domingo, 21 de junio de 2009

Jovaldo: Poeta popular


Lo conocí al poeta Jovaldo a fines de la década de los 70 cuando las coordinadoras populares de Arte. Era de una declamador nato, como poeta gustaba las formas castizas de expresión sonora y sus versos estaban apegada a la idea que deseaba expresar. Prefería el tono popular, y traducía -y hacía evidente- las luchas sociales y las utopías sociales que las izquierdas compartíamos. En los ochenta fue detenido, la Coordinadora de Arte del Cono Norte hizo una marcha por su libertad. Luego fue acusado de terrorista. Recluído en El Frontón, murió como consecuencia del develamiento de un motín senderista, que terminó en matanza (18 y 19 de junio de 1986). Es obvio que falta hacer un balance de la veta popular de la poesía peruana. He aquí algunos poemas que circulan en el medio:

SOLO CON ELLOS LUCHANDO
COMO ME SIENTO FELIZ
CUANDO ESTOY CON LOS OBREROS,
ELLOS ME DAN SU CALOR
Y YO MIS CANTOS SINCEROS.

1
Cuando en el verso empezaba
lo hacia entre cuatro muros,
en carne propia los duros
golpes no experimentaba.
Si alguna vez recitaba
sufría siempre un desliz,
no miraba mi país
por ladrones despojado.
Sintiendo al proletariado
COMO ME SIENTO FELIZ.

2
Sólo con ellos luchando
podrá mi verso servir,
de lo contrario a morir
se me estará condenando.
Como una flor acabando
entre incontables floreros,
mis cantos por traicioneros
se irían al basural.
Me lo dice tanto mal
CUANDO ESTOY CON LOS OBREROS.

3
No existe arte por arte
ahora lo sé muy bien,
cada cual escribe a quien
sus intereses comparte.
En Venus, Plutón o Marte,
donde habite poblador,
si es que existe explotador
también existe explotado.
Yo canto al proletariado
ELLOS ME DAN CALOR.

4
Por tanto pongo en sus manos
la pólvora de mi verso,
pues ansío al Universo
sin verdugos ni tiranos.
Los pobladores hermanos
todos serán compañeros:
albañiles, ingenieros,
sólo al pueblo servirán.
Sus frutos me brindarán
Y YO MIS CANTOS SINCEROS.

1976

POR UN PLATO DE LENTEJAS
Puedo estar en minoría
encontrarme tras las rejas;
más no vendo mis principios
por un plato de lentejas.
Hablo claro sin tapujos
no concilio con traidores,
antes me corto la lengua
de un sólo tajo traidores.
Que me llamen los "maduros"
de ultraizquierda o infantil;
eso no me preocupa
yo me siento juvenil.

Juvenil en mis ideas
y en mis ansias juvenil,
juvenil ahora y siempre
con la pluma y el fusil.
Allá aquellos mercachifles
prostitutas sin honor;
la desnudan su conCIENcia
por un misero favor.
Yo no puedo hacer lo mismo
me lo impide la razón;
antes muero en digna hambruna
que acallar mi corazón.
Puedo estar en minoría
encontrarme tras las rejas;
más no vendo mis principios
por un plato de lentejas.

ACLARACIÓN A UN INTELECTUAL APOLÍTICO
No hay razón para amargarse
se lo pido por favor;
Yo no escribo para intelectuales
como usted "mi gran señor":

Que mi canto le parezca
no tener ningún valor,
eso nada me sorprende
de un grandísimo doctor.

Allá usted con sus cantares
a la luna y a la flor.
Allá usted con sus abstractos
versos "puros" al amor.

Yo le canto a los humildes
Porque siento con dolor,
Como sufren por la causa
de un sistema explotador.

No me venga pues con aires
de apolítico cantor:
El arte está con el pueblo
o está con el opresor.

No hay razón para amargarse
Se lo pido por favor;
Yo no escribo para intelectuales
como usted mi gran señor.

Jovaldo (José Valdivia Domínguez), poeta-trovador,
muerto en la matanza de la isla penal El Frontón, el 18 y 19 de Junio de 1986.

3 comentarios:

Juan Ramirez Ruiz dijo...

Panfletario, efectista, tipico de la visión corporativista de la cultura que pretende reducir el arte a una mera expresión política. Una pena que su paso por el terrorismo lo haya llevado a una muerte absurda. Creo que es muy generoso de tu parte darle un espacio dentro de la poesía popular, cultivada por muchos talentosos peruanos. No le haces honor a los otros poetas, poniendo a Jovaldo dentro de ese rubro.

Anónimo dijo...

le dio en la carnecita juan ramirez intelectual apolítico, el estigma es un cancer y limitación para el que quiere ser un verdadero científico.

Anónimo dijo...

Los enemigos de la poesia de clase lanzarán una serie de epitetos que no dañan el legado del poeta ppular, viva Jovaldo!!