domingo, 15 de marzo de 2009

Contra la calumnia y la difamación, AIS

Este es el pronunciamiento que está haciendo circular AIS frente a la calumnia y la difamación con que actúan los operadores políticos, que se escudan en el cobarde del anonimato y hacen gala de la infamia y el cinismo en la Universidad. Expresamos nuestra solidaridad con los colegas afectados.


UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
Fundada en 1551

ACUERDO INSTITUCIONAL SANMARQUINO

Lima, 14 marzo 2009



PRONUNCIAMIENTO

CONTRA LA CALUMNIA Y LA DIFAMACIÓN
Lima, 14 de marzo 2009


Esta vez, nos vemos en la penosa tarea de responder abiertamente a la diatriba de los difamadores y preguntarnos seriamente, y preguntarles a quienes los conocen de cerca, ¿quién, en este caso preciso, es realmente este difamador profesional, de dónde ha venido, cual es su verdadera historia personal y cuánto es el daño que causa y puede causar a la nuestra universidad a través de la calumnia y la difamación? No debemos permitir más la impunidad de calumniadores y difamadores que se esconden en el anonimato. La intención de este PRONUNCIAMIENTO es tratar de identificarlos, dar la cara por nuestra gente, romper el silencio frente al insulto, el agravio y promover la moralización de nuestra universidad.

El movimiento docente Acuerdo Institucional Sanmarquino, expresa su plena confianza en la persona del Dr. Manuel Burga y la Dra. Aurora Marrou Roldán, quienes vienen siendo atacados de manera artera por alguien que se esconde en el anonimato para difamar y calumniar, pero que todos saben de quién se trata. Esta vez lo hace bajo el seudónimo de Willy Amaya Sacarroncha, director de El Aguijón, un pasquín que no representa a ningún estudiante, sino a su propia anómala y torcida personalidad.

El Dr. Manuel Burga, rector de la universidad en el período 2001-2006, y la Dra. Aurora Marrou Roldán, actual Vicerrectora de Investigación, integrantes del movimiento docente Acuerdo Institucional Sanmarquino-AIS, son caricaturizados de la manera más grosera y ofensiva en la portada de este pasquín. Irresponsablemente, sin escrúpulo alguno, como solían hacer los “topos” del SIN en las instituciones donde se infiltraban, manipulan información para calumniar y difamar.

En el mismo pasquín caricaturiza al Dr. Víctor Peña Rodriguez, actual Vicerrector Académico. Protestamos por esta vil ofensa a una autoridad universitaria, pero al mismo tiempo sentimos la obligación moral de recordarles que el Dr. Peña ya no es miembro de Acuerdo Institucional Sanmaquino. Abandonó sus filas, a la cabeza de 12 profesores asambleístas, en vísperas de la elección de un nuevo rector en mayo del 2006. Ellos hicieron posible, con sus votos y su alianza con quienes publican El Aguijón y El Sanmarquino, la elección del actual rector Izquierdo Vásquez.

Los responsables de la prensa amarilla que circula en la universidad de San Marcos son conocidos “operadores políticos” o cabezas de mafias cuya función consiste en manipular y desmovilizar políticamente a los estudiantes. Reclutan a determinados segmentos de ellos, arman listas cada vez que hay elecciones estudiantiles y frecuentemente ganan electoralmente. Luego, brindan o venden su apoyo. Ahora mismo, no por casualidad, El Aguijón, al que nos referimos, ha sido distribuido profusamente en algunas oficinas de la universidad, pero sobre todo desde la Sala de Profesores de nuestra PRE-SAN MARCOS. ¿Por qué precisamente desde esta oficina? ¿Acaso Willy Amaya Sacarroncha no es un conocido adulón y fiel sirviente del director de este Centro?

¿Por qué la prensa amarilla, o los que se benefician de ella, tienen tanta presencia en nuestra institución? ¿Por qué los inescrupulosos, mediocres, amparados en el anonimato, tienen patente de corso para circular cómodamente en nuestra institución? ¿Por qué casi logran invertir la realidad en los imaginarios? Ellos se presentan como los honestos, los académicos, los consecuentes, los que tienen a San Marcos como proyecto, cuando sabemos que es todo lo contrario. Esta situación constituye un desafío y debemos afrontarlo. La actual crisis institucional, de representatividad y de autoridad, no nos debe atrapar en sus redes. Tenemos la obligación de volver a discutir los problemas centrales de la educación superior universitaria y darle mayor presencia al debate sobre la investigación de nuestros docentes, sus publicaciones, su capacitación permanente para saber realmente quienes somos y en que situación nos encontramos. Igualmente debemos discutir la importancia de lo que se enseña y de como se enseña en nuestra universidad, así como promover el desarrollo de una formación pertinente, adecuada, de calidad para nuestros estudiantes. Sin olvidar, por supuesto, la proyección de nuestra universidad en la construcción de una sociedad nacional más justa, equitativa y moderna.
RECUPEREMOS LA DIMENSIÓN CIENTÍFICA, ACADÉMICA
Y MORAL DE NUESTRA UNIVERSIDAD






Visite nuestra página web: www.acuerdoinstitucionalunmsm.org
Escríbanos a nuestro correo electrónico: acuerdo.institucional.unmsm1@gmail.com

No hay comentarios.: