estos personajes construyen un discurso identitario conflictivo", realizado, por otro lado, también "a través del uso de un lenguaje fonetizado" y el enfrentamiento, que en el relato, da "una imagen identitaria" que "enfrenta a censuras", que como discurso a la par correspondería al plano utópico. Esta realización tiene, para el autor de la Utopía negra su concreción en la "intermediación cultural" que será visto como transcultural y hererogéneo, y que reafirman la utopía del autor implícito.

Si los textos son representaciones, habría que recordar las representación luego de los años 50 dejaron de ser esclusivas de la ciudad letradas. Esto por la extensión de la escuela, con ello la alfabetización de diversas colectividades, de esta suerte es posible imaginar procesos de apropiación de la escritura, que suponen a la par adhesiones, que el casos de Galvez Ronceros resulta un mecanismo que va más allá de un escritor de si es o no un escritor afroperuano, por que lo que leemos en los textos de Monólogos..., sobre todo allí, es la de un narrador que se ubica desde una perspectiva intercultural no exactamente como alguien que intermedia culturalmente, ni menos como sujeto que se desarrolla desde la escena exterior (Orihuela, dixi). La alusión a "literatura del borde", pese a que se utiliza en los fueros académicos, remite siempre cierta forma de domesticación de nuestra literatura. Lo pertinente sería hablar de literaturas peruanas en los términos del conflicto y la diversidad, más precisamente de litratura afroperuana.

Con todo, la Utopía negra resulta una invitación a la lectura de la obra de Antonio Gálvez Ronceros y al mismo tiempo a una relectura de la utopía que el texto construye como propósito o como asunto a debatir. Sin duda, un libro que invita a repensar la literatura peruana y volver sobre una lectura enriquecedora y transparente para una narrador que hoy se ha convertido en una de los iconos de nuestra literatura peruana, más precisamene afroperuana como parte del imaginario nuestro.

García Miranda, Carlos. La Utopía negra. Representación, escritura/ oralidad e identidad cuturla en la narativa negrista de Antonio Gálvez Ronceros. Lima: Fondo Editorial de la Facultad de Letras y CC.HH UNMSM, 2009 (ISBN: 978-9972-2694-7-9)

1 comentario:

Francis dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.