viernes, 16 de mayo de 2008

Instrucciones para usar un celular por Milagros Carazas


Instrucciones para usar un celular

El celular (relato postmoderno, a la manera de Cortazar)



Por: Milagros Carazas



Piensa en esto: cuando te regalan un celular te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el celular, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, finlandés con SMS de colores; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la cintura y pasearás contigo.


Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su estuche como un bracito desesperado colgándose de tu cintura, o bolsillo.


Te regalan la necesidad de darle crédito casi todos los días, la obligación de usarlo para que siga siendo un celular; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico.


Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu celular con los demás celulares.


No te regalan un celular, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del celular.



Milagros Carazas, es especialista en Literatura negra. Ha publicado La orgía lingüística y Gregorio Martínez. Un estudio sobre Canto de sirena (1998).Magíster por la Universiad de San Marcos, donde es profesora.

1 comentario:

Zoilo Rodríguez Ventura dijo...

Este relato nuestra una dependencia hacia la modernidad y un susto y responsabilidad que se crea hacia el.
"Es bonito cuando lo tienes en casa", pero cuando cruzas la frontera entre tu casa y la calle sientes el temor de que te lo roben, que se caiga o que digan que es una marca barata.
Temores que afectan tu condición emocional y social "célulodependiente".
Cuando lo pierdes parece que has perdido un brazo e intentas mover el brazo inconcientemente y si te ves que el otro tiene una marca mejor al tuyo "más cara" bajas la cabeza y lo guardas bien en lo profundo de tu bolsillo así te llamen y si ves que es mejor al otro "no sabes ni que hacer por usarlo -lucirlo-".
"ya vengo, mi celular está vibrando"
www.discursiva-ed.blogspot.com