miércoles, 7 de mayo de 2008

By pass San Marcos, ¡Exigimos la REFORMULACIÓN del convenio, ahora!

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
Fundada en 1551

ACUERDO INSTITUCIONAL SANMARQUINO
Boletín 23
Lima, 7 de mayo de 2008




Cerremos el paso al autoritarismo y la ilegalidad
en San Marcos

En defensa de San Marcos y la Universidad pública:

¡Exigimos la REFORMULACIÓN del Convenio, ahora!



Los sanmarquinos estamos perplejos con lo que ocurre actualmente en nuestra universidad: primero el Consejo Universitario, el 18 de abril, tomó la decisión de "desautorizar" la construcción de una oreja vehicular sobre la Plaza Cívica como parte del intercambio vial en marcha, al que antes esa misma instancia, luego de una brevísima presentación de los funcionarios de EMAPE, sin los informes necesarios de nuestras oficinas técnicas, y tras la ingenua (o ladina) intervención del Rector Izquierdo preguntando "¿está aprobado? ¿no?, ¿sí?", había dado luz verde.

La Asamblea Universitaria, el 25 del mismo mes, sin fundamento legal, ni precisión técnica, de la misma manera informal como se aprobó el proyecto municipal, ratificó el acuerdo del Consejo Universitario. Es de notar que estas decisiones, tomadas en un escenario de movilizaciones estudiantiles en defensa de la integridad del Campus, contradicen decisiones tomadas anteriormente por esos mismos órganos de gobierno. No creemos que sus integrantes hayan experimentado una repentina toma de conciencia de que esta obra municipal recortará nuestro Campus y degradará su calidad. Más bien estas marchas y contramarchas desnudan la forma errática, improvisada y anti-institucional como se conduce actualmente la universidad, que ahora nos pone frente a una peligrosa situación.

Lo que debemos saber



La situación ahora parece irreversible. Así lo indicó el asesor de obras de la Municipalidad, Armando Molina, al decir "que no es posible atender el pedido de reformulación, ya que en la práctica el proyecto no existe, pues ahora es una obra en ejecución" (La República, 6 de mayo 2008). Luego de que los trabajos se iniciaron, según este funcionario, el proyecto se convirtió en obra y ahora es irreversible. Otra leguleyada del alcalde Castañeda. Esto parece un enfrentamiento entre corsarios. Nuestras autoridades tomaron decisiones aparentemente irracionales, pero en realidad de acuerdo a sus conveniencias políticas. Ahora, como en el caso del decano de la Facultad de Derecho –que en la Asamblea Universitaria del 21 de diciembre pasado, súbitamente inspirado por el discurso del Rector que recordó privilegios otorgados, se abstuvo en la votación sobre el tema–, ante un sorprendente escenario de protesta estudiantil, quieren aparecer como defensores de la integridad de San Marcos. Pero como dice el refrán, a "Corsario, corsario y medio"; el alcalde Castañeda, les responde que ya no estamos ante un proyecto, sino ante una obra, que nada, ni nadie, puede detener.


Como es bien conocido, nuestro movimiento docente ha sido la única agrupación que ha venido denunciando de manera fundamentada y sistemática –desde marzo de 2007– las graves deficiencias que presentan los trámites internos de aprobación de este proyecto municipal. Con argumentos serios y responsables, desde nuestro Boletín 17, de marzo 2007, especialmente en nuestro Boletín 18, de julio del 2007, pero también en el Boletín 19, de octubre del mismo año, y en los números 21 y 22, de enero y marzo respectivamente de 2008, como lo pueden comprobar visitando nuestra página web, hemos detallado que se trataba de una obra vial de necesidad pública, pero que no se había cumplido con los trámites administrativos correspondientes y que era imprescindible que su ejecución se programara dentro de un convenio que cautelara los intereses de nuestra universidad y la seguridad de la comunidad sanmarquina durante el proceso de construcción.

Electoreros oportunistas


Los sanmarquinos ya conocen la manera como se han festinado los trámites, pero quizá no saben que estas decisiones se han tomado con el apoyo de los actuales decanos y de la anterior (2006-2007) y la actual representación estudiantil. Los dos movimientos estudiantiles representados en el Consejo Universitario, "Proyecto San Marcos" (mayoría) y "La Decana de América" (minoría), sin ninguna responsabilidad, ni informes técnicos, ni legales, ahora demagógicamente conducen al Consejo Universitario y a la Asamblea Universitaria a tomar decisiones que ponen en riesgo el prestigio de San Marcos y nos exponen a las ya conocidas leguleyadas y represalias del alcalde Castañeda.


