domingo, 9 de noviembre de 2008

Werther, Goethe


30 de agosto
Desgraciado, ¿no estás loco? ¿No te engañas a ti mismo? ¿Adónde te conducirá está pasión indómita y sin objeto? No hago más oración que la que le dirijo a ella; ya no cabe en mi imaginación otra figura que la suya, y todo lo que me rodea no lo veo sino con relación a ella.

Tomado de Goethe, Werther. Madrid, Salvat Editores - Alianza Editorial, 1969; p. 80

Referencias:
Goethe, Johann Wolfgang
Werther. Paris, L´Imprimerie de L.E. Huguin, 1802(ed. bilingue aleman-francés)
Werther (Novela. Texto completo, 2005).

67 comentarios:

Ay3sHa ZiXeL dijo...

La mirada del sufrimiento a primera vista en Werther: ¿Las miradas realmente matan?



El romanticismo, movimiento cultural y político originado en Alemania, es una manera de concebir la naturaleza, la vida y al hombre mismo.

La proyección del hombre como el gran héroe del amor se enfatiza con más precisión en Werther; donde su calvario comienza con una mirada, tal vez suene inofensivo pero fue realmente letal. Muchos se preguntan si realmente existe el amor a primera vista, esto genera grandes debates, por un lado están los fervientes defensores del amor instantáneo y por el otro, los que descalifican con énfasis la posibilidad de que un hombre se enamore con tan sólo mirar. Es probable que tanto unos como los otros tengan razón, pues existen casos que confirman la primera teoría y otros que la refutan. Pero lo cierto es que quienes ponen todas sus expectativas en enamorarse en el primer contacto, generalmente llevan las de perder; como sucede con el corazón sensible y ardiente de Werther, que al final se destruyo.

Al mismo estilo de Romeo y Julieta; el protagonista pasa de un dolor a otro, pues aún lloraba la muerte de su amiga cuando conoce a Carlota y la describe como “el espectáculo más encantador que ha visto en su vida”, rodeada de niños. Con una sonrisa en los labios. Tan solo le sirvió ese cuadro para enamorase de ella.

El alma solitaria de Werther en una sociedad que le desagrada; merece nuestra admiración, nuestro respeto y nuestras lágrimas.



Janet Calderón Limachi

08030264

Ay3sHa ZiXeL dijo...

LA MIRADA DEL SUFRIMIENTO A PRIMERA VISTA EN WERTHER:
¿LAS MIRADAS REALMENTE MATAN?


El romanticismo, movimiento cultural y político originado en Alemania, es una manera de concebir la naturaleza, la vida y al hombre mismo.

La proyección del hombre como el gran héroe del amor se enfatiza con más precisión en Werther; donde su calvario comienza con una mirada, tal vez suene inofensivo pero fue realmente letal. Muchos se preguntan si realmente existe el amor a primera vista, esto genera grandes debates, por un lado están los fervientes defensores del amor instantáneo y por el otro, los que descalifican con énfasis la posibilidad de que un hombre se enamore con tan sólo mirar. Es probable que tanto unos como los otros tengan razón, pues existen casos que confirman la primera teoría y otros que la refutan. Pero lo cierto es que quienes ponen todas sus expectativas en enamorarse en el primer contacto, generalmente llevan las de perder; como sucede con el corazón sensible y ardiente de Werther, que al final se destruyo.

Al mismo estilo de Romeo y Julieta; el protagonista pasa de un dolor a otro, pues aún lloraba la muerte de su amiga cuando conoce a Carlota y la describe como “el espectáculo más encantador que ha visto en su vida”, rodeada de niños. Con una sonrisa en los labios. Tan solo le sirvió ese cuadro para enamorase de ella.

El alma solitaria de Werther en una sociedad que le desagrada; merece nuestra admiración, nuestro respeto y nuestras lágrimas.



Janet Calderón Limachi

08030264

Anónimo dijo...

Comentario de la obra Werther
La novela tiene como personaje principal al joven Werther, un joven apasionado, sensible y romántico. Que nos narra a través de cartas las cuales son dirigidas a un gran amigo de él. Sus vivencias en su traslado a un pequeño pueblo; allí vivirá inicialmente una etapa feliz, dedicándose a la pintura y a la lectura. Werther se siente dichoso, ya que se halla rodeado de tranquilidad y un paisaje exótico, además las personas son gentiles y humildes. Pero una noche el joven al asistir a una reunión conoce a Charlotte; desde ese momento su vida girará solamente en torno a ella.
En esta obra prevalece la pasión. Por ello, prima el contenido frente a la forma. Todo esto facilita que la trama sea amena. Al inicio de la obra la narración es objetiva. Solamente cuenta al lector de lo que está siendo testigo. Ejemplo de ello es el fragmento: “llegó a casa y quitó la luz de la mano del muchacho que quería alumbrarle, empezó a dar vueltas por su cuarto, lloró ruidosamente, habló excitado consigo mismo, y anduvo violentamente de un lado para otro”. Pero por otro lado, por ejemplo durante la carta que el protagonista escribe a Charlotte utiliza la técnica del monólogo interior.
El tema principal del libro es la importancia del amor. Un sentimiento en este caso, apasionado, que llega a afectar de tal manera al protagonista, que lo llevo al suicidio.
En la obra hay una serie de factores que determinan su comprensión estos son:
El individualismo, la nostalgia, el egocentrismo y como consecuencia el aislamiento. Werther da una importancia exagerada a su pasión amorosa, trayendo como consecuencia que se aleje del mundo. Parece que sólo existe lo que siente. Hay que tener en cuenta que el individuo romántico se caracteriza por no poder adecuarse a la realidad, al mismo tiempo, Werther cree ser el centro del mundo es decir no existen más problemas que los suyos. La nostalgia es otro factor importante de la obra. Werther ve la realidad a través de su mirada melancólica, producida por el desencanto amoroso.

Bustamante Doroteo Jacquelyn del Pilar
código: 08030305

Anónimo dijo...

El joven Werther decide irse a Wahlheim para cambiar ese ánimo tan angustiado que lo mortifica.
Ahí junto a la naturaleza él se encuentra feliz y puede encontrar el reposo y la tranquilidad que tanto esperaba.

Al cabo de un tiempo se enamora de Carlota, aún sabiendo que ella estaba comprometida con Alberto.
Al parecer su ánimo todavía angustiado, además de las cualidades de Carlota, influyó a que Werther se enamore de Carlota y hasta llegue a pensar que ella lo correspondía.

Después, con la llegada de Alberto, la tranquilidad de Werther desaparece. Pero este joven conserva las virtudes de ser un sujeto justo, honrado y amable, y esto nos damos cuenta cuando acepta las cualidades de Alberto llegando a entablar una buena relación con él.
Gracias a sus virtudes Werther puede ver que sus sentimientos están complicando su vida y así nos damos cuenta de que su situación es cada vez peor.

En todas las cartas que Werther escribe a su amigo Guillermo los sentimientos de Werther predominan más que la razón al no tratar de olvidar a Carlota y buscar cualquier motivo para estar a su lado.

ALUMNA: KATHERINE ENITH CABANILLAS MURILLO
CÓDIGO: 08030109

Anónimo dijo...

pregunteselo a ciclope.

Grecia dijo...

Greece

UN JOVEN IDEALISTA Y APASIONADO: CARACTERÍSTICAS DE WERTHER

Esta obra de carácter amoroso nos narra la experiencia vivida en carne propia por el mismo Goethe, quien encarna al joven Werther. Dicha experiencia amorosa estaba relacionada con la mujer que el novelista había amado intensamente, me refiero a Charlotte Buff, pues ésta a su vez encarna a la bella Carlota; mujer que representa el amor imposible para Werther. Tal y como ya nos hemos dado cuenta las primeras cartas que escribe Werther a su mejor amigo, Guillermo, nos cuentan y nos describe las características del joven; quien es tachado como un joven idealista, amoroso, que ama y exalta la naturaleza, que rechaza todo tipo de proximidad con la vida burguesa, que adora el arte en todas sus expresiones, quien en pocas palabras: es idealista y apasionado. Es decir, Werther es un muchacho que dejó la vida de la cuidad (realidad burguesa) por la vida en el campo (lugar perfecto para reflexionar y tomarse un tiempo para sí mismo, lugar que nos permite aproximarnos a Dios y que nos permite vivir con la mayor serenidad posible, sin ruido, sin lo material, sin nada que nos involucre con la vida de la ciudad),ya que una de sus cualidades como ya lo mencione es la de idealizar la naturaleza; es decir, vivir alejado de todos los vicios materiales, de todo ruido, de toda perturbación social, de toda la burguesía. Vivir en el campo cerca de la propia naturaleza y cerca de los distintos componentes que la conforman nos permite también enamorarnos de verdad y con la mayor sinceridad. Es también una de las características de Werther el ser muy apasionado, si recordamos la carta del 16 de junio nos damos cuenta que desde la primera vez que mira a Carlota éste la idealiza a tal extremo que llega a representarla como el único motivo de su vida y su felicidad, sin tener la más mínima sospecha que este amor tarde o temprano lo iba a matar; pues éste la amaba con toda el alma. Por otro lado adora el arte que sin duda alguna Carlota es y seguirá siendo su inspiración.

Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Alumna: Caballero Valderrama, Grecia C.
Código: 08030293
E.A.P.: Lingüística

Susan Carol dijo...

Werther se muestra como un personaje de argumentos pasionales, a pesar de tener ideas muy claras, poseía cierta tendencia a la obsesión, en este caso Carlota, y esto podía llegar convertir su carácter en demasiado turbulento; incluso podríamos atribuirle una especie de patología psicológica.

Desde el inicio, el hecho de señalar como personas más felices a aquellas que viven el presente y no juegan a una existencia efímera ni se dejan limitar por reglas que asfixien sus verdaderos sentimientos, hace que se muestre como libre, como un ser que no complace a los demás contra su gusto ni se fatiga tras la fortuna, pero esta mujer aparece como la que ha esclavizado sus ser, sometiéndolo sin querer a una obsesión que poco a poco va trastornándolo más. De ella no solo le impactó su belleza física, era más que eso, era su forma de bailar, sus palabras traducidas en encantos que acrecentaban su gusto hacia ella; tomando en cuenta el carácter pasional que tenía se puede deducir que de todos modos encontraría la obsesión por algo en cualquier momento. Esta obsesión se ve reflejada en muchas actitudes de él, en breves instantes de conocerla llegó a quererla, la celaba, no la besaba pues la consideraba sagrada, iba diariamente a verla y un punto bastante interesante es cuando al no poder ir él mismo a verla manda a alguien para que lo hiciera (su criado) con el fin de tener cerca a alguien que ella haya visto hoy. Incluso Carlota le hace referencia a dicho “carácter vehemente” que asegura si no lo domina, lo llevará a la muerte; sin embargo, ciegamente él cree ser correspondido. Al llegar Alberto, si bien es cierto, reprime sus celos y entablan una relación tranquila con él, se puede reflejar en muchos de sus pensamientos como es que en cierto modo siente una envidia bastante implícita; lo toma como un ser que no solo posee a su amada, sino que también tiene una vida ordenada, es bueno y querido en el pueblo. Cree que sería muy feliz hallándose en el lugar de Alberto.

Werther enlaza esta fusión de considerar como su felicidad a Carlota y a su vez esta se convierte poco a poco en proveedora de sufrimiento, siendo consciente de todo ello no acepta resignarse fácilmente, porque su modo de actuar es guiado por el corazón, por sus sentimientos (esto incapacita su facultad de reflexión y raciocinio) y si no encuentra algún medio para zafarse de ese sentir, según él, es preciso morir.

Alumna: Susan Carol Bernuy Arenas
Código: 08030062

OoO aurora OoO dijo...

*Nombre: Aurora Lizet Caruajulca Olazabal
*Código: 08030316
--------------------------------

WERTHER:MÁS QUE UNA NOVELA DE AMOR

En Werther, la novela de amor más importante de la literatura universal, no solo podemos encontrar situaciones sentimentales relacionadas con una sublime ternura; sino también otros aspectos que ensalzan más su valor. Un aspecto se encuentra en la posición que toma Werther acerca de la relación entre arte y naturaleza. Werther afirma que la naturaleza sola es infinita, y ella sola forma al gran artista.

En un pasaje de la obra se narra la manera en que Werther dibuja una escena fraternal, representada por un niño de cuatro años de edad y su pequeño hermanito de apenas seis meses. Werther plasma con una dicha plena esa imagen y dice que no necesitó inventar nada para decorar su dibujo, pues bien, todo fue proporcionado por la magna naturaleza

Werther hombre gustoso y afanado por el arte (la pintura y lo tratado sobre lo griego), ve en la naturaleza la fuerza superior que limita algún molde de creación; puesto que, atribuye a la majestuosa naturaleza como fuente de realización absoluta. Señala que toda regla asfixia a los verdaderos sentimientos y destruye la verdadera expresión de la naturaleza. Aquí Werther subraya el carácter «innato» de la naturaleza, al asumir que ella sola abastece y provee deleitosamente el sentimiento humano. Es así que la naturaleza para Werther es vista como una riqueza inagotable, capaz de formar e instruir a los grandes artistas.

Anónimo dijo...

COMENTARIO SOBRE WERTHER.

Werther es un joven enamorado de Carlota, y las cartas nos relatan una historia llena de ilusiones, pasajes de felicidad, sin sabores frustraciones y llanto.
De manera informativa Werther escribe a su amigo Guillermo quien es su confidente a quien le confiesa que esta muy enamorado de Carlota, Carlota quien esta comprometida con Alberto , es muy duro para el pensar en ello pero el quiere pasar mas tiempo a su lado no le importa la manera pero siempre por donde ella anda.
Es un amor que no se manifiesta es un amor sublime no es obsesión simplemente es el amor es su grado mas alto, Werther esta muy enamorado , Alberto quien la tiene a Carlota , por que su madre antes de morir le hizo una promesa a Carlota quien debería de cuidar a sus hijos y luego ser feliz con Alberto.
En este primer libro se manifiesta el clima del amorío de Werther en algunas ocasiones se manifiesta optimista, luego frustrado por no ver a carlota la dice en sus cartas, que si no la ve nada tiene sentido, hasta sugiere la muerte que es una salida y no seria un cobarde al matarse.
Nos rebela anécdotas sobre el y Carlota no son amores son intrahistorias en una ocasión se fue la luz y las mujeres estaban asustadas y Carlota hizo un juego de contar hasta mil y el se equivocaba a propósito para recibir de sus manos golpes, al final del primer libro el tiene que alejarse haciendo una promesa a Carlota , en la cual muestra su deseo de volver a verla , quien se despide a la luz de la luna y el rompe en llanto.





MARCO ANTONIO CAPARO ARAGON, 08030216

Joel dijo...

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
Facultad de Letras Y Ciencias Humanas
Introducción a la Literatura General: Gonzalo Espino R.
Bautista Aguilar, Joel 08030061


Sin duda el tema principal sobre el que versa la obra Las desventuras de joven Werther es el amor. Werther llega al pueblo de Wahlhein en busca de paz para su espíritu y claro que la encuentra. Se regocija en la soledad, encuentra tranquilidad en la naturaleza, en la fuente del agua del pueblo, en el clima, en los niños que ve jugar en el pueblo. Considera que los niños son los más felices porque viven el presente y no le prestan atención a su pasado; es esta la diferencia con los adultos quienes piensan en su pasado y se mortifican en él sin poder hacer nada por cambiarlo.

Werther transcurre su vida en este sosiego hasta que conoce a Carlota una joven encantadora de la cual se enamora y no solo por su bello aspecto sino también por su personalidad, que es muy parecida a la de él. Werther entiende que este amor es imposible porque Carlota esta comprometida y una medida que toma para solucionar este dilema es distanciarse, dejar de verla; sin embargo no puede. Carlota se ha convertido en un poderoso imán que lo atrae y él no puede dejar pasar un día sin verla o estar al lado de alguien que la haya visto, que haya estado a su lado.

Ante este desamor Werther piensa en la muerte como una solución a su problema, lo que sucede es que él no concibe el suicidio como un acto de cobardía, sino como una solución que se alcanza cuando el espíritu traspasa sus limites y se encuentra en un laberinto sin salida.

Oswaldo M. Bolo Varela dijo...

WERTHER ES UN INGENUO, SOLITARIO Y APASIONANTE NIÑO.


¡Qué niños somos! ¡Con qué vehemencia suspiramos por una mirada! (Werther, 8 de Julio)

El tierno, afectuoso y apasionado amante ha de enredarse en un amor tan tormentoso, que vulnerará sus sentimientos, su estabilidad, su libertad.

Werther se presenta sin defensa a este tiránico amor por Carlota, es ingenuo, inocente; él no busca el placer: él busca el afecto de esa mujer que le exalta tanto. Se entrega sin pedir nada más que la retribución por ese amor que siente. Es un hombre puro.

Será por eso que declara que no hay nada en el mundo que interese a mi corazón tanto como los niños; porque él se manifiesta justamente como un niño. Le agradan tanto estos pequeños seres, pues se ve reflejado en ellos, en sus juegos sencillos, en su vida descomplicada, en sus virtudes innatas, pero sobretodo, en esa pureza tan propia en ellos. Es por eso mismo que detesta el malhumor -algo atípico en los infantes- se declara enemigo de quién se entregue a este nocivo vicio.

Suspira por una mirada de Carlota, le llena de besos las manos si ésta le hace un cumplido, llora desconsoladamente sabiéndose no amado, se desvela por las noches buscando un pretexto para visitar a su amada al día siguiente. Werther podrá ser un joven, casi ya un adulto, pero en el fondo, como se manifiesta su conducta, es un niño, un niño que busca un poco de amor, afecto filial, comprensión.

Habría que tomar como modelo a este inocente joven y olvidarnos por momentos de los vicios mundanos que corrompen ese tormentoso, apasionado e irracional sentimiento llamado amor.


ESTUDIANTE: Oswaldo M. Bolo Varela.
CÓDIGO: 08030302

Luis Javier dijo...

Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Facultad de Letras y Ciencias Humanas
Introducción a la Literatura General
Profesor: Dr. Gonzalo Espino Relucé
Alumno: Luis Javier Periche Wong
Código: 05030370
Salón: 2 A

Comentario: WERTHER (Obra de Johann Wolfgang Von Goethe)

Esta obra literaria trata de una serie de cartas que le hace el joven Werther a su amigo Guillermo, contándole sus historias desde que partió a un nuevo pueblo.
En las cartas que se producen desde el 4 de Mayo de 1771, Werther le cuenta su estado de ánimo, como también le cuenta y describe a las nuevas personas que está conociendo. Así cuenta que prefiere dejarse llevar por lo que su corazón le dice, y esto se observa en la carta del 13 de Mayo cuando el responde que no lo abrume con ese engorro, refiriéndose a los libros que su amigo Guillermo, al parecer, le quería enviar.
Así también en alguna de las cartas se hace referencia a la realidad social de ese momento, señalando la distinción entre las clases, refiriéndose a la posición social de las personas que va conociendo en ese pueblo.
En una carta amplia le cuenta con muchos detalles la manera como conoció a Carlota, de la cual se llegó a enamorar.
Se puede entender que Werther es un artista, a la hora de describir los hechos, con la forma de cómo contarle a su amigo los detalles de su nueva vida.
Así usa mucha poesía, y juegos de palabras, resaltando la naturaleza y las emociones del ser humano.
Esta obra tiene mucho romanticismo, y se nota al leer las palabras que Werther le escribe a su amigo.
Se podría decir que la obra se trata del amor que sentía Werther por Carlota. Amor el cual parece no es correspondido.

Sandra dijo...

Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Facultad de Letras y Ciencias Humanas

Profesor: Dr. Gonzalo Espino Relucé.
Alumna : Bobadilla García, Sandra.
Código : 08030090


COMENTARIO ESCRITO ACERCA DE WERTHER

En este drama convertido en epístolas palpitantes –escrito a los 24 años por W. A. Goethe– se nos transmiten las vivencias de Werther , un hombre que por naturaleza es más capaz de sentir el dolor que el placer; valiéndose para tal fin de un intermediario familiar, directo y humano como la carta.

Werther es un típico caso de crisis de juventud, siendo cada carta –el medio que escoge para dar a los demás sus dolores, para desahogarse– enviada a su leal amigo Wilhelm, la manifestación de su timidez y de la angustia , así como las consecuencias trágicas (el suicidio) que el amor profesado a Charlotte traerá a su vida.

Las Desventuras del joven Werther, más allá del halo romántico que envuelve a la obra; nos sirve para conocer las costumbres de la sociedad burguesa alemana de aquel siglo. Nos permite apreciar aspectos trascendentales de la vida humana, el testimonio de toda una juventud inconstante, insatisfecha y en continuo movimiento que ve en el romanticismo un medio de huida de la realidad del hogar en busca de la felicidad.

martin chavesta dijo...

Werther

Libro I

A través de las cartas que el joven Werther escribe a su amigo Guillermo, hemos sido testigos de la alegría, la paz y la armonía que guiaban su vida en Wahlheim; pero que luego fueron transformándose en inquietud, deseo, pasión y finalmente dolor. Es que al empezar el relato todo parecía perfecto y natural, hasta algunos días antes del 16 de junio, cuando conoce a Carlota, esa criatura afable y benéfica, como el mismo Werther la describía.
Nació en el joven la llama más ardiente e incontenible, pero que nunca bebió encenderse, ya que ella estaba comprometida con Alberto, el lado antitético al carácter de Werther, pues predominaba en aquél la razón y la meticulosidad. Es interesante observar en la obra que a medida en que el protagonista va describiendo a Alberto, muestra cada vez más la oposición en sus respectivos modos de pensar, pero solo se lo dice a Guillermo.
¿Es tan difícil dejar ir un amor imposible? ¿Por qué dejar que la pasión consuma su felicidad? Pero Werther, como típico personaje romántico, no comprendió esto, no le importó que Carlota ya esté comprometida y no pudo luchar contra sus propios sentimientos. Resulta increíble la fuerza con la que alguien puede llegar a enamorarse.
Casi al finalizar el primer libro, werther cuenta que decide separarse de Carlota y es ahí donde se juntan los sentimientos, la idealización del ser amado y la naturaleza encantadora como testigo de las acciones que realizan, elementos comunes del Romanticismo, pero que esta vez eran componentes, como tenia que ser, de un desenlace triste para el joven, acompañado de soledad a la luz de la luna. ¿Qué pasará después? ¿Cuándo volverá a ver a Carlota?

Chavesta Arana Roger Martin
08030218
EAP Arte

Sandy Arrué dijo...

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
CURSO: Introducción a la Literatura General
PROFESOR: Gonzalo Espino Relucé
ALUMNA: Sandy Giuliana Arrué Tamariz
E.A.P.: Arte
CÓDIGO: 08030086

Este libro es un conjunto de cartas narradas hacia Guillermo, mejor amigo de Werther.
El amor es el tópico fundamental de esta corriente denominada Romanticismo, es por esto que Werther se deja llevar principalmente por sus pasiones antes que por la razón.
Werther es un joven que se marcha lejos de la ciudad, llorando la separación de una amiga y conoce a Carlota, una mujer de la queda profundamente enamorado nada más con conocerla en un baile. El problema principal con el que se encuentra el protagonista es que Carlota está comprometida con Alberto, quien se encuentra lejos de su casa.
Con el pasar del tiempo, Werther y Carlota se van haciendo inseparables y nace entre ellos una profunda relación, la cual Werther confunde y asume que Carlota también está enamorada de él. Sin embargo, al fin llega el día en que Alberto regresa a casa para casarse con Carlota. Es entonces cuando Werther siente la angustia que le provoca el ver como la mujer a la que ama va a casarse con un hombre que no la merece tanto como él.
Es aquí donde observamos la personalidad tan cambiante de Werther y la principal causante de esto es Carlota, ya que no corresponde el amor que siente Werther por ella, lo cual lo llevará a tomar decisiones fatalistas.

Anónimo dijo...

Nombre: Lissette Campos García
Código: 08030239
EAP: 037
Profesor: Gonzalo Espino Relucé
Aula: 2 A


La personalidad de Werther y el romanticismo

Los rasgos psicológicos que permiten identificar la personalidad del protagonista, Werther, se encuentran mencionados de manera explicita en las cartas que este dirige a su joven amigo Guillermo tanto en lo que dice sobre si como en sus acciones. El predominio de un lenguaje casi poético que toma como fundamento la naturaleza es una constante propia del romanticismo que va a resaltar sus pasiones contenidas que bordean el extremo y alcanzan el sosiego tan solo con la mirada de la amada. En Wahlheim, un retiro idealizado, el ambiente da cuenta de la tranquilidad espiritual o crisis emocional que inundan al personaje convirtiéndose así en un receptor de sensaciones. En la escena de la contradanza inglesa al enterarse por la propia voz de Carlota de su compromiso con Alberto, Werther pasa de la felicidad completa a la confusión absoluta resaltada por los truenos y las ráfagas para luego animado por el juego propuesto por Carlota la tormenta se disipe y se convierta en un “...ruido apacible de una abundante lluvia...”. En conclusión un lugar y sus habitantes son inmensamente buenos cuando Werther se encuentra en una excelente disposición anímica característica que lo hace el centro del universo y nos habla del egocentrismo presente en el romanticismo.
El pensamiento de Werther esta absorto en Carlota a quien la describe como una mujer grácil y pura, la manera en que se expresa de ella nos dice mucho de su carácter que sin duda es apacible cuando nada lo quebranta y se extrémese todo si es que algo lo conmueve. Werther es intenso en sus sentimientos y emociones hasta llegar a pronunciar la palabra jamás: “Jamás he sido tan feliz, jamás me ha impresionado la naturaleza tan profundamente: hasta una piedrecilla, un tallo de hierba...”
La sensibilidad del protagonista concuerda con los ideales romanticistas que lo hace abarcar el universo entero con sus brazos; sin embargo hay un ápice de sensatez y razón en Werther que impide que arrastre a otros en sus pasiones me refiero el no haber seducido a Carlota y con ello haber roto su dignidad y por ende mancillado el honor de Alberto. Valores muy tomados en cuenta por la sociedad de la época.

Anónimo dijo...

Comentario del primer libro de Werther


Luego de leer la primera parte a uno la queda la duda sobre quién era Guillermo, qué importancia tenía en la vida de Werther y por qué la necesidad de pedirle que le dé recados a su madre, cuando puede él mismo dirigirse a ella, contarle cómo va lo de la herencia, además de contarle cómo está su bienestar.

Me pregunto quien existe por quien, si Guillermo existe por Werther o, Werther por Guillermo; eso no me queda claro, lo que sí me queda claro es que Werther al igual que muchos de nosotros necesita un confidente. Pero el personaje sale de lo común y va más allá que cualquiera de nosotros. Él le da a saber su vida a su buen amigo Guillermo, primero le cuenta su estadía en Wahlheim, le describe los hermosos paisajes que le consienten un espíritu imperturbable y una tranquilidad en su interior. Él le detalla cada momento vivido, cada cosa que para él es emocionante, le habla de hombres humildes que de cierta forma tienen cierto parecido a él, le relata esa sensibilidad suya de la cual le basta ver un niño para calmar sus arrebatos, y sobre todo le cuenta sus las pasiones y emociones que despierta en él una joven de genio apacible llamada Carlota. Werther le cuenta a Guillermo sus sentimientos hacia alguien que ya está comprometida, que es afín a él, que le agrada su compañía, pero que a la vez le recuerda que está comprometida. Werther a través de sus cartas da a conocer episodios muy detallistas e importantes de su vida y a la vez poco razonables como el hecho de hacerse amigo y a su pesar, afirmar lo amable y generoso que era Alberto (prometido de Carlota).

CASTILLO COELLO, Verónica.

Jose Carlos dijo...

Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Facultad de Letras y Ciencias Humanas

Curso: Introducción a la Literatura general
Profesor: Gonzalo Espino Relucé
Alumno: Jose Carlos Benavides Cervantes Cod: 08030254

Hace algunos años, tuve la oportunidad de leer por primera vez, un libro del cual había escuchado mucho y deseaba con fervor leer, era Las cuitas del joven Werther.

Mientras leemos esta obra nos vamos dando cuenta que Werther no es un personaje cualquiera, él quiebra esquemas en el lector, nos pone en situaciones en las cuales quizás nos puede dar risa o pena. Lo sentimental esta insertada en toda la obra y a borbotones.
Podemos coger cualquier carta que le dirige a su amigo Guillermo y nos daremos cuanta que él se las escribe con tanto amor y sentimientos que al principio nos asustaría un poco.

Para leer esta novela epistolar debemos haber conocido al menos un poco sobre el amor y el enamoramiento, sin ellos no podremos entender al joven y nos parecerá una historia débil, creeremos que sus acciones no cabrían en el pensar humano, serian extremadamente irracionales (como la situación en la que Werther se emociona a rabiar solo cuando Carlota y él rozan los dedos), pero aquella que si se ha enamorado o lo está sabrá que esas acciones no son tan “locas”.

Un aspecto de la obra queme interesó mucho antes y ahora con mas fuerza es el papel que cumple la naturaleza dentro de la obra. Las descripciones que hace de ella, es como si la naturaleza fuera un personaje más que adecua las sensaciones o reacciones de los personajes (de alguna manera móviles, aunque la naturaleza dentro de toda la obra también se mueve) frente a distintos momentos.

Anónimo dijo...

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
PROFESOR: GONZALO ESPINO RELUCÉ
ALUMNO : CHUMBIAUCA CALIXTRO LUIS
CÓDIGO : 08030298
ESCUELA : COMUNICACIÓN SOCIAL
TEMA : ¿QUÉ CARACTERÍSTICA DARÍAMOS A LA PERSONALIDAD DE WERTHER

¿Cómo describir una característica de la personalidad de Werther? Si lo viéramos desde el punto de vista pragmático, Werther sería tímido para el amor, ¿y esto por qué? El hombre en su afán de sobresalir en las competencias duras de la vida forma su personalidad de manera segura – y más si logra conseguir lo que persigue-. Werther, en el amor, se muestra incompetente, y esto lo manifiesta de diferentes maneras, una de ellas es preferir alabar a Alberto por sus capacidades en vez de sentirse en la capacidad de conquistar a Carlota, pues él también lo ama –a esto sumaría la capacidad de análisis de Werther por pretender conocer en plenitud la vida misma tanto la de él como la del ser humano en sí. Otro aspecto importante de su incapacidad de Werther para el amor, y esto es notorio a lo largo de la obra, es su obsesionada fantasía por Carlota; primero la aprecia, luego se ilusiona y por último se encapricha con la imagen de su gran amada Carlota, a pesar de que ella ama solamente a Alberto y ve a Werther sólo como un amigo muy querido –el cual Werther lo sabe muy bien. Está claro que la desilusión en este sensible joven es profundo y muestra de ello lo notamos al final del Primer libro (pág. 58,59[RBA editores]).

«Se fueron por el paseo: yo me quedé quieto mirándoles ir bajo el claro de luna, y me arrojé por tierra, deshaciéndome en llanto. Luego me puse en pie de un salto y corrí a la terraza: todavía vi allí abajo, a la sombra de los altos tilos, su traje blanco destacándose en la puerta del jardín: extendí mis brazos, y desapareció».

Anónimo dijo...

Werther
Tópico de la epístola 18

« ¿Es preciso que lo que constituye la felicidad del hombre sea también la fuente de su miseria?», estas son las palabras con las que Werther da inicio a la epístola del 18 de agosto dirigida a su amigo y confidente, Guillermo.

Werther es un minucioso contemplador de la naturaleza. En ella encuentra todo lo que puede conmoverlo, llevarlo a extremas cavilaciones y hasta inspirarle un mundo paradisiaco. Piensa que el hombre es el dios de todo lo que le rodea, que puede alcanzar cuanto quiere y disfrutarlo, gozar de la belleza del campo, las aves y de los niños; sin embargo, observa que todo aquello que lo estremece también puede hundirlo en la melancolía y el mal humor.

A Werther la naturaleza puede fortalecerlo, alegrarlo; no obstante, también llega a angustiarlo, logra hacerlo sentir insignificante. Y es que sabe que él pertenece a esa naturaleza destructora, como un hombre que aniquila a su prójimo o a sí mismo. Tiene una fuerza devoradora. La naturaleza genera en él el mal humor. Un paso suyo puede destruir a las minúsculas hormigas del camino sin importarle. Werther conoce que es parte de la naturaleza, y por eso el también es un vaivén de estados que en él se relacionan a lo anímico. Aunque él mismo juzga el mal humor como un vicio que acarrea el maltrato a personas que no lo merecen y que pueden ser sus amigos o familiares cercanos; no puede controlarse. Es la tormenta de la naturaleza. La tormenta, Carlota, su felicidad, su miseria...

Chumbiauca Sánchez, César Antonio
Código: 08030241
Aula 2 “a”
Bibliotecología y CC.II

Anónimo dijo...

Él le escribe a alguien, él ahora escribe.

"(…) ¡Alejarme de ti, a quien tanto quiero, de quien era inseparable, y sentirme dichoso! Sé que me lo perdonaras".

En sus primeras líneas Werther nos saluda con un poco de sus grandes apasionamientos: la amistad con un personaje que no habla directamente con los lectores pero que se comunica a través de Werther, un personaje hecho para las confidencias del ser que está muy relacionado con su sensible mundo.
¿Por qué Werther le escribe a alguien?, ¿será por la necesidad de sentirse escuchado?, ¿por aquella extraña sensación de sentir que tiene alguien para él? Werther tiene un confidente que no tiene edad, no tiene retos y mucho menos consejos, todo lo que podríamos saber es que se deja sentir, un personaje no identificable que tiene las aptitudes para de alguna forma liberar el alma oprimida del muy desenfrenado Werther.
Lo que me llama la atención es que Werther es un hombre de visión idílica, que se entrega a lo naturaleza como su compañera mas esplendorosa, un hombre de alma tan sensible, un hombre realidades intuitivas. A lo mejor su condición de hombre entregado es lo que lleva a contar con una relación muy intima con Guillermo, pues Werther no solo encuentra en la soledad su vida, sino que estos dos hombres en algún momento han compartido más que solo proximidades, a lo mejor hayan compartido deseos, ganas y sueños, seres que alguna vez han compartido sus labores más apreciadas, Werther no comparte toda sus sensaciones, amores y percepciones con un hombre que solo dejar de sentir su presencia, sino que se entrega, se desnuda ante su amigo. Werther y su confidente son –como lo dijera alguien alguna vez— hombres que se dedicaran a andar.

Berrocal Llacta, Alfredo Juan
08030122

The Singer dijo...

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
Facultad de Letras y Ciencias Humanas

Profesor: Gonzalo Espino Relucé
Alumno: Arturo Frank´s Alarcón Portella
Código: 08030182
Escuela: Comunicación Social


El Romanticismo, período que abarcó en Europa desde finales de siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX, se caracterizó por su entrega a la imaginación y la subjetividad, su libertad de pensamiento y su idealización de la naturaleza. En Werther se ponen de manifiesto estas características.

A principios de la obra, las veces en las que Werther le escribe a Guillermo describiéndole a través de las cartas cómo es la ciudad en la que aquel se encuentra, lo hace con suma paciencia y minuciosidad. En cada objeto o acontecimiento que Werther describe, está presente el subjetivismo idealista; esto se refleja en la exaltación e importancia que este les da a los acontecimientos que ocurren en la mencionada ciudad, pues para él cada objeto o suceso que observa, no solo queda en una mera observación, sino que, además, interpreta e interioriza a su manera lo que percibe. Este hecho se relaciona, a su vez, con lo importante que es la naturaleza para Werther, ya que al contemplarla la interioriza y esto le sirve para poder alejarse por un momento del mundo real, crear, y convertirse en un verdadero artista.

En relación con esto último, Werther le cuenta a su amigo sobre un pasaje vivido por aquel en el que contemplaba a un niño de cuatro años quien, a su vez, tenía entre sus brazos a otro de seis meses. Al cabo de un tiempo, Werther había dibujado aquel pasaje observado y dijo: “Esto me aferró a mi propósito de no atenerme en adelante más que a la naturaleza”; luego agregó: “solo ella –es decir, la naturaleza– tiene una riqueza inagotable; solo ella forma a los grandes artistas”.

Otra de las características presentes en la obra es el rechazo de las normas y reglas que el neoclásico impuso. Esto se evidencia cuando Werther, en una de sus cartas dice: “(…)toda regla asfixia los verdaderos sentimientos y destruye la verdadera expresión de la naturaleza(…)”. Con esto nos da a entender que las ideas y la imaginación de los hombres deben ser libres y estar en constante cambio, tal como lo está la naturaleza. De esta forma, el hombre puede innovar, crear una y otra vez y experimentar sentimientos nuevos.

Jose Luis dijo...

Werther: El sentido trágico del amor.

Werther al alejarse de Carlota tiene vicisitudes que hacen de su existencia una vida difícil y trágica. En su destierro amoroso busca liberarse de la más abrumadora tristeza que viviría si estuviera cerca de Carlota y su amado Alberto. Lo único que logra el enamorado Werther es llenar su corazón con angustias que lo llevan a un triste desenlace.

Las epístolas del protagonista son un paseo por ese lado del humano que trata de idealizar a un ser hasta volverse inalcanzable, tanto que su presencia misma hace daño.

Cada momento es un grito desesperado por estar con ella. Cada instante, además, es una frustración. En sus cartas Werther dice: cómo se atreve a amar a otro hombre cuando yo la amo con un amor tan perfecto, tan profundo, tan inmenso. Cuánto sufro. Sin ella todo se reduce a nada.

En estas palabras se esconde la incomprensión de no ser amado a pesar de un amor purísimo que profesa y, también, hay una determinación de la vida. Una vida que al parecer ya no tiene sentido.

La pasión del joven enamorado cobra un sentido trágico desde que se marcha a Weimar. Sus sin sabores en las estancias con el Embajador y el Príncipe, la noticia de que Carlota ya esta desposada y su soledad hacen de él un hombre destinado, por su propia voluntad, a la desgracia. Werther es un romántico de su época que haya en el suicidio una liberación; una salida a las convenciones que hacen difícil e inaudito un idilio con Carlota.

alumno: Jose Luis Mitma Huaman
Comunicacion Social
04030301

WILDER GÓMEZ TAIPE dijo...

Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Facultad de Letras y Ciencias Humanas
Asignatura: Introducción a la Literatura general.
Profesor: Dr. Gonzalo Espino Relucé


Impresiones de Penas del joven Werther

“Es cosa fatal querido Wilhelm. Mi actividad se consume en una inquieta indolencia; no puedo estar ocioso y, sin embargo, no puedo hacer nada. Mi imaginación y mi sensibilidad no se conmueven ante la naturaleza, y los libros me causan tedio. Cuando el hombre no se encuentra en si mismo no se encuentra en nada…” Casi ahogado por el amor, Werther al sentirse agobiado por su propia creación, deja de ser el. Es decir, deja de ser un hombre, el hombre que conoció la naturaleza, o quizás el hombre que la descubrió en su mas perfecta armonía. Así culmina el primer capitulo de la obra de Goethe. Obra escrita en primera persona. La historia o la descripción inicial de Werher acerca del mundo que ve es fascinante, casi un cuadro es lo que nos relata siempre. El mínimo detalle. Y es quizás ese talento artístico el que un dia dejara de buscar su propia musa en el bosque o en las profundidades de un libro, y se sumergirá devotamente ye incansablemente en la belleza de su propia creación: el ser mas perfecto, la imagen ideal del ser, los valores estéticos jamás detallados y con tanta precisión.
Ahora ser o no ser da lo mismo. Aquí Goethe transforma las cualidades estéticas de Werther, sus cualidades de observar la naturaleza, por la de dibujar o analizar los detalles más mínimos de una alegoría fabricada por el mismo: el amor.
El autor hace un viaje desde lo mas cotidiano para un hombre, como Werther, hasta llegar a desobedecer, inclusive, la verdadera razón de vivir. La novela es una metamorfosis del artista, y que al final termina retratándose a si mismo, concluyendo su propia historia. Su propia vida.

Alumno: Wilder Gómez Taipe
Cod. Univ. 08030235

Anónimo dijo...

Werther
Wolfgang Johan von Goethe

Es admirable como una persona se complace en apreciar a la naturaleza, el paisaje e incluso a unos niños jugar; pues ahora es muy raro encontrar a personas de un corazón tan romántico como el de Werther; no romántico en el sentido de estar apasionado por una mujer, sino romántico en el sentido de saber apreciar los placeres de la vida, así lo encontrara en el más mínimo detalle de la naturaleza; como él mismo explica en una de sus cartas a su amigo Guillermo; ‹‹… estoy aquí en la gloria; […] y la estación del momento, en la que todo se renueva y rejuvenece, derrama […] un suave calor… ››; pero, como es de esperarse de un hombre tan absorto en la belleza, algún día tenía que encontrarla también en una mujer y así fue; conoció a Carlota y desde el primer instante quedo encantado y abrigaba la idea de que algún día podía ser su mujer, aunque tenía conocimiento que nunca sería suya pues la hermosa Carlota, como él la describía, estaba ya comprometida con Alberto, hombre sumamente honrado; pero Werther igual se entretenía muchas tardes con Carlota y ya sentía cada vez más que el amor nacía, <<… sé que me ama, soy amado>> no tenía en cuenta que al llegar Alberto, toda esa utopía que él había formado se tenía que romper. Y así como se complacía en ver a la naturaleza con gracia y hasta repudiar a las personas malhumoradas como comenta en una carta a Guillermo <<… nos quejamos muchas veces […] de los raros que son los días felices y lo muy abundantes y los muy frecuentes que son los días malos… >>; Werther empezó a perder el brillo de ver a todo con gracia pues ya se daba cuenta de que la utopía que había formado se iba cayendo y que Carlota nunca le correspondería. Es un amor lastimero el que siente por Carlota el querido werther.

Alumna: Arenas Rios Cintya
Código: 08030043
Aula: 2 A
Profesor: Gonzalo Espino Relucé

Anónimo dijo...

Werther: un jóven pasivo y melancólico

La obra me parece rescatable en unos cuantos puntos:

1. El amor que siente por los niños,ya que con ellos de alguna manera desfoga su amor por Carlota, ellos son más libres y cariñosos.

2. Las reflexiones de la vida que a modo de temas cotidianos y problemas existenciales comenta en sus cartas a su amigo Guillermo, temas como la crítica social y las reglas que rigen la vida del hombre(cartas del 24 y 26 de mayo).

3. El amor desmedido que parte solo de él, pero que con el correr de los días, se vuelve de un modo correspondido, dado que Carlota nunca lo priva de su presencia, incluso le preguntaba con frecuencia si lo veria nuevamente.

Finalmente, me parece que la obra en un tanto sosa, no aporta nada para aumentar la riqueza, ni siquiera a nivel estilístico.Pero eso si, te hace pensar si realmente los seres humanos podemos llegar a sentir un amor tan sublime como el que siente Werther por Carlota , a tal punto que se quitarse la vida por no poder soportar que SEA DE OTRA PERSONA.
¿Egoismo o sin razón(estupidez)?

Alunma: Aliaga Balletta, Nancy Luciana
Código: 08030300
E.A.P: Comunicación Social

Anónimo dijo...

Como ya es sabido, Werther siente hacia Charlotte una obsesión más que un amor, una obsesión que, desde que la conoció, lo único que le trajo a su vida fue angustia y ansiedad disfrazada de supuesta felicidad.
Ella se convirtió para él un pensamiento constante y persistente a lo largo de su vida, lo cual solo lo llevó hacia el suicidio.
Esta obsesión tiene entre sus raíces, además de otras, la envidia patológica que sentía por Albert, envidia, que por su condición de enfermedad, solo lo llevó hasta la autodestrucción.
La envidia patológica, como la vista en Werther, tiene dos indicadores como los evidenciados en la carta del 29 de julio: Primero, desear algo imposible: “...¡Oh, Dios mío, si me hubieras destinado tanta dicha, mi vida sólo habría sido una adoración continua! No quiero discutir. Perdóname las lágrimas; perdóname los deseos ilusorios. ¡Ella mi esposa!...”, teniendo en cuenta que para la época y la sociedad desear una mujer casada era una total imposibilidad; y por último, pensar que la persona envidiada no se merece lo que posee: “¿Y me atreveré a decirlo? ¿Por qué no? Sí, amigo mío, ella había sido más feliz conmigo de lo que es con él. ¡Oh! No es hombre propicio para satisfacer todos los anhelos de un corazón como el de ella. Carece de cierta sensibilidad, no tiene…”

Casquero Valencia, Daniela Berenice
08030287

Anónimo dijo...

Werther es el niño de corazón tierno y cándido, el joven de espíritu libre y de naturaleza irreverente a las falsas relaciones burguesas de su época, es el ser que ama intensamente y que mira más allá de lo que permiten ver los ojos de una sociedad que aún no es capaz de comprender la pureza de tales sentimientos. Creo que a la vez de todo lo anterior Werther es el hombre que camina conscientemente hacia lo que siente y lo hace aun sabiendo que ello lo puede llevar a perderse; sin embargo, él tiene la convicción de haber nacido para amar y para vivir guiado por ese sentimiento, aunque ello al final lo conduzca a la muerte. En realidad el suicidio no es el símbolo de la perdición del personaje, sino más bien el alcance de su plenitud luego de haber alcanzado, con un beso, el punto cumbre de su afecto hacia su amada Carlota. Así, la diafanidad de los sentimientos de Werther hace que estos traspasen incluso los límites de la Muerte. Ello puede evidenciarse, por ejemplo, en el siguiente párrafo:

«¡Tu esposo! No lo es más que para el mundo; para ese mundo que dice que amarte y querer arrancarte de los brazos de tu marido para recibirte en los míos es un pecado. ¡Pecado!, sea. Ya lo expío. Yo he saboreado ese pecado en sus delicias, en sus infinitos éxtasis. He aspirado el bálsamo de la vida y con él he fortalecido mi alma. Desde este momento eres mía, ¡eres mía, oh, Carlota! Voy delante de ti […] hasta que tú llegues. Entonces volaré a tu encuentro, te acogeré en mis brazos y nos uniremos a presencia del Eterno; nos uniremos con un abrazo que nunca tendrá fin. […] Al borde del sepulcro brilla para mí la verdadera luz. ¡Volveremos a vernos! […]».

Bravo Huaynates Cecilia Milagro
08030296

Anónimo dijo...

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
Facultad de Letras y Ciencias Humanas
Nombre: Karen María Bazalar Jiménez
Curso: Introducción a la Literatura General
Código: 08030338
EAP: 037
Profesor: Gonzalo Espino Relucé
Aula: 2 A

¿Amor?, ¿locura? o ¿cobardía?...

…Este amor imposible refleja el significado de la palabra Romanticismo, Werther un hombre tierno, sensible e idealista y completamente apasionado sufre por un amor no correspondido de Carlota, es una obsesión amorosa.
Goethe refleja la historia de un amor imposible: el sentimiento de Werther hacia Carlota
Amor trágico que lleva a una decisión lamentable el del suicidio pensando que es la solución de su problema pues en este caso no es cobardía como sucede en muchos caso de suicidio lo que pasa que el se sentía confundido como lo demuestra en estas palabras:
“! OH, vida de mi vida! Más de una vez en mi alma desgarrada ha penetrado un horrible pensamiento: matar a tu marido…a ti…a mí”.

Pues esta obsesión de amor al conocer y enamorarse perdidamente de Carlota siente el deseo de verla continuamente, éste hombre tan sensible le resulta doloroso al verla con otro hombre a su amada Carlota al no soportar no verla, más puede su obsesión que regresa a verla.

Werther representa el romanticismo alemán y refleja la figura del suicida y héroe romántico capaz de sacrificar su vida por un amor no correspondido.

Anónimo dijo...

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
FACULTAD DE LETRAS Y CIENCICAS HUMANAS

Profesor: Gonzalo Espino Relucé
Alumno: Jorge Luis Chávez Felices
Código: 08030219
E.A.P. Arte
Werther, tan optimista y tan lleno de vida, va cayendo en desdicha. Alimenta un amor imposible que va consumiendo todo su ser.
Decide darse una oportunidad y trata de ver todo objetivamente. Viaja a trabajar al lado de un embajador, pero todo resulta mal.
De nuevo en el pueblo, encuentra que han cambiado mucho las cosas. La relación con Alberto se vuelve tensa. Carlota decide verlo menos pues la gente ha empezado a hablar mal de esta relación.
Werther, a estas alturas, ya tiene fijado que sólo la muerte acabará con sus penas. Trata este tema en varias cartas dirigidas a su amigo, e incluso, en una charla con Alberto. Todos los días despierta convencido de que debe hacerlo. Justifica su propósito; lo explica como una enfermedad. Muestra simpatía con las personas desdichadas que como él se encuentran sufriendo por amor.
Su vida se hace cada vez más insoportable. Tal vez uno debería estar tan enamorado para poder entender su situación.
Es casi al final, cuando recibe un regalo divino, por así decirlo: el beso con Carlota es para él la dicha plena. Puede morir tranquilo. Sabe que Carlota le corresponde.
Los detalles de la muerte de Werther nos son un poco crudos; el hecho de que tenga que agonizar doce horas con una bala incrustada en el ojo, con los ataques respiratorios y con todo el sufrimiento de sus seres queridos, nos deja una imagen muy desoladora que contrasta con el inicio de la obra.

shany dijo...

ALUMNA: CARRIÓN CRUZ, Sandy Elizabeth
CÓDIGO: 08030189
ESCUELA: COMUNICACIÓN SOCIAL

COMENTARIO DE WERTHER

´´Son muy cariñosos, me cuentan sus cosas y me divierto, sobretodo, con sus pasiones y la cándida explosión de sus deseos (…) ``.

Sí…se refiere a los niños en general. Werther, un joven artista de temperamento sensible y apasionado, ama a los niños y trata de pasar grandes momentos con ellos.

´´Los niños se han acostumbrado a mí. Yo les doy azúcar cuando tomo el café y, por la tarde, comen conmigo pan, manteca y requesón (…) ``.

Werther, un joven enamorado, piensa que estos momentos que les dedica son inolvidables, anhela ser como un niño ya que estos cuentan historias e inventan situaciones que les gustaría vivir, confunden lo real con lo imaginario. El protagonista admite que la realidad es muy dura (Su amada ya está comprometida con otro) y le gustaría que sea como lo ven los niños.

´´ (…) no hay nada en el mundo que interesa a mi corazón tanto como los niños``.

El joven artista se queja de que el adulto trata como a esclavos a los niños y sugiere que deberíamos tomarlos por modelo. También se molesta porque a estas criaturas no se les concede voluntad y esto sucede porque muchos pensamos que requisitos para esto son la edad y la inteligencia; Werther no está de acuerdo con esto. Al igual que éste, Carlota también ama a los niños y por este motivo Werther la ama cada vez más.

Otetet dijo...

Escribía el joven Werther un 26 de noviembre de 1772: «A veces me digo: Tu destino es único: celebras como felices a los demás… nadie ha sufrido nunca ese tormento. Luego leo a un poeta de la Antigüedad, y es como si mirase mi propio corazón. ¡He tenido tanto que soportar! ¡Ay!, ¿los hombres de antes de mí ya fueron tan desdichados?».
El trasfondo dado por Goethe es ―de lejos― la más desgarradora e implacable postura del Romanticismo. Diría casi ―sin entrar en mayor detalles― la óptica más representativa de todo el movimiento. Y es el dar-se cuenta de la realidad de la vida. Es bastante extraño que mencione ese término «Antigüedad» como si se tratase de una especie de reminiscencia platónica. ¡Como si ya lo hubiese vivido antes! Pues aquí es donde ―en toda su expresión― la realidad va emplazando todo ese idealismo romántico. Y como la historia (ya sea vista desde el punto de vista dialéctico o nietzscheano) se ha repetido siempre.
En los griegos se puede apreciar esa aprehensión sobre la tragedia llamada vida. En los romanticistas, esto ocurre de manera inversa. Pues toda esa gama fantasiosa de recrear la vida a raíz de ópticas idealistas, resulta un tanto templado. Sin embargo, la desesperación comienza a invadir ―no sólo a Werther― a todo el Romanticismo en su máxima expresión al caer en la cuenta de la Naturaleza misma ―en sí―.
Para finalizar ―y sintetizar―, el amor es uno de los temas pilares de la obra. Sin embargo, está prostituida por ser un «amor imposible». Por la mera creencia. Por el ideal.

Nombre: Eduardo Alexis Almeyda Durand.
E.A.P.: Filosofía.
Código: 07060080.

«¡Querido Werther! Era la primera vez que me llamaba "querido", y me atravesó la médula y los huesos. Me lo he repetido cien veces anoche, cuando iba a acostarme y charlaba a solas conmigo, me dije de repente: ¡Buenas noches querido Werther! Y luego me eché a reír de mí mismo» (Johann Wolfgang von Goethe, Las desventuras del joven Werther).

Epidemor dijo...

WERTHER
El sujeto romántico en el personaje de Werther

Werther es el paradigma perfecto del romanticismo. Su personalidad encarna las características propias del movimiento: Se apega a la naturaleza, quiere ser libre, le preocupan los conflictos sociales –esto ocasiona que tenga preferencia por ayudar a los más pobres–, y sobre todo, valora sus sentimientos por encima de la razón.
Frente a él, se encuentra el duro mundo racional, el mundo de las fórmulas y las ciencias, que de alguna forma está en su contra y lo arrastra poco a poco al vacío, que lo lleva finalmente a la muerte.
Es la muerte el aspecto extraño de Werther, porque contrario al romanticismo –que concebía principalmente la idea de valorar la vida–, le da relevancia a ésta sobre lo demás, al final de la obra.
Otro aspecto importante del personaje de Werther es el amor al arte que existe, no solo en él, sino en los demás personajes, por ejemplo Carlota, su amada, quien lee a los mismos escritores que él, que aprecia la música, que llega a ser sublime y celestial con el arte.
También es importante considerar cómo es visto el amor en esta obra, ya que es claro que es este el tema principal de Las cuitas del joven Werther. El amor es sinónimo de perdición: ya lo habíamos visto en el mismo protagonista, como también en aquel campesino que asesina a su esposa: ambos son destinos funestos no solamente para ellos, sino también para quienes los rodean.

Leonardo Cárdenas Luque
08030002

Milagros dijo...

NOMBRE: BETSABÉ MILAGROS BERRÍOS CHOROCO
E.A.P.: COMUNICACIÓN SOCIAL


YO, WERTHER

Johann Wolfgang Goethe, considerado por muchos como el precursor del romanticismo alemán, a sus veinticuatro años presenta la novela romántica (con un cierto toque poético) que significaría una ruptura de aquella tradición literaria dependiente del estilo francés o inglés, para presentar un amor apasionado, una visión subjetiva de los acontecimientos (la cual convertiría a la sociedad en literatura), y, entro otros puntos, la literatura nacional donde se refleja las bases y límites sociales de su época (clara muestra, las divergentes ideas acerca del suicidio), límites en los cuales no podía mantenerse internamente: WERTHER.
Esta obra, escrita en forma epistolar –mostrando una cierta revolución formal- conjuga, de una manera muy completa, las características del romanticismo encontrando a aquella naturaleza (presentada interna y externamente) que en el caso del «desventurado», muestra los momentos ligados a Carlota –que según Werther, serían todos- como la tempestad, el clima triste y frío… Un clima de otoño. Así, entre tantos, hay un instante en el Libro segundo (4 de setiembre) donde encontramos la clara relación entre el estado de ánimo de Werther y la naturaleza:
« […] la naturaleza anuncia la proximidad del otoño, siento el otoño dentro de mí y en torno mío. Mis hojas amarillean, y las de los árboles vecinos han caído ya».
Otro punto, es el «yo» como centro del acto poético, presentándose a esto una serie de rasgos iniciado por el hecho de que en toda la obra de quien se habla es de Werther, de sus pasiones, sus ideas, dejando; además, una amplia cantidad de reflexiones sobre la realidad: «No ven que el lugar no significa nada, y que el que ocupa el primera puesto hace muy pocas veces el primera papel…». Presentándose y dejando de lado el clásico diálogo entre amantes, aparece lo que podríamos llamar un monólogo.
Werther se presentó, contrastando con la vida de su autor, como una autobiografía ya que, según otros datos, Goethe años antes de la publicación había pasado por algo muy similar a lo que vivió una de sus creaciones literarias más extraordinarias. Claro está, que el lado no autobiográfico lo encontramos en el final de la obra: el suicidio, acontecimiento que no siguió al escritor.
Reflexionando, como lo hace continuamente, sobre la naturaleza humana y paralelamente sobre aquel yo y los pensamientos que lo rodean…: «Ocupamos el último lugar, y todo nos parece más grande fuera de nosotros, y todas las personas más perfectas que la nuestra».
Wertther se queja y se lamenta de la mentalidad de la sociedad, muestra insatisfacción y adicionando la total libertad que posee, expresa el extremado apasionamiento pero con pureza en su interior… esta mezcla que lo lleva a aquel final trágico donde, necesariamente, uno de los tres tenía que morir. Todo lo hizo, como él dice, solo por Carlota y por el perfecto amor que siente por ella: « ¡Siento tantas cosas…, y mi pasión por ella lo devora todo! ¡Tantas cosas!... y. sin ello. Todo se reduce a nada».

fiorella dijo...

NOMBRE: Fiorella Chávez Bustamante
ESCUELA: Arte
CODIGO: 08030091


WERTHER 2

En mi opinión Werther nos trata de plantear el sufrimiento de aquellas personas que idealizan a sus seres amados, conocemos sus desilusiones sus obsesiones y dentro de ellas la locura del personaje. Werther se enfoca, pues, en ese ser amado y no sabe como llevar una vida sin esa persona que tanto ama (Carlota).
Como sabemos el romanticismo se plasma en el estado subjetivo del hombre, una exigencia por la libertad absoluta y una visión pesimista de la vida que lo veremos dentro de la lectura.
Veo expresado la voluntad de sobreponer la amistad ante el amor, me muestra la muerte o el suicidio como una salida fácil y lo más práctico que encuentra una persona frente a algún problema; no vemos un grado de lógica y criterio por parte del personaje.
Lo que creo es mas notorio y resaltante es la locura, respuesta de un sufrimiento amoroso.
El contexto influyó para el surgimiento de este movimiento, que para mi opinión trataba de destacar lo lindo o lo feo de la vida, qué es el amor o el desamor, dejándose de lado lo real.
Desde mi punto de vista encuentro que el romanticismo empezó de una manera para demostrar la subjetividad del hombre, convirtiéndose pronto en irreal y esto despertó en otros autores su afán de cambio (realismo).

Anónimo dijo...

Al entender el proceder de Werther uno puede encasillarlo o colarle adjetivos cuan subjetiva sea nuestra apreciación ante su amor casi patológico. Las descripciones de la naturaleza sirven como elementos acompañantes y reflejan los momentos desdichados del joven. El romanticismo es el elemento preponderante y de desenlazador, es tal vez por ello que todo resulta adverso. Se le observa aletargado en el hábito de vivir y con ganas de seguir atrapado el viviente recuerdo de Carlota, aquello que es y no es a la vez. Todo le resulta menos interesante que antes. Sus días, sus tardes y sus noches no terminan de componer la encaprichada manía en la que apuesta en sus ideales de enamorado novato, toques de romanticismo eterno. Carlota por su parte muestra la resignación ante el tiempo y la vida pues a pesar de los designios social capta que el amor vive y “late” pero el que le ésta prohibido. Nos acompaña en la autodestrucción de Werther pues aun al sospechar de las radicales medidas y puntos finales que decide obtener Werther, con el sacrificio de su vida, ella parece abrazar la quietud ante un fatalismo ya previsto.
Ni los líos con el Conde C, ni simpatía de la señorita B, ni la ayuda del príncipe B nutren el interés y gusto por la vida por parte de Werther, más los recuerdos tortuosos de lo que pudo ser o lo que hizo dichoso en el amor lo catapulto llevándolo al infeliz silencio.

Alumno: Aguiire Haro,Ricardo
Código: 08030236

『 agridUlce 』 dijo...

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
FACULTAD DE LETRAS Y CIENCICAS HUMANAS

Profesor: Gonzalo Espino Relucé
Alumno: Mary Alata Fernández
Código: 08030144
E.A.P. Filosofía

«Hay ocasiones en que no comprendo cómo puede amar a otro hombre, cómo se atreve a amar a otro hombre, cuando yo la amo con un amor tan perfecto, tan profundo, tan inmenso (…) cuando no conozco más que a ella, ni veo más que a ella, ni pienso más que en ella».
Es en párrafos como éstos en los que queda claro lo apasionado que llega a ser el amor para el joven Werther, la sensibilidad y el apego a la naturaleza es lo que le caracteriza, aborrece la ciudad en la que vive –uno de los motivos por el cual se muda a Wahlheim-.
Por el contrario esta Alberto el que da la mesura y opta por la razón antes de poner en posibilidad sus sentimientos, un tanto reflexivo y frío en sus expresiones, lo cual explica lo poco que puede llegar a entender a Werther.
Es totalmente sorprendente como en una sencillez y fluidez tremenda Goethe es capaz de representar el romanticismo a través de Werther, que en busca del refugio de la naturaleza encuentra a Carlota, la imagen de mujer-madre, del cual queda perdidamente enamorado. Pero la idea de posesión, la cual no puede llegar a alcanzar, lo atormenta al punto de llegar ala conclusión de quitarse la vida, idea que fue adoptada por muchos jóvenes de la época.
Werther no sólo fue una novela de talle epistolar fue también la identificación de mucho jóvenes.

Anónimo dijo...

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
CURSO: Introducción a la Literatura General
PROFESOR: Gonzalo Espino Relucé
ALUMNA: Milagros del Carmen Arteaga Talledo
CÓDIGO: 08030185

WERTHER
LIBRO SEGUNDO

«[…] estamos hechos de manera tal que comparamos todo con nosotros y a nosotros con todo, con lo cual la dicha o la desgracia están en los objetos con los que nos relacionamos, y entonces nada es más peligroso que la soledad».
Me interesó rescatar de la cita anterior y de algunas líneas siguientes el hecho de que es difícil reconocer algunas acciones propias de los seres humanos en nosotros mismos; basta ver en otras personas un error mínimo para percibir, con el mayor lujo de detalles, todo acerca de ese fallido. Curiosa es la forma como nosotros buscamos en lo del otro la felicidad que nos hace falta, en realidad es algo bastante frecuente: desventaja de la imaginación.
El amor y lo que se puede llegar a realizar por él son sin duda el motor de este relato. Podemos, gracias al carácter de la obra, reconocer cómo se siente el personaje con respecto a tal o cual situación, pues el autor se encarga de resaltar muy bien los diversos estados de ánimo por los que pasa el joven Werther.
La actitud del personaje, el carácter epistolar de la obra y la descripción detallada de los sucesos son características fundamentales de esta obra, la cual refleja tan bien el transcurrir de los días en la vida de un hombre, tan sentimental, tan enamorado.

El signorello Cesarino d' Aprile dijo...

"La Rueda del Año" en Werther

Curso: Introducción a la Literatura General
Profesor: Dr. Gonzalo Espino Relucé
Alumno: César Ernesto Arenas Ulloa
Código: 08030001

El libro de Goethe no es más que una simple variante novelesca del tipo idílico, aunque no bajo su aspecto puro, sino asociado al idilio familiar (Bajtin). Una de las peculiaridades del idilio, es la combinación de la vida humana con la naturaleza, la unidad de sus ritmos y el empleo de un lenguaje común (metafórico) para narrar tanto los fenómenos de esta como los acontecimientos de aquella.
Para corroborar lo anterior voy a poner en evidencia un hecho significativo: el importante papel de las estaciones como marcador del tempo novelístico. Existe una fuerte tradición precristiana de origen germánico (y asiático) que pretendía vincular el correr circular de las estaciones con los ciclos vitales de los seres humanos. "La Rueda del Año" representaba el nacimiento-niñez (primavera), la juventud (verano), la adultez (otoño) y la vejez-muerte (invierno). Pues bien, podemos trasladar este ciclo al estado interior del joven Werther con ayuda de las fechas de las epístolas que él mismo escribe:

1. Al inicio de sus cartas habla de la desdicha de Leonor y de la relación que tuvo con su hermana, por lo que suponemos que ha salido de un proceso sentimental anterior. La carta que abre todo es del 4 de mayo de 1771, en plena primavera boreal.

2. A mediados de junio le comunica a Guillermo que se ha enamorado de Carlota, es decir, a una semana del inicio del verano.

3. La situación se torna insostenible con la llegada de Alberto, por lo que el enamorado decide irse de Wilhelm a mediados de setiembre, a portas del otoño. Luego de un año vuelve (1772) en agosto y reinicia sus tratos con la pareja de esposos.

4. Pocos antes de la Navidad, por los días en que empieza el pálido invierno, Werther decide quitarse la vida y, con eso, cerrar el ciclo de su propia Naturaleza.

Anónimo dijo...

Comentario: Werther


El amor debe ser el tema principal de la novela, pero yo veo más que eso, veo que con esta novela se hace una critica a una parte de la “alta sociedad” alemana de esos tiempos, por no tener una relación con el pueblo, pues piensan que mezclarse con el pueblo es bajar de nivel social. Este amor hace también que el personaje se preocupe por los problemas que atañen al pueblo.

“… y es que los que ocupan cierta posición social se mantienen cierta posición social se mantienen siempre impasibles, a cierta distancia de las clases inferiores del pueblo, como si temieran mancharse con su contacto”
“El que cree preciso vivir alejado de lo que se llama pueblo, para que éste le respete, es tan despreciable como el cobarde que se oculta de sus enemigos por temor a ser vencido”

Otro aspecto importante que he logrado observar es la interacción que hay entre la naturaleza y el comportamiento de Werther. En la primavera, la época más linda del año, Werther conoce a Carlota y se enamora de ella; mientras que en el invierno, la parte oscura y fría del año, Werther siente desilusión por el rechazo de su amada y tiene un rechazo a la vida, que concluye en el desenlace fatal de la historia: la muerte de Werther.

Alumno: Cano Ruiz Levy Heysen
Aula: 2A
E.A.P.: Comunicación Social

Anónimo dijo...

WERTHER

Juan Alvarado Fernández
Cod. 08030085

Digna obra del Romanticismo europeo, pues en ella demuestra la recóndita pasión amorosa que tendría nuestro afligido Werther a Carlota, su eterna musa imposible de expresar su gran sentimiento hacia ella, causa de sus grandes desdichas.

Al principio el protagonista, según sus cartas, muestra comodidad en su estancia en Wahlheim, describe de él sus primaverales paisajes y también narra algunas relaciones con los pueblerinos de la zona. Todo parecía apaciguador e despreocupante para Werther hasta que su mundo se estremece al conocer a Carlota. De allí que la historia empieza realmente, surge entonces las desgracias personales de nuestro protagonista, y la triste esperanza y desesperanza de poseer a su amada ignorando su noviazgo con Alberto; aunque ciertas ocasiones sabía que su destino no era más que la muerte.

Luego de aproximadamente 6 meses (según datan las cartas) estas ideas de fatalidad no serían mas que proyecciones a su pronta manifestación. Werther decide a escribir sus últimas cartas a su amigo Guillermo y a ideal Carlota, donde retorna por última vez a su casa y sucede que estando muy cerca de ella no resistió la tentación de besarla, ella se desapegó luego he hizo que el protagonista se retirara. Fue entonces que en noche navideña decidiera quitarse la vida al no soportar su disputa en el triangulo amoroso.

La obra nos dice que no todas las historias de romance son agradables, y mucho menos tienen desenlaces felices. Además es un reflejo de la cruel realidad, que particularmente se da entre los jóvenes, de muchos amores no concernidos a su declinación fatal al suicidio.

Anónimo dijo...

Opinión acerca de la obra “Werther”

Me parecieron muy interesantes algunos puntos en especial dentro de la segunda parte de la obra, como por ejemplo, el hecho de que las clases sociales son necesarias dentro de la sociedad, cosa que Werther nos da a entender a nosotros, los lectores, en palabras a grosso modo como que “gracias a eso, nosotros podemos darnos algunos momentos de felicidad”. Esta fue una parte que me llamo en especial la atención por la justificación que da acerca de este fenómeno. Otra cosa que me llamo la atención-en el aspecto sentimental de la obra- fue la excesiva atención que Werther le presta a Carlota, hasta cuando ésta se llegó a casar con Alberto, el joven Werther a través de una carta nos hace saber que él o había descolgado de su pared la imagen con el perfil de su amada Carlota a pesar de saber que ya no podía ser de él porque estaba ya casada con Alberto.
Frases de Werther como:”Qué sería si ella(…)” nos dan a entender qué tan grande era la ilusión de Werther por darse cuenta de que había la posibilidad algún día-en su mente-de que Carlota fuese suya y además cómo es que se decía constantemente cosas como:”Cómo puede ella estar con él si yo la amo” entre otras cosas. Es demasiado “romántico”,a mi parecer, el contenido de la obra.




Nombres y apellidos: Brian Gianfranco Burgos Oliver
Código: 08030279
E.A.P. Filosofía

Anónimo dijo...

Curso: Introducción a la Literatura General
Profesor: Dr. Gonzalo Espino Relucé
Alumno: David Alcalde Huamán
Código: 08030059
Escuela: Comunicación Social

La volví a leer después de algunos años

Esta novela la leí por primera vez cuando aún estaba en la secundaria, no porque algún curso lo exigiera, la leí porque me enterere que en su época este libro fue prohibido pues hizo que aumentaran los suicidios en jóvenes.
Debo reconocer que me emocionó e impactó por la forma en que se presentan lo ideales del protagonista y también por la exaltación de los sentimientos.
Ahora veo esta novela con otros ojos. No ha cambiado la novela, ha cambiado mi forma de ver las cosas, pero aun me sigue impactando esos sentimientos de amor no correspondido que pueden acabar en un crimen o en un suicidio.Luego de volverla a leer, y ya han pasado algunos años, me he dado cuenta que la trama es sencilla, pero que el autor la presenta de una manera especial para demostrarnos sentimientos y actitudes encontradas.
-Werther, es un joven sencillo, culto, apasionado, sentimental, un tanto impulsivo, se mueve por sus sentimientos, es una persona que no carece de talento, pero que le hace falta la confianza y la satisfacción de si mismo.
-Alberto en cambio es dominado por la razón y carece de sentimientos, además es un hombre de provecho, movido no por sus sentimientos, sino por intereses económicos.
-Carlota se muestra cariñosa y amable, es una mujer convertida en adulta por las circunstancias, corresponde a Werther, pero no es capaz de dar el paso final y tampoco es fuerte para rechazarlo del todo, lo quiere a su lado.
Esta mezcla de sentimientos encontrados sirve, al mismo tiempo, al autor parta criticar a la sociedad de su época que se ciñe en exceso a la norma y a los convencionalismos. Una sociedad que no permite al hombre vivir, ser feliz y obrar con libertad. También hace posible que su protagonista no se amolde a esta sociedad y, tanto su amor como las consecuencias que le traen, se conviertan en un acto de rebeldía y protesta.
En fin, es una novela magnífica y actual que nos pone de manifiesto que el amor es uno de los sentimientos más complejos que existen y que el hombre sigue moviéndose por impulsos sentimentales en gran parte de sus actos.
Personas que han sufrido y han muerto por amor hay muchas, pero pocas sufrieron como aquel joven que se enamoro de Carlota, pocos o tal vez ninguno como “el Werther” de Goethe.

Nataly Alfaro dijo...

De lo leído me pareció muy interesante la resolución a la que llega Werther; sin embargo, esta resolución se va formando no solo a medida que la angustia y el dolor de Werther van aumentando, sino que en mi parecer la resolución llega como una consecuencia del ya formado carácter o manera de ver la muerte para Werther. En el primer libro, cuando Werther conversa con Albert, le da ejemplos donde claramente muestra que la muerte para él no significa que sea de cobardes, es por esto que cuando Werther manda a su criado a pedir las pistolas a Albert, Lotte se aflige como presintiendo con qué finalidad quiere las pistolas: “Lotte entregó las pistolas al criado sin poder articular ni una sola palabra (…) volvió a coger su labor y se retiró a su cuarto, presa de una turbación espantosa y con el corazón agitado por siniestros presentimientos”.


Otro punto que me gustó es la escena del primer y único beso que se dan Werther y Lotte, ya que Werther sigue con la idea del necesario suicidio, a pesar de saber que sus sentimientos son correspondidos, que Lotte lo ama como él mismo afirma en la carta que escribe para Lotte: “Me ama, me ama… Aún quema mis labios el fuego sagrado que brotaba de los suyos; todavía inundan mi corazón estas delicias abrasadoras. ¡Perdóname, perdóname!”.

Anónimo dijo...

WERTHER

Vemos en Werther el valor de la libertad, que produce en él tranquilidad y una gran creatividad, por ello, el hecho de ser ordenado a hacer las cosas de un determinado modo le disgusta y lo obliga a renunciar al trabajo con el embajador, quien a su vez era una persona insoportable.

Tras renunciar a su empleo decide irse en compañía del Príncipe de Z., ya que este le promete que Werther tendrá libertad absoluta, en el fondo el deseo de Werther al seguir al príncipe era poder ir a la guerra, deseo que no logra concretar, ya que el Príncipe de Z., logra persuadirlo.

Werther decide marcharse y dejar la compañía del Príncipe, en el fondo quería acercarse a Carlota, aunque ella ya este casada con Alberto.
El amor de Werther hacia Carlota, que al principio sólo producía emociones agradables en Werther de pronto empieza a afectarlo, así ya no siente alegría en su alma; la naturaleza y las cosassiempre fue las que antes disfrutaba, ahora para él no tienen ya sentido.

Werther conoce a un hombre que enloqueció por Carlota, así el teme le suceda lo mismo y pierda su destino y sentido de las cosas.
La idea del suicidio empieza a rondar en su cabeza a causa del amor no correspondido, así finalmente se resigna y acepta la muerte que ocurre en la víspera de navidad.




PIER CARRETERO MINAYA
Código: 08030329

Anónimo dijo...

Nombre: Jorge Ancajima Yovera
Código: 08030288
Profesor: Gonzalo Espino
Curso: Introducción a la literatura

Frete a todas las novelas de amor que he leído, creo que esta es una de las mas filosóficas; mas que todo porque se reflexiona sobre la vida rutinaria y se critica el sentido que este tiene para los que viven obedeciendo tal costumbre.
Werther es un tipo que evade esta clase de vida; se desliga del mundo circundante para adoptar una vida mas intensa, una vida que le permita brotar su fuerza sentimental; que se le ayude a descubrir ese verdadero “Yo humano” que lleva dentro, ese “Yo humano” que muchos materialistas ignoran; y que otros lo toman como acciones cursis e ingenuas según ellos, de ningún beneficio social; pero que Werther anhela día y noche porque considera que allí reside la verdadera esencia de la vida.
Como podría decirlo una escritora: “Un héroe del sentimiento” un héroe –diría yo- sin miedo a la incontrolable que puede ser el amor a una persona en todos sus aspectos, el amor que el siente por carlota lo vuelve sensible ante cualquier circunstancia, sino fijémonos en la siguiente expresión: “¡Ah! ¡Que sensación tan grata inunda todas mis venas, cuando por casualidad mis dedos tocan los suyos o nuestros pies se tropiezan debajo de la mesa”
Solo un tipo completamente enamorado podría expresar tales detalles y por encima de todo, recordarlos.
Por todo esto, si tratamos de imaginar a Karl Marx leyendo Werther, seria una utopía creer que suspiraba de amor cada vez que aquel se expresaba sensiblemente. Tal vez otros se habrán creido lo de Andres Calamaro y lo de su canción (No se puede vivir de amor), pero en fin, solo me queda decir lo mismo que una escritora: “Para leer a Werther hay que haber amado” de lo contrario, nunca tendremos empatía con el autor.
Creo que esta lectura sirve para tener un equilibrio entre Razon y Sentimiento, para no descontextualizarnos de lo que también sentimos y para cambiar ese amor superficial que ha engendrado el hombre estos últimos tiempos, que lo convierte (como diría Kafka) en un alineado de la sociedad.

Anónimo dijo...

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
FACULTAD DE LETRAS Y CC.HH.
Introducción a la Literatura General
Profesor: Gonzalo Espino Relucé Alumno: Heli Harrison Chero López Código: 08030064
E.A.P: Comunicacion Social
Werther, para llorarlo y darle patadas
De acuerdo, este joven es muy sentimental. Su amor por Carlota es muy intenso. En verdad en muchos pasajes tuve ganas de llorar, quizás porque me sentí identificado con el personaje.
Pero a veces me parece tan patético (y eso que ya dije que me identifico con él). Hasta donde puede amar una persona a otra. A veces se pierde la razón, y esto hace que se forme en mí una especie de rencilla con el personaje.
Pienso que debió darse una oportunidad con otra chica, y quizás ser muy feliz. Quizás con la señorita B (pág. 101 ed. Salvat) que, aunque pertenezca a la alta sociedad (las clases sociales, cosa que le irrita, como lo dice en la pág. 93), se llevaba muy bien con Werther (como se aprecia en paginas posteriores).
En ocasiones creo que Werther se ha obsesionado con Carlota, y esto no es amor verdadero, a mi parecer. Y finalmente, cuando se suicida (aunque sea el desenlace trágico característico de las novelas) me dan ganas de estar allí, besar su cadáver y a la vez golpearlo (mejor aún si lo encuentro agonizando), pienso que fue muy astuto al justificar su muerte con lo que dijo en las cartas del primer libro, de que no es un cobarde el que se suicida por amor; y con lo otro de la pagina 93, de que son estúpidos los que juzgan a los demás (y estoy de acuerdo, obvia excepción de los comentarios).
Recuerdo el lema de un comercial de una gaseosa muy conocida: "el amor, te vuelve estúpido, Sprite" (y pensemos como era Werther si amó demasiado).

Anónimo dijo...

Una de las cartas más importantes escritas por Werther es la del “16 de junio”; donde él describe como a va quedando cautivado por la belleza, humildad, talento…En pocas palabras lo que él llama la perfección: Carlota.
Si bien en cierto el no presto atención a las recomendaciones que se le dieron sobre la “chica hermosa” que iba a conocer; después de verla ahí rodeada de sus hermanos quedaría anonadado por su presencia. Werther pasaría entonces a ser un ejemplo del tan debatido amor a primera vista. Después de descubrir y tratar de ocultar en un primer instante las emociones que siente al ir viendo que comparte Carlota y él tienen muchas cosas en común, al bailar y disfrutar cada momento que pasa con ella ; se da por vencido y se entrega a un puro pero fulminante amor.
Poco después al escuchar el nombre de Alberto, recuerda la recomendación antes hecha “esta comprometida”; este episodio tendrá una importancia crucial para las decisiones que en el transcurso ira tomando Werther y a pesar de querer olvidarla o alejarse de ella lo único que consigue es sentirse atrapado cada vez más y más; la llega a amar con tanta entrega que hasta en su decisión final busca el bienestar para ella, se entrega hasta en el último instante a favor de ella, haciéndose a un lado, eliminando por completo sus sentimientos y con estos a él. Para tal vez tratar de demostrar que la “felicidad” de su amada es también su felicidad, a pesar de que él no sea parte de esta “felicidad”, es capaz de utilizarse como medio para el bien de su amada, con la que descubrio el verdadedo amor.



Ayma Bonilla, Ana Bessier
08030186

bunker000 dijo...

Descartes y Goethe
Es pertinente, explorar la figura de Goethe como producto del pensamiento político –filosófico de su época (característica romántica) y como ésta determina su creación artística (dado el caso, Werther).
T.S.Elliot decía en referencia a la obra de Goethe: ´´quizá es mas cierto decir que coqueteó con la filosofía y la poesía sin hacer gran cosa con las dos (…) ’’.
El juicio de Elliot, por supuesto debatible, ofrece dos puntos en la cual la controversia quedaría en los límites de un intercambio bizantino de opiniones, estas son: la preocupación filosófica de Goethe, y la utilización instrumental de su arte para difundirla.

El método científico cartesiano (el racionalismo apareció en la primera mitad del s.xvii) estructuraba la linealidad inductiva como pilar de la creación científica moderna, además, es necesario tomar en cuenta la importancia del orden y la claridad para la aplicación del método cartesiano (los criterios de claridad y distinción constituyen el núcleo de la primera de las reglas en el que se compone el método cartesiano).

Las reglas metódicas racionalistas evidenciaban la relevancia de la armonía (oposición al caos),concepto y valoración aceptada y difundida por Goethe en su obra (advierto el significado simbólico de su creación literaria).Bajo estas premisas , el suicidio de Werther asume un significado que trasciende los raudales de la literatura (en el siglo xviii la literatura y la filosofia en Alemania se encontraban estrechamente relacionados), al aparecer Werther sumergido en las aguas tormentosas de un amor imposible , la armonía se aleja en oposición insobornable al caos .Desposeído –Werther-de la armonía y de la esperanza de retomarla , Goethe anula la existencia de Werther , cartesianamente(me permito el atrevimiento de usar esta acepción), en oposición al caos.
ERNESTO BRAVO MANCO,08030187

Moisés AZAÑA ORTEGA dijo...

Es cotidiano no estar dichoso con lo que se posee, se quiere más, entonces, para no lamentarse, se zambulle en fantasías que plazcan en considerar que el objeto deseado ya le pertenece, no obstante, al abrir los ojos la realidad le da una bofetada y la frustración empapa de pena al personaje. Similar ocurre con Werther, vive en una constante evasión de la realidad para edificar su propio mundo. Pero no solo evade la realidad a través de meditaciones profundas, sino que se va de un lugar a otro para escapar de lo que le causa daño. Por ejemplo, ni bien inicia la obra nos percatamos que él se ha marchado dejando todo su pasado en el aire. Wilhelm, su amigo a quien envía las cartas, es el único enlace que mantiene con su pasado y, además, al que aflora su sentir para que de este modo no sucumba consigo mismo en un presente prefabricado. Asimismo se introduce en lecturas de Homero y en dibujar, aparte de contemplar los paisajes idílicos que condicionan su estado anímico como una melodía que influencia, estableciendo una correspondencia premonitoria entre su sentimiento y la naturaleza.

Su estado de ánimo, a pesar de las fluctuaciones, oscila en lo mismo, es decir, en la pena, la alegría, la añoranza de un pasado feliz, la añoranza de la mujer amada, no hay un cambio brusco en la personalidad del protagonista; el Werther que se lee en las primeras líneas es el mismo que se lee al final, y es por este hecho que siempre continúa en su entraña la idea de evasión. Esta evasión sería un modo de rebeldía contra los preceptos, y, por tanto, el morir sería un acto artístico, una buena forma de morir dentro de su óptica. Aunque en realidad es la evasión de su infausta situación, la realidad que a su corazón le carcome hasta el tuétano.


AZAÑA ORTEGA, Móisés.

sanju dijo...

LA MUERTE: ¿LIBERACIÓN INFINITA DEL ALMA WERTHERIANA O EGOÍSMO SENTIMENTAL?

"El resorte que daba movilidad a mi existencia se ha roto; el encanto que me tenía despierto en las tinieblas de la noche y me desvelaba en la mañana se ha ido". Pensamiento aturdido de Werther que nocivamente iba cimentando una idea deplorable: MORIR. Extraña manera del amante de acabar con toda aquella pena de un amor no legítimo, quería morir, según él, para tener la "libertad infinita".

Pero pensar en la muerte después de llenar el vacío de su alma (saber que su amor era correspondido tras sentir las caricias de su amada) es un acto egoísta. Porque simplemente Werther pensaba en su amor por Carlota mas no en el amor de ella hacia él. Él no solo se iba a "liberar" de aquella pena sino iba a entristecer a los suyos, en especial, a su "ángel" (como la consideraba) que había aflorado sus sentimientos de amor hacia él. De verdad Werther se iba a liberar de todo ese pesar que lo abrumaba o quería escapar sin saber a dónde (?).

Por ello considero que no hubo una liberación infinita, que el amante creyó conseguir, solo esa actitud fue un mero escapismo con matiz de egoísmo sentimental.



Fiorella Andía Obregón
Estudiante de Comunicación Social
08030183

Lar dijo...

Werther II
El amor reprimido

Werther quien siente una amor tan grande por carlota se ve en la necesidad de reprimir ciertas acciones por la situación en la que se encuentra su amada, muestra como en muchas ocasiones nos abstenemos de hacer cosas que realmente queremos y que sentimos por miedo a las reacciones que estas puedan ocasionar o como es el caso de Werther porque su amada esta prometida.

Werther quien desea tanto poder estar cerca de carlota se siente cada vez peor y después de un encuentro entre los dos este decide quitarse la vida, recordando antes de eso todo aquello que vivió con su amada, pensando y planeando todo cuanto haría. Es así como ese amor reprimido llega tarde o temprano a salir a la luz y que en el caso de Werther no lo lleva a un final feliz.

Alumna: Luz Aurora Rosali Chirre Alfaro
Cód: 08030294

Anónimo dijo...

Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Facultad de Letras y Ciencias Humanas
Bautista Vargas Sendy Fiorella
08030089 E.A.P: Arte

Lealtad hacia sus sentimientos y el análisis de la imposibilidad de los mismos, conducen a Werther a formular la pregunta al inicio de la carta del 18 de agosto: “¿Es preciso que lo que constituye la felicidad del hombre sea también la fuente de su miseria?”. Quizás la pregunta busca: un despertar de actitud, ser consciente de sí mismo y determinar que consideramos “felicidad”.
Werther alberga una grandísima fidelidad hacia la libertad de sus sentimientos. El deja fluir su ilusión –protegiendo las emociones de cualquier auto-engaño— así tenga que convertirse, de forma inevitable, en un punzante apasionamiento. La pasión está determinada, evidentemente, por el ímpetu que Werther manifiesta en sus ideales.
Así mismo, el reflejo que interpreta de aquello que gira en torno a él, será la plasmación de su propio ser, las características naturales se trasladan figurativamente como manifestaciones emocionales. Cuanto más se representa a la naturaleza, ella plasma todo lo que acontece a su universo, esto sucede en cumplimiento de los designios de su situación espiritual; que, transita por caminos y rodeos difíciles de perseguir.

Anónimo dijo...

La historia muestra los sentimientos de Werther de una manera natural, de lo que se puede sentir por una persona que se vuelve todo en la vida, además traza la personalidad de un joven romántico que sufre por un amor imposible hasta el punto de que prepara concienzudamente y ejecuta su suicidio. La novela tuvo tanto impacto en la sociedad de esos tiempos que muchos llegaban imitar a Werther a tal punto que se suicidaban. Dentro de ésta se aborda lo que es la sensibilidad dentro del romanticismo, aunque algunos quizás consideren exagerado para la razón, hasta el punto de ser censurada por los sectores religiosos por considerar un mal ejemplo los actos que inducen al suicidio como salidas a los problemas. También, desarrolla una amistad fluida de la que surgirá un profundo amor, que no será correspondido, por ello Werther utiliza una de las tácticas para olvidar a carlota, decide alejarse; sin embargo, todo es en vano, comienza un exilio con una vida errática que camina en la búsqueda de un hogar, un lugar donde sentirse atado y echar raíces, un sitio donde no se sintiera aniquilado y despatriado, sin resultados favorables por cierto. Regresa donde Carlota y Alberto y pretende relacionarse amistosamente con la pareja, cree que tal vez el simple hecho de verla aminorará su pesar, sin embargo produce el efecto contrario. Otro punto resaltable es que existe una especie de dilema porque Werther al conocer que Carlota está comprometida con Alberto, aquel piensa en odiarlo en un principio pero luego se da cuenta que es un buen tipo. Finalmente una de las escenas importantes es el último encuentro que tienen Werther y su amada lo que significo mucho para él, luego de esto decide tomar la decisión fatal creyendo que es lo único le alivia y con la idea de que en el más allá se encontrará con carlota y el fin podrán estar juntos. Aunque en la actualidad puedan repetirse algunos casos como éste, considero como un acto de cobardía el hecho de no afrontar las situaciones y plantearse soluciones.
Nombre: Wilmer Erik Crespo Duran
Código: 08030306

Anónimo dijo...

Werthet, sin duda alguna, es una obra inspiradora para toda aquella persona que intenta plasmar en el papel aquel sentimiento que lamentablemente ha perdido el ser humano de hoy; me refiero a la sensación de querer volver a la naturaleza, estar lejos de la urbe y de la ciudad. Simplemente Werther hace un retorno al hábitat de donde el hombre, creo yo, salió hace muchos miles de años. Werther podría representar aquel hombre hastiado de lo convencional, él trata de ir en contra de lo normal, a él no le importa lo que la sociedad impone; sino, trata de darle prioridad a lo que siente no importándole ir en contra de los cánones sociales. Werther opta estar en paz con la naturaleza porque “¡Sólo ella posee una riqueza inagotable; sólo ella forma a los grandes artistas…Un hombre formado según las leyes, jamás producirá nada absurdo y absolutamente malo…Sin embargo, y dígase lo que se quiera, toda regla asfixia los verdaderos sentimientos y destruye la verdadera expresión de la naturaleza”. Por otro lado, en las circunstancias en que se encuentra Werther es imposible amar, porque Carlota está comprometida, pero a él no le importa, él ama sin barreras. Finalmente nuestro Werther decide suicidarse, pero por qué, acaso pensaba que la vida no tenía sentido si no la vivía con Carlota, o es que decidió morir por ella. Sin duda es un ejemplo de amor y de pesimismo lo que hizo Werther, sinceramente estoy en contra de lo que hizo, no tuvo porqué quitarse la vida, no tuvo porqué resignarse, de nada valió el sentimiento que tuvo hacia Carlota si al final no luchó por ella.

Nombre: Paulo Barboza Barboza
Código: 08030023

Anónimo dijo...

ALUMNA: Calderón León, Evelyn
CÓDIGO: 08030021
ESCUELA: Literatura

Comentario

El tema para mi comentario será sobre el amor apasionado y las frustraciones que crea ese amor no correspondido.

Todas las personas tenemos la seguridad de que nos vamos a enamorar en cualquier momento en nuestra vida. Sin embargo, es acaso probable que alguien se enamore de la misma manera que Werther se enamoró de Carlota.

Los sentimientos de Werther son intensos, apasionados; él mismo no pudo controlarlos a tiempo, así que no viendo otra salida para su sufrimiento ante un amor que nunca podrá ser (Carlota es una mujer casada) toma la fatal y cobarde decisión del suicidio.
¿Cuantos de nosotros no hemos sufrido alguna vez por temas de amor?
¿Cuantas veces nos habrán dicho que somos muy cursis por pensar en el amor como lo pensó Werther?
Muchos consideran a Werther como un personaje cursi, pero no es así. Werther amó desmedida y apasionadamente. El sentir un amor con esa intensidad no es cursi; pueden decir que Werther idealizaba mucho a carlota, pero cuantos de nosotros no hemos idealizado alguna vez a alguien de esa manera.
El amor puro que le tenía Werther a carlota fue muy grande, tan enorme que al ver que nunca podrá ser suya decide morir para que ella pueda ser completamente feliz al lado de Alberto.
Werther no tenía ninguna oportunidad con carlota, por esa razón al ver su realidad no piensa más que en huir de ella.
¿Cuántas veces hemos querido salir de nuestra realidad?
Creo que por estas reflexiones se mataron, por amor, muchos jóvenes que como Werther no fueron correspondidos por diversas circunstancias
La frustración que produce un sentimiento tan complicado de comprender como el amor es enorme; si es que no podemos controlarlo quizás tendríamos muchos casos como el de Werther.

Anónimo dijo...

: CAMPOS CARDENAS SILVIA
Código: 08030063





EL AMOR INDESCRIPTIBLE


Respecto al relato que hace Werther de lo sucedido al aldeano que se enamoró de su ama:

No he exagerado ni embellecido esta historia; hasta puedo decir que la he encontrado débil, debilísimamente y que ha perdido mucho de su sencillez, por que la he encerrado en un molde de nuestro lenguaje usual y demasiado circunspecto.

Con esto refiere que el amor es algo tan maravillo e incapaz de ser plasmado en simples palabras, en un lenguaje que se encuentra en un plano simbólico es realmente imperfecto este sistema para poder plasmar en ella algo tan inexplicable como el amor, sería como cerrarlo y enmarcarlo entre letras, que no son mas que figuras materiales desde la vista del joven enamorado, que no poseen esa magia incomprensible del amor.
Es así el amor que Werther profesa a Carlota, su amada, un amor que no encaja en una sociedad simbólica, un amor que es en si mismo y no fuera de si, encontrando el riesgo al rechazo e incomprensión.

Werther nos habla entonces de un amor rodeado de magia y sencillez, difícil de plasmar o transmitir mediante palabras; solo el lenguaje natural será capaz de interpretarlo esperando algún día alguien desligado de su entorno simbólico también interprete naturalmente este sentimiento.

raul dijo...

Antay Ramirez, Víctor Raúl
08030333
Bibliotecología y
Ciencias de la Información.


El predominio del sentir frente a la razón vendría a ser un tema importante dentro de Werther (una de las obras mas resaltantes del romanticismo europeo), que da cuenta del hombre, como el ser que concibe a su modo la naturaleza.
Werther, personaje principal de la obra, es la fuente del amor que da y no recibe, por tanto sufre. Es este, quien representa el dolor del amor no correspondido, y aunque sea difícil de imaginar para muchos, o es mas , quizá para todos, menos para Werther incluyéndome yo, estas nostalgias que derraman sangre, comienzan solo con una mirada a una mujer, que nosotros la calificamos de perfecta aunque al final no sepan valorar el amor intenso.
Muchos pueden dar burla del amor a primera vista, aunque para otros esto parezca normal en un ser que se deje guiar por los sentimientos, como es el caso de Werther.
Si bien es cierto, al inicio de la obra se muestra a un Werther en tranquilidad con la naturaleza, pero que en un momento inesperado entra en un profundo mirar y que poco después lo lleva a la muerte (suicidio)
No es momento de reflexionar, simplemente debemos darnos cuenta que vivir sufriendo cierto tiempo o toda una vida no es motivo de que nos pongamos a reír o de burlarnos de aquellas personas que pasen por esto, y no sigo mas las lagrimas y el recuerdo no me dejan continuar.