Cuando este tema se discutió en la sesión de la Asamblea Universitaria del 21 de diciembre del año pasado, el consenso parecía inclinarse a una necesaria revisión del convenio vial. Sin embargo, una antológica y dramática intervención de nuestro Rector, el Dr. Izquierdo, recordando al tercio estudiantil y a los decanos todo lo concedido, produjo un inusitado cambio de temperamento y el proyecto municipal "quedó como aprobado". Una mayoría de asambleístas, incluidos los estudiantes de "La Decana de América" (mayoría) y "Proyecto San Marcos" (minoría), se abstuvo y sólo los representantes de nuestro movimiento, acompañados por algunos asambleístas consecuentes, expresamos un voto minoritario a favor de modificar el convenio vial.

Cabe entonces preguntarse ¿qué ha ocurrido para que al cabo de cuatro escasos meses, de diciembre 2007 a la fecha, una propuesta –modificar esta obra vial–, que motivó el furibundo rechazo y represalias del Rector Izquierdo contra nuestro movimiento, ahora haya sido aprobada casi por unanimidad en el Consejo Universitario y en la Asamblea Universitaria? No han sido decisiones tomadas luego de la exhibición de fundamentos legales o técnicos. No, nada de eso, el factor clave que motivó esta decisión ha sido la proximidad de las elecciones estudiantiles. En efecto, ante la inminencia de ese proceso electoral, los diversos grupúsculos que usurpan la representación estudiantil, en particular "Proyecto San Marcos" (hoy rebautizado como "Primero San Marcos") y "Decana de América" (ahora reciclada como "Alma Mater"), así como también el hoy denominado "Frente Amplio Sanmarquino", cuyos mentores propiciaron la elección del rector Izquierdo y apoyaron sus medidas, perciben que su única carta de éxito es aparecer como opositores al proyecto vial y a la mutilación del campus. Así, a la hora undécima, los corsarios pretenden apoderarse de las naves estudiantiles que ahora surcan los mares, y los grupos estudiantiles y decanos que apoyan al Rector, y que han sido su principal sostén a lo largo de casi 2 años de gestión, y que en todo momento guardaron un silencio cómplice sobre el proyecto vial, hoy demagógicamente intentan presentarse también como defensores de los intereses de San Marcos.

¡Reformulación del convenio, ahora!


Por ello, volvemos a invocar a las mayorías estudiantiles de San Marcos para que se organicen y puedan generar una nueva representación estudiantil, totalmente distinta, integrada en un gran movimiento universitario por una revolución moral, la calidad académica, una democracia auténtica y el renacimiento de San Marcos. Nos alegra el despertar estudiantil en defensa de la institución. A 40 años de distancia, rendimos homenaje a Mayo del 68, a los estudiantes con ilusiones, auténticos, a aquellos que forman barricadas para defender sus ideas, su institución, su futuro y una nueva moral.


Ha llegado el momento del despertar estudiantil, de la renovación, del fin de las burocracias mafiosas, de los negociados clandestinos. Ha llegado la hora de defender la educación superior como bien público, de luchar por una nueva Ley Universitaria, por la elección de las autoridades a través del voto universal, secreto y ponderado, por una universidad pública de calidad y al servicio de un futuro mejor para todos los peruanos. No permitamos el atropello a San Marcos. Estamos seguros de que con el esfuerzo organizado de toda la comunidad sanmarquina, con la movilización de docentes y estudiantes, pronto será posible lograr la reformulación del actual intercambio vial, hasta convertirlo en una obra que beneficie a toda la población limeña, pero que al mismo tiempo respete a una institución educativa, pública y emblemática, que tantos servicios ha prestado a nuestro país.


Exigimos que el Rector Izquierdo, quien suscribió el lesivo Convenio vial con la Municipalidad de Lima, asuma su responsabilidad y negocie efectivamente con el alcalde Castañeda la reformulación integral del Convenio, cumpliendo los hasta ahora gaseosos compromisos adquiridos con la comunidad universitaria y plasmados en sendas Resoluciones Rectorales.


Llamamos a la docencia sanmarquina, y a la comunidad universitaria toda, a mantenerse vigilantes y a defender con firmeza los intereses de San Marcos.



¡Defendamos San Marcos!
¡Saludamos el despertar estudiantil!
¡ Mayo 68, Inmortal!



1 comentario:

Järnvarg dijo...

Estoy de acuerdo con la reformulacion del proyecto, no me parece legitimo el proceder de las autoridades, sin embargo hemos de proceder con cautela y evitar excesos emotivos que puedan ser capitalizdos por extremistas comunistas que se benefician de situaciones negativas como la que estamos viviendo ahora, San Marcos es de todos por ser pública y debemos de defender la pluridad y establecer el concenso como un principio democratico donde se logre acuerdos desde más de una perspectiva ideologica y no unicamente de una, las autoridades siembran una campo de viloencia cosechada por extremistas, y entre ambos extremos del espectro padecen las vistimas de ambas actitudes negligentes, no se debe permitir a nadie capitalizar y manipular nuestras angustias y necesidades.