Anónimo dijo...

Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Facultad de Letras y Ciencias Humanas
Alumna: Isabel Aquino Almendre (08030237)
E.A.P.: Bibliotecología y Ciencias de la Información

WERTHER

El personaje principal Werther, persona amable, inteligente, sencilla con mucho amor por la naturaleza y por los niños; se enamora de Carlota una señorita quien a su vez se encontraba ya comprometida con Albert. En el transcurso del libro primero se da a conocer básicamente cómo Werther conoce a Carlota y el grande amor que empieza a surgir hacía ella.

En el libro segundo vemos como Werther en su afán de olvidar a Carlota decide alejarse de ella y ocupar la mayor parte de su tiempo en trabajos, así conoció a personas muy inteligentes y sencillas con quienes tuvo muy buena amistad como lo son: el conde C, el príncipe, la señorita B…, de la misma forma, también conoció a personas desagradables como el embajador. Luego de de una serie de sucesos Werther resuelve por volver a frecuentar a Carlota aun sabiendo que esta contrajo matrimonio con su prometido Albert.

Ella consiente sus visitas con lo cual solo consigue alimentar aún más aquel amor que sentía Werther, quien a mi parecer se obsesiona por Carlota, ya que en una de sus cartas dice: "Es preciso que uno de los tres muera, y quiero ser yo"; esto al ver que su relación con ella es un imposible.

Vemos también que Carlota correspondía al amor de Werther y no me baso solo en la escena del beso que se dan, sino, cuando en parte de la novela se dice: "Pasó en su mente revista a todas sus amigas, y en todas encontraba defectos… ninguna le pareció digna del amor de Werther. Después de mucho reflexionar, concluyó por sentir confusamente, sin atreverse a confesárselo, que el secreto deseo de su corazón era reservárselo a ella…".

El término de esta novela como ya lo han de saber es trágico, Werther se suicida a causa del amor obsesivo que sentía por Carlota, sin que ésta pudiera corresponderle por encontrarse ya destinada a otro hombre.

Anónimo dijo...

U.N.M.S.M

nombre: frank castañeda ayala
código: 08030166
e.a.p: lingüística


en las cuitas del joven werther; se perfilan los postulados más básicos del romanticismo encarnizados en sus personajes... La subjetividad en werther se nos muestra como parte esencial de él. EXaltación del yo hasta dimensiones casi cosmicas, percibe todo lo acaecido en la obra entorno a la relación que lleva con carlota; ejemplo claro de ello esta en el crimen pasional ocurrido en Wilhem. en Werther lo prioritario son los sentimientos de modo consecuente y desbordantemente equilibrada ya que el amor que se desencadena en él al conocer a Carlota es tan fuerte que solo es equiparable con hechos profundos y densos (el amor, la muerte). No obstante existen contrastes en torno al amor y muerte, contraste en cada uno de ellos: partiendo del amor entendido como sentimiento puro, bueno... y siendo la muerte, la fatalidad, lo que plaga todo en redor de sensaciones, sentimientos lóbregos y tiñe de negro nuestras percepciones. Pues aquí en -Las cuitas del joven Werther- la muerte es luz, es lo que pone fin al dolor,
es salvación, y hasta reparadora con el resto. en este caso: Alberto. Y el amor es desgarrador a tal punto de dejarnos sumersos en nuestra propia sangre el amor en Werther trae deseperanza y ruina .

el personaje Carlota es clara alusión al tópico de la Ilustración Alemán y al Neoclacisismo ya que esta siempre se nos muestra anteponiendo primero la razón a los sentimientos como podemos notar que ella también siente amor por Werther pero las convenciones sociales -que ella no puede destrozar- estan primero. por último y en toda obra literaria por lo general siempre estan el personaje bueno y el malo y ¿quién es malo en las cuitas...? respuesta= CARLOTA.

Anónimo dijo...

U.N.M.S.M

Nombre: Frank Castañeda Ayala
Código: 08030166
E.A.P: lingüística
Aula: 2 A

en las cuitas del joven werther; se perfilan los postulados más básicos del romanticismo encarnizados en sus personajes... La subjetividad en werther se nos muestra como parte esencial de él. Exaltación del yo hasta dimensiones casi cósmicas, percibe todo lo acaecido en la obra entorno a la relación que lleva con carlota; ejemplo claro de ello esta en el crimen pasional ocurrido en Wilhem. en Werther lo prioritario son los sentimientos de modo consecuente y desbordantemente equilibrada ya que el amor que se desencadena en él al conocer a Carlota es tan fuerte que solo es equiparable con hechos profundos y densos (el amor, la muerte). No obstante existen contrastes en torno al amor y muerte, contraste en cada uno de ellos: partiendo del amor entendido como sentimiento puro, bueno... y siendo la muerte, la fatalidad, lo que plaga todo en redor de sensaciones, sentimientos lóbregos y tiñe de negro nuestras percepciones. Pues aquí en -Las cuitas del joven Werther- la muerte es luz, es lo que pone fin al dolor,
es salvación, y hasta reparadora con el resto. en este caso: Alberto. Y el amor es desgarrador a tal punto de dejarnos sumersos en nuestra propia sangre el amor en Werther trae desesperanza y ruina .

el personaje Carlota es clara alusión al tópico de la Ilustración Alemán y al Neoclacisismo ya que esta siempre se nos muestra anteponiendo primero la razón a los sentimientos como podemos notar que ella también siente amor por Werther pero las convenciones sociales -que ella no puede destrozar- están primero. por último y en toda obra literaria por lo general siempre están el personaje bueno y el malo y ¿quién es malo en las cuitas...? respuesta= CARLOTA.

Anónimo dijo...

Esta es una historia de amor: el joven que se enamora de una chica que ya tiene novio. La novela es la representación de un conflicto arquetípico para la mentalidad y el sentimiento de aquel momento de la evolución goethiana, que era, en definitiva, la visión del movimiento de la época: el "Sturm und Drang" (tempestad y empuje). Parece algo exagerado la forma en que Werther ama a Carlota, la forma de volverla casi un ángel, una mujer sin defectos, pero es que se trata de una juventud ensalzada por un sentimentalismo morboso que vive su tragedia no sólo en la imposibilidad de un amor irrealizable, en la sensibilidad exagerada y enfermiza del individuo que se pierde en su propio sentimiento y que carece de fuerzas necesarias para vencerlo (melancolías, suicidio, sufrimiento, lágrimas), sino, también, en la imposibilidad de una adecuación al mundo que lo rodea, y que resuelve su problema en una teoría de valores en la que el suicidio es una enfermedad digna de lástima.
En resumen, el desasosiego domina al personaje de la novela, un hombre agobiado y destruido emocionalmente por su frustración amorosa. Werther da testimonio de la desesperanza de un joven enfrentado a un amor imposible que a manera de diario relata sus cuitas o penurias por su amor no correspondido.
Antezana Collins Marissel
08030269

Anónimo dijo...

• Comentario sobre el primer libro de Werther

El joven Werther escribe de manera seguida a su amigo Wilhelm o Guillermo en donde le relata su estado anímico y también le hace saber los sucesos que esta viviendo. Mientras su amigo interesado por saber de él le responde, le hace preguntas. Estás son evidentes en el momento en el que uno o en la que una se sumerge en esta obra, también percataremos de que ello es cierto debido a que las preguntas de Guillermo se muestran como un recordatorio de inicio de algunas cartas.
Además la obra Werther transmite el estado complejo del sentir o de cómo se siente el joven Werther en cada momento. Por ejemplo en su primera carta expresa su felicidad de haber tomado la desición de estar y quedarse en ese pueblo, a pesar de que a la vez siente añoranza de estar con su amigo Guillermo, aquel que lo entiende y lo escucha en cada instante; pero no siente tristeza de ello debido a que de alguna forma él se encuentra. También cuenta las razones que lo mantienen a que se quede alojado ahí, una de ellas es la naturaleza que se muestra tranquila, bella y exuberante, aquella que de manera silenciosa comprende, permanece y comparte de manera inigualable su corazón solitario o su soledad. Está se muestra como una amiga que le brinda alegrías paisajísticas, que le brinda apacibilidad a su alma. Es por ello que la admira constantemente, aunque sabe que puede ser destructiva. También expresa las alegrías que le causa el poder estar rodeado de niños, de estar rodeado de esa candidez explosiva que ellos le transmiten.
Werther se muestra también como un ser absurdo y quizás como incomprensible por su manera de actuar con la hermosa Carlota. En un principio, antes de que Werther la conozca, a él le advierten de que no se enamore de ella debido a que está comprometida, pero él se deja guiar por sus pasiones, por su sentir en vez de razonar, comprender, lograr entender que su sentimiento de amor no puede ser realizable, o sea, de que no vale la pena enamorarse debido a que le pertenece a otro.

Maira Caballero
08030289

Anónimo dijo...

CAHUANA ROJAS, ANA CRISTINA
08030307
COMUNICACIÓN SOCIAL

La depresión y tristeza por parte de Werther desencadenan en una brutal muerte, inspirada por el rechazo ciego de Carlota que aún amándolo quedando demostrado por ese sorprendente beso fugitivo que dieron, aún así ella lo evita por el prejuicio de la sociedad, del mundo y del universo.

Dentro de la misma obra se plantea una historia donde Wherter se ve reflejado: la historia del hombre que perdio la noción de la vida y la conciencia por el rechazo de una mujer, que incluso lo llevo al asesinato, Werther asimila esta historia con él mismo, por eso lo defiende con tanto ímpetu. Werther es una persona enamoradiza, que comprende la vida con la figura de una mujer, que sueña con la sombra de una mujer, que vive por una mujer y esa mujer es Carlota.

La gran atracción de esta obra sin duda es el amor, ese amor que mata, ese amor obsesivo que destruye en vez de construir. Sin duda Werther es una especulación de amor, una fuerza abrazadora de una triste pasión que sale de los límites de la realidad y qeu juega con la locura.

Mater Mariam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mater Mariam dijo...

He terminado de leer Werther…



No es sino hasta que leo la última carta de werther a Carlota que tomo la decisión de no dar una opinión crítica sobre dicha obra, sobre dicho asunto, sobre dicho caso. Se pueden hacer interpretaciones diversas e incluso darle un carácter metafórico más que literal y me refiero a como suele hacerse con obras como Cien años de soledad (García M.). Prefiero no hacer eso. Solo diré que la última carta (escrita antes de morir) fue bastante chocante, no sé si podré algún día olvidarla... Aun resuena en mi cabeza.



Alvaro Sosa.

Anónimo dijo...

Las desventuras del joven Werther, de Johann Wofgang Goethe

La novela se centra en Werther, un joven apasionado, sensible, sentimental, en definitiva romántico….
La importancia de la imaginación, el sentimiento y la intuición, llevan a que en esta obra reine la pasión y la sensibilidad. Por ello, prima el contenido frente a la forma. Todo esto facilita que la trama sea rápida, amena, fresca y también compleja. Hay una fusión de géneros: la tragicomedia y la unión de lo grotesco y lo sublime. También hay una gran libertad estilística, ya que lo que importa es el sentimiento que se transmite. El autor quiere afectar al lector, que no se quede indiferente. Para ello antepone el contenido a la forma.
El tema principal del libro es la suprema importancia del amor. Un sentimiento en este caso, totalmente apasionado, que llega a afectar de tal manera al protagonista, que lo lleva a la muerte. Werther se deja abatir por éste. Pero al mismo tiempo, este joven es alabado a la categoría de héroe. Se trata del encanto del perdedor. Es un tipo corriente, por lo que todo el mundo se identifica con él.

El libro, como el Romanticismo, exagera e idealiza los sentimientos. . La idealización es una parte fundamental de este movimiento literario, así como del amor de Werther. Los niños son a menudo un reflejo de esta idealización, ya que en ellos todo es esperanza y felicidad. Así, aparecen varias alusiones a los niños en el libro. Pero el hombre romántico, al despertar de sus sueños ideales y comprobar la dura realidad de la vida, opta a menudo por viajar o por desaparecer del mapa.
El individualismo, las ansias de libertad, el egocentrismo y como consecuencia el aislamiento, son características fundamentales para entender esta novela. Werther da una tanta importancia a su pasión amorosa, que se aleja del mundo. Parece que sólo existe lo que siente. Según el egocéntrico, la sociedad no podría entender una pena tan fuerte y tan única como la suya. Al mismo tiempo, Werther cree ser el ombligo del mundo. No existen más problemas que los suyos.
La nostalgia es otra parte importante de la obra. Werther ve la realidad a través de su mirada melancólica, producida por el desencanto de un ideal que no existe. La nostalgia romántica se plasma a veces gracias a las ruinas, a lo misterioso y a todo aquellos que aluda al pasado. Pero el Romanticismo también es lo contrario que el aburrimiento, ya que éste último es la ausencia de emociones, algo inconcebible para un soñador. La rebeldía de los románticos, como el joven de la novela, los lleva a huir de las normas y de todo lo establecido. Ello sería demasiado aburrido e insufrible.
La historia de amor imposible que acaba en suicidio tenía su origen en una experiencia propia, pero Goethe supo proyectar en ella las inquietudes de la época: exagerado sentimentalismo, angustia vital, comunión con la naturaleza... Eso explica su enorme éxito: su repercusión en las modas (vestidos, perfumes, abanicos, objetos de regalo...) y hasta en el comportamiento de los jóvenes (la novela fue condenada por la Iglesia porque su publicación desencadenó una ola de suicidios). Como el propio Goethe declaró, su libro no había sido inventado, sino que, en los años que precedieron a la Revolución francesa, corría sutilmente por las venas inquietas de casi todos los jóvenes.

María Isabel Gonzáles Ochoa